Mal rollo en el Maccabi. Los jugadores se sienten humillados por los gritos de Blatt y éste señala al banquillo como el culpable de todos los males

Mal rollo en el Maccabi. Los jugadores se sienten humillados por los gritos de Blatt y éste señala al banquillo como el culpable de todos los males

A punto estuvo de verse sorprendido el Maccabi por el Maccabi Rishon Lezion en la última jornada de liga. David Blatt criticó duramente a los suplentes del equipo a los que castigó con un entrenamiento especial en el día de descanso.

No bajan las aguas tranquilas en el Maccabi de Tel Aviv. Ya contábamos que la eliminación sin paliativos del equipo ante el Real Madrid en cuartos de final de la Euroliga por un 3-0 había abierto las heridas en el vestuario. Se avecina una revolución en el conjunto de Israel y es que Blatt parece haber dado con la tecla: “cambiamos todo el equipo cada año y eso nos hace más débiles”.

Pero lo primero será acabar la vigente campaña y no parece que vaya a ser fácil. El pasado fin de semana pasaron apuros para vencer al Maccabi Rishon LeZion (77-71) tras una espectacular remontada del equipo rival al que vencían por 25 puntos y que llegó a ponerse por delante 62-63 en el transcurso del último cuarto.

Y es que el técnico David Blatt parece que perdió las formas según recoge Walla gritando a los jugadores según se reducía la desventaja. “Somos el Maccabi. Los jugadores deben estar en el partido; han de jugar hasta el final” reconocía a la finalización del choque el técnico del Maccabi, señalando al banquillo como el culpable del apagón de su equipo: “La aportación de los suplentes fue despreciable”. Además, suprimió el día de descanso de los suplentes Planinic, Caner-Medley y Pnini, castigándoles con un entrenamiento especial.

Tampoco parecen sentirse muy a gusto con Blatt algunos miembros de la plantilla. “Odio que todo el día me estén gritando. Es desagradable que estén riñéndote todo el rato. Unos cuantos jugadores se sintieron humillados y no es la primera vez. El ambiente no es bueno. Es una atmósfera que no te hace disfrutar sino todo lo contrario”. Estas eran las declaraciones de un jugador anónimo del vestuario macabeo a Walla! Sports. 

¿Cómo acabará la temporada del Maccabi?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *