REDES

‘Ni pociones… ni opciones’. Ajero repasa la segunda jornada de cuartos del Eurobasket

‘Ni pociones… ni opciones’. Ajero repasa la segunda jornada de cuartos del Eurobasket

El talento ya no es que no sirva de nada sin trabajo. Es que ahora vale de poco, también, sin el músculo. Joder, vaya vida más perra de los tocados por la naturaleza. Han de currar y de estar cachas, es demasiado para un deportista. Quizás, lo más cómodo es seguir apostando por las formas clásicas de artisteo, que exigen menos.

Quería hacer un alegato de eso. Pero no puedo. Me encantaría haber cantado la victoria de Grecia. Es que vivo enamorado de su basket y de sus maneras de antes. No he podido. Han venido a no meter puntos y se han ido con un billete más lejano que el que ellos esperaron.

No pudieron con Rusia. Los rusos son la sorpresa del campeonato. Más que Eslovenia. De hecho, Eslovenia nos puede llamar la atención, pero son un buen equipo en tiempos modernos. Rusia esquiva los campeonatos desde hace un lustro. Desde que nos ganaron en España, no han mantenido rumbo fijo.

Lo que pasa es que hemos visto una transformación inesperada de jugadores ocultos. Me flipa Fridzon y la versión del ejército rojo de Kevin Love, Vorontsevich. Los dos no llaman la atención en el CSKA, pero han mutado carácter y son importantes con la camiseta nacional.

En fin, pudieron en tres cuartos con Grecia. El primero lo perdieron contra el Calathes que a veces vemos, el candidato a MVP de la Euroliga, controlador de juego y anotador.

BOGDAN

Dos años seguidos mejor jugador joven de la Euroliga, Bogdan se ha hecho mayor en 2017. Ganó el cetro continental, habló con Obradovic y se fue a los Kings a ganar 12 kilos por año. En su camino, ha querido estar con una selección sin dos MVPs, Bjelica y Teodosic.

La selección mutó suya y los cuartos, igual. De verdad. Italia lo intentó pero eran peores jugadores y peor equipo. Bogdan no tuvo su mejor noche, ni mucho menos en el tiro. Pero decidió emparejarse con Belinelli y que él, tampoco lo tuviera.

Italia siempre juega con ese factor sorpresa. Si mete, la lía. Pero esta vez, se la liaron desde el principio. Siendo el mejor en ambos lados de la cancha, Bogdan parece que no tiene tanto talento. Pero está cachas, curra mucho y anota como los ángeles.

Esta Serbia es un equipo. Arrasó a Italia por dentro, controlando todo el rebote. Por fuera defienden, ponen músculo y esa puñetera facilidad que tienen para jugara esto. ¿De verdad que Naismith no era de allí?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *