Jason Collins, pívot de los Wizards, se declara homosexual y Kobe Bryant es el primero en apoyarle

“Soy negro, soy pívot de la NBA y soy gay’’. Con estas palabras, Jason Collins, pívot de los Wizards de 34 años y 2.13 m., se ha convertido en el primer atleta de las cuatro grandes ligas profesionales (baloncesto, béisbol, fútbol americano y hockey sobre hielo) en hacer pública su homosexualidad. Lo ha hecho a través de una entrevista en Sport Illustrated y en ella declara que ha dado este paso, después de vivir años haciéndose pasar por heterosexual entre sus compañeros, para quedar en paz consigo mismo. Kobe Bryant, a través de twitter ha mostrado su “orgullo˝ por haber dado este paso. ˝Nunca ahogues quién eres por la ignorancia de los demás”, escribió el alero de los Lakers.

Collins dice en la entrevista que se decidió a dar el paso después de que su compañero de habitación en la universidad de Stanford, el senador Joe Kennedy, asistiera el pasado año a la marcha del Orgullo Gay y que él no se atreviera a acudir. Dice Collins que “espero lo mejor, pero estoy listo para lo peor”, en referencia a la reacción de sus compañeros de la NBA.

Hasta ahora sólo un jugador, John Amaechi ,se atrevió a contarlo en un libro autobiográfico en 2007 una vez retirado de la competición. Collins, en cambio, volverá a un vestuario la próxima temporada. Hasta ahora, Tim Hardaway, cinco veces All Star en unas declaraciones a raíz del libro de Amaechi, ha sido el más duro contra los homosexuales, ‘‘soy homófono’’, dijo para añadir que ‘‘estas personas no deberían estar ni en el mundo ni en Estado Unidos’’. Más tarde manifestó arrepentirse de lo que había dicho pero el impacto de sus palabras ya era imparable.

Ahora, el comisionado David Stern y el ex presidente Bill Clinton, entre otros, han mostrado su apoyo y admiración por la valentía de Collins, que ha jugado, desde 2001, en los Nets, Grizzlies, Wolves, Hawks, Celtics y Wizards; en total 713 partidos. No ha tenido ningún problema hasta ahora, pero no sabe cómo reaccionarán los demás en el futuro. ‘‘Espero que los jugadores y entrenadores me respeten˝, concluyó Collins.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *