El Milán alcanza su máxima anotación en un primer tiempo (54 puntos) y ya es cuarto en la Lega ¿En la senda de la regularidad?

El Milán alcanza su máxima anotación en un primer tiempo (54 puntos) y ya es cuarto en la Lega ¿En la senda de la regularidad?

El conjunto transalpino ha conseguido encadenar dos victorias consecutivas y ya está por delante del Cantù y el Siena. La reválida, el próximo fin de semana ante el líder Cimberio Varese.

Si algo define la temporada del EA7 Emporio Armani Milano es la irregularidad. En la Euroliga no se clasificaron para el Top16, en la Copa cayeron en cuartos de final y en la competición doméstica han sido capaces de lo mejor (vencer en la pista del Montepaschi Siena) y de lo peor (perder en casa ante el asequible Montegranaro por 14 puntos).

Esa irregularidad les llevó a perder dos partidos consecutivos en su cancha: ante el Vanoli Cremona (78-81) y la Sutor Montegranaro (71-85). Sergio Scariolo salía en rueda de prensa pidiendo “disculpas a los aficionados y al club” además de “autocrítica”. De hecho en el segundo partido se escucharon cánticos contra el ex seleccionador español e incluso Sandro Gamba, Hall of Famer y que dio diez títulos de liga al Olimpia, criticaba al técnico por no presentar su dimisión en un artículo publicado en La Repubblica.

Después de esas dos derrotas dolorosas el EA7 Emporio Armani Milano ha remontado el vuelo. Consiguieron vencer la pasada jornada en la pista del segundo clasificado, el Sassari, al que le endosaron 51 puntos en los dos primeros cuartos (79-85) mientras que en la presente se impusieron al Scavolini de Pésaro con 54 tantos en los 20 minutos iniciales (93-65). Además, las derrotas del Siena en Cremona y del Cantù en Biella han hecho que el equipo ascienda a la cuarta plaza que le da el factor cancha en la primera ronda de los playoff a una victoria del tercer clasificado y a dos del segundo.

La próxima jornada visita la cancha del líder, el Cimberio Varese. Esta será la mejor oportunidad para demostrar si los últimos números han sido solo una casualidad o una realidad.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *