NBAEstás viendo//Todos los Drafts de la NBA en el Siglo XXI – Año 2002, el año chino
Todos los Drafts de la NBA en el Siglo XXI – Año 2002, el año chino

Todos los Drafts de la NBA en el Siglo XXI – Año 2002, el año chino

El premio a rookie del año fue para Amar'e Stoudemire tras promediar 13.5 puntos y 8.8 rebotes por partido

El año 2002 fue flojo para los intereses del baloncesto norteamericano. No fue un Draft especialmente llamativo para la NBA, todo lo contrario que para el viejo continente, pues entre los nombres de la lista, aparecen muchos que triunfaron en Europa años más tarde.

1 – Yao Ming (Shanghai Sharks/Pívot) elegido por Houston Rockets

La muralla china. La torre más famosa del continente asiático. El titán que prometía suceder a los grandes pívots de los 80/90. Yao se convirtió en el primer jugador internacional en ser seleccionado número 1 del Draft sin pasar por la universidad. Un gigante andante. 229 centímetros de estatura y la sonrisa más sincera y caricaturizada en las redes sociales. El meme que se forjó en las entrañas de un hombre peculiar.

Su altura fue el atractivo principal de cara a postularse como fichaje dominante en la tabla de las jóvenes promesas. Fue ver su envergadura y enamorarse. Amor a primera vista secundando por buenas prestaciones en la estadística. Los Rockets le pusieron un anillo en el dedo y Ming, fiel y conforme, pasó cada día de su carrera en la NBA pegado a Houston. Solo sus maltrechos pies apartaron su estatura de la mejor liga del mundo. Un icono más allá del baloncesto. Referente para su país.

Mejor temporada NBA: (2006-2007) 25 puntos, 9.4 rebotes y 2 tapones

2 – Jay Williams (Duke/Base) elegido por Chicago Bulls

El mejor jugador universitario. Un base jugón que pretendía reconstruir la casa del éxito en la que un día se asentó MJ. Un sueño que inspiraba alegría, pero que quedó truncado tras un accidente en moto.

Uno de los jugadores con más elegancia y talento que han pasado por Duke en los últimos 20 años, abrazó la NBA, aunque le costó adaptar su estilo a una liga mucho más exigente en cuanto a ritmo y físico. No pudimos ver todo su potencial, no tuvo tiempo de enseñarlo ante los ojos de todo el planeta. Su moto, con él al mando, se estrellaría contra un poste a más de 100 km/h provocándole lesiones muy serias que terminarían con su carrera deportiva. No en ese instante, pero nunca llegaría a recuperar su nivel.

Con 26 años estaba fuera del radar. Fuera de un mundo al que había dado tanto. No podía más y se fue hundiendo en sus tinieblas. Bebida, depresiones e, incluso, dos veces intentó quitarse la vida. Estaba perdido, pero sus seres queridos le apoyaron hasta ver la luz al final del túnel. Ahora, Jay es uno de los periodistas más reconocidos en el baloncesto colegial.

Mejor temporada NCAA: (2000-2001) 21.6 puntos, 3.3 rebotes y 6.1 asistencias
Mejor temporada NBA: (2002-2003) 9.5 puntos, 4.7 asistencias y 2.6 rebotes

3 – Mike Dunleavy (Duke/Alero) elegido por Golden State Warriors

La alargada sombra de su padre no le impidió labrarse su propio nombre en la universidad y ganar con los Blue Devils todo lo posible. Su versatilidad en la pista fue siempre su punta de lanza. Los entrenadores que fueron moldeando su talento, se hicieron cargo, a su vez, de un jugador capaz de ofrecerles diferentes oportunidades sobre el parqué.

Dentro de toda su baraja, el ataque siempre resaltó. Facilidad para aprovechar su altura y agilidad para dejar el balón en el aro con sumo cuidado. Muñeca precisa que fue ganando enteros con el paso del tiempo. Un jugador estable que aportó puntos, rebotes y compromiso, mucho compromiso, en todas las franquicias por las que pasó. Jugador de equipo.

Mejor temporada NCAA: (2001-2002) 17.3 puntos, 7.2 rebotes y 2.1 asistencias
Mejor temporada NBA: (2007-2008) 19.1 puntos, 5.2 rebotes y 3.5 asistencias

4 – Drew Gooden (Kansas/Ala-Pívot) elegido por Memphis Grizzlies

Viajero incansable. El jugador errante. Sin casa. Sin compromisos. Ofreciendo su baloncesto a diestro y siniestro. Gooden se ha recorrido los Estados Unidos de un lado al otro. Tanto es así, que ha vivido traspasos de todo tipo. En uno de sus múltiples cambios de bando, la noticia no le llegó por otra vía que la televisión. Así se enteró de que tenía que hacer las maletas y conocer mundo.

Son numerosas las franquicias por las que ha pasado, y en todas ellas aportando minutos de intensidad, dureza y trabajo. Mucha personalidad sobre la cancha.

Pintaba colorido y con matices de interior dominante, pero su sitio lo encontró en una parcela más oscura del baloncesto. Un leñador rocoso que se acostumbró a pelear en la pintura y partirse la cara por los suyos. Buen reboteador y muy contundente cerca del aro. Trayectoria muy digna.

Mejor temporada NCAA: (2001-2002) 19.8 puntos, 11.4 rebotes y 2 asistencias
Mejor temporada NBA: (2004-2005) 14.4 puntos, 9.2 rebotes y 1.6 asistencias

5 – Nikoloz Tskitishvili (Benetton Treviso/Ala-Pívot) elegido por Denver Nuggets

Un físico con potencial, estatura de pívot (2’13 metros), un tiro peligroso y soltura ofensiva es lo que vieron en la NBA para arriesgarse a dar una quinta elección por un chico recién salido de la LEGA y con apenas experiencia en la alta competición. El georgiano estaba verde, pero confiaron en sus condiciones y dieron mucho por hacerse con sus servicios, no obstante, todo acabó en humo gris.

Buscó su hueco en la NBA, sin éxito, durante varias temporadas, aunque cansados de la espera, las franquicias empezaron a quemarse y dejar de poner contratos a su nombre. Tuvo entonces que salir a conocer la Tierra. España fue su primer destino, pero después vendrían algunos más exóticos como Irán o Líbano. Un gran fiasco al que el peso de su rápido ascenso terminó por asfixiar.

Mejor temporada NBA: (2002-2003) 3.9 puntos, 2.2 rebotes y 1.1 asistencias

Elecciones de interés

7 – Nene Hilario (Vasco da Gama/Pívot) elegido por New York Knicks

Todo potencia y músculo. Tremendo físico el de este jugador brasileño. Una mala bestia que encandiló con su poderío interior a los ojeadores de la NBA. Dejó la samba y se agarró a una pelota naranja para cruzar de sur a norte América y sellar con fuego y fuerza su estancia en la mejor liga del mundo.

No es fácil adaptarte al nivel físico que se exige en la NBA, por mucho que ese sea tu fuerte, pero Nene, cargado de paciencia y ganas de demostrar su valía, optó por exprimir sus posibilidades y ganarse una plaza entre los mejores.

Después de tanto tiempo, sigue dando la talla. Ha perdido el protagonismo de antaño, cuando la titularidad no se le escapaba, pero se ha reconvertido en una opción viable cuando se necesitan garantías de lucha y entrega en la zona.

Mejor temporada NBA: (2008-2009) 14.6 puntos, 7.8 rebotes y 1.3 tapones

9 – Amar’e Stoudemire (High School/Ala-Pívot) elegido por Phoenix Suns

La vida no se lo puso fácil, pero salió adelante y se convirtió en uno de los rostros más reconocibles de la NBA en la primera década del siglo XXI.

Su infancia no fue diseñada por un guionista de Disney. Todo lo contrario. Sufrió desde la muerte de un ser querido, hasta la pérdida de otro entre las calles. Cualquiera se habría venido abajo y nadie podría esperar lo contrario, pero Amar’e se negó a bajar los brazos y nadó hasta la orilla para besar la arena y coronarse como rey en su tierra.

Fue tremenda su entrada. Rápido en la pintura. Espigado y corpulento. Imparable en cuanto se giraba y sorteaba a su par. El monstruo que viene a verte cada noche para machacar en tu cara. Sensacional en ambas pinturas. Reboteador nato y carismático. Un jugador con personalidad, de los que levanta a la grada. Ese era Amar’e, y aunque las lesiones frenaron su carrera y le obligaron a dejar la NBA antes de lo previsto, siempre lo será en el recuerdo se todos los que le vieron (vimos) jugar.

Mejor temporada NBA: (2010-2011) 25.3 puntos, 8.2 rebotes y 1.9 tapones

10 – Caron Butler (Connecticut/Alero) elegido por Miami Heat

“¿Ser como Michael Jordan? Yo quería ser traficante, no una estrella de la NBA” relataba Caron en su autobiografía. Butler coqueteó con la cocaína, el crack y la marihuana en su adolescencia. El reformatorio se convirtió en un lugar de paso habitual y la policía su gran enemiga. El dinero siempre fresco en su bolsillo, eso era lo único que anhelaba, hasta que, por fortuna, el baloncesto cambió su vida y le ofreció una alternativa. La primera en creer en él fue su madre, y el segundo, Rick Geller, un oficial de la policía que salvó a Butler de la cárcel.

Caron fue apartándose de aquella vida criminal y acabó por dar la vuelta a su destino. Quería un futuro. Nada más. Pero su talento era grande y sus ganas de superación dentro de la pista pronto demostraron que sería mucho más que un simple jugador de baloncesto. No tenía una vida corriente y no iba a ser un jugador corriente.

Butler disfrutó de buenos años en la NBA, siendo temido y respetado por sus compañeros de profesión. Era capaz de hacer de todo dentro de la pista y marcar diferencias en el poste bajo y media distancia, incluso, desde el perímetro con el paso de los años. Puso fin a su trayectoria a principios del 2018 con un anillo en su poder. Completo y ganador. De los que no quieren perder ni a las chapas.

Mejor temporada NCAA: (2001-2002) 20.3 puntos, 7.5 rebotes y 3 asistencias
Mejor temporada NBA: (2007-2008) 20.3 puntos, 6.7 rebotes y 4.9 asistencias

Mayor fracaso

6 – Dajuan Wagner (Memphis/Escolta) elegido por Cleveland Cavaliers

Hubo varios fracasos entre los cinco primeros, pero saliendo de ese manto, nos quedamos con el siguiente de la lista, Dajuan Wagner.

Anotador brutal. Capaz de alcanzar 100 puntos en un mismo partido. Un genio salido de Camden, no de una lámpara. Uno de los mayores talentos que salieron de New Jersey. El Rey de NJ para algunos. El Mesías, como le conocían en su ciudad natal. Tenía un don para encestar, pero aquel regalo se esfumó entre lesiones y enfermedades estomacales que le impidieron exponer sus trucos ante el gran público.

No llegaba a los 190 centímetros de estatura, pero no le hacía falta más para ser determinante penetrando hacia el aro. Tenía soluciones para todo tipo de situaciones y sabía lidiar con diferentes tipos de defensores. Ese paso atrás, para salvar el tapón, pasaba por su cabeza y sus piernas antes siquiera de que la cámara lo captase. Puro brillo estropeado por la salud. Un quiero y no puedo. Una pena, pues si le comparaban con Iverson sería por algo.

Mejor temporada NCAA: (2001-2002) 21.2 puntos, 2.5 rebotes y 3.6 asistencias
Mejor temporada NBA: (2002-2003) 13.4 puntos, 1.7 rebotes y 2.8 asistencias

Mayor robo

35 – Carlos Boozer (Duke/Ala-Pívot) elegido por Cleveland Cavaliers

Una de cal y otra de arena. No fueron afortunados los Cavaliers con su primera moneda al aire, pero con la segunda dieron en el centro de la diana. Un oso pardo con mal genio que se ganó el afecto de los aficionados de la NBA a base de un juego duro, correoso y valiente.

Se acostumbró al doble-doble y vivió acompañado de esas cifras durante buena parte de su carrera. Su rara, pero sorprendentemente efectiva, mecánica de tiro, daría mucho que hablar en los años de apogeo de su baloncesto.

Ganó muchas batallas, perdió otras, pero siempre puso la cara. Jugador con garra y coraje. Retirado a los 36 años con un oro olímpico en sus vitrinas y una hoja de resultados repleta de notables.

Mejor temporada NCAA: (2001-2002) 18.2 puntos, 8.7 rebotes y 1.1 asistencias
Mejor temporada NBA: (2006-2007) 20.9 puntos, 11.7 rebotes y 3 asistencias

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)