“Disculpa mamá por el desorden”. Así vivían Ginóbili y Nocioni en su habitación en Río