free stat tracker
cabecera
Semana del 2 al 8 de Octubre de 2012
    1 de agosto de 2014
367/3469

En el prestigioso Oak Hill se halla el base de 1.78 m. que podría llegar a la NCAA en la 2013/2014.

Gonzalo Santana, un grancanario en el High School de Rajon Rondo y Carmelo Anthony

(Foto: GONZALO SANTANA.)
Por Carlos Velasco
x
carlosvelascoeaies/14/6/14/18
http://www.gigantes.com
Última actualización 31/01/2013@10:02:44 GMT+1

Marco Porcher fue el pionero y Gonzalo Santana ha seguido sus pasos. El grancanario de 17 años y 1.78 m. resultó escogido hace meses por el prestigioso High School donde Brandon Jennings, Carmelo Anthony, Jerry Stackhouse, Josh Smith, Rajan Rondo, Ty Lawson, Michael Beasley, DeSagana Diop y Kevin Durant han pasado. A finales de octubre comenzó a jugar en una competición de High School donde su equipo espera igualar el 44-0 de la temporada pasada. Ya van con 1-0.

(Foto: GONZALO SANTANA.)

Gonzalo Santana está viviendo el sueño de una parte de los norteamericanos que quieren estudiar en una de las instituciones formativas más exigentes y competitivas de EE.UU., Oak Hill. En medio del bosque y prácticamente perdido en la nada en el estado de Virginia (¿se acuerdan de la película ‘El bosque?’) se encuentra este centro en el que el tiempo libre se basa en estudiar y jugar al baloncesto.

Recordemos que Oak Hill Academy es un colegio que pertenece a la iglesia baptista, muy conservadora y rigurosa, donde hay una línea que separa a los chicos de las chicas. El que la traspase, expulsado. Allí solo hay teléfono comunitario y la ciudad importante más cercana, Charlotte en Carolina del Norte, está a casi 3 horas de coche. Es un colegio duro donde llegan algunos alumnos con comportamiento dudoso y malas notas. Esto no afecta a la política del equipo de basket donde las notas, el comportamiento y rendimiento antes de llegar a Oak Hill y después en la pista deben ser sobresalientes para no ser expulsado en plena temporada.

El coach Smith es el entrenador de Estados Unidos más reconocido después de 28 anos de experiencia y no permite el más mínimo error. Ni dentro ni fuera de la pista. Oak Hill Academy está en medio de la nada. Sólo hay plantaciones de tabaco. No hay cobertura de móvil, sólo el telefono comunitario. “Sólo jugamos al baloncesto, estudiamos y dormimos. Eso es todo lo que necesito ahora”, dice Gonzalo. En principio no tienen ni Facebook porque está bloqueado aunque hay modos de trampear el wifi del entrenador que sí que tiene acceso libre a internet. “A pesar de lo contado del colegio me compensa estar tan aislado del mundo. Para los estudios sobre todo. Lo único que puedo hacer es estudiar ya que la nota de este curso cuenta mucho a la hora de conseguir una beca para jugar y estudiar en alguna buena universidad americana. De momento lo llevo bien”, explica Gonzalo desde el estado de Virginia, donde está localizado este High School en el que podrá estar sólo este año ya que en el siguiente curso él ya será senior.

El régimen de alojamiento que llevan es desmesurado. De 6:15 a 7 hay un entrenamiento personal frecuentemente. De 8 a 14 h. acude a clase y de 14 a 16:30 entrena (a veces incluso más tiempo). ¡A las 17:45 cena! y después hace los deberes para terminarlos antes de las 21:30, momento en el que apaga la luz. “Este colegio es bastante duro, pero gracias a este sistema de exclusividad estoy sacando buenas notas”. En el primer cuarto del curso, ha promediado un 9.6 de media.

Los lectores se preguntarán por qué se ha ido allí: “Mi hermana Alejandra ya estudiaba en Washington D.C. en la American University. Siempre quise jugar al baloncesto y estudiar en EE.UU. Fui hace tres veranos a un campus de Las Vegas y a otro en Florida y finalmente decidí quedarme en la IMG Academy de Florida. Era una buena academia pero decidí buscar una mejor competición. Aquí se estila mucho mandar vídeos a los entrenadores y eso hice. Tuve la suerte de que mi ‘coach’ actual me localizó. Es un poco distante pero sabe de baloncesto. Ha entrenado a 12 jugadores NBA y lleva 28 años en el colegio. Se nota que controla”.

Se define más como base director (estilo europeo) que como eléctrico penetrador (base americano) y su dominio del bote es la clave. Su meta es jugar en la NCAA como Marco Porcher que milita ahora en Florida International. “Después ya se verá cuando termine mis estudios y vuelva a España. Creo que ésa es mi meta pero la vida da muchas vueltas”, se sincera. Ante todo ahora debe estudiar en Oak Hill: “Debo tener una determinada media para jugar y si no al banquillo como Brandon Jennings algunas veces”. El hermano de Brandon, Terrence Phillips, (compañero de Gonzalo) ya está avisado.
 
¿Y de dónde ha salido este base?
Gonzalo se tomó en serio el baloncesto desde que fichó por el Gran Canaria en infantiles. “No tuve ningún familiar que jugase al baloncesto pero mis padres siempre me apoyaron mucho desde pequeño. Empecé a jugar en un colegio de Las Palmas. Mi primer deporte fue el fútbol pero luego me pasé al baloncesto desde mi etapa de preminibasket. En infantil me fichó el Gran Canaria combinando con el junior B, después en el cadete doblando con el junior A”, nos relata. Su objetivo era mejorar el inglés y estudiar en Estados Unidos. “Fui al Instituto Americano en la isla durante dos años. Después viajé a Florida en la temporada pasada. No era un angloparlante pero ya me manejo”. El sistema americano posibilita los estudios y el baloncesto. "Antes en España me afectaba el tema de los estudios para poder doblar entrenos”, afirma. 
 
Con NBAs por las paredes
Steve Smith lleva 28 años en el colegio y ha entrenado a jugadores como Rajan Rondo; Brandon Jennings, cuyo hermano pequeño está en su equipo; Carmelo Anthony; Kevin Durant; Michael Beasley; o Josh Smith. “Tenemos jugadores de todas partes: un griego, un lituano, un chino, un senegalés y yo. Jugadores que lleven más de un año aquí hay tres: un griego y dos americanos. El resto somos nuevos”.

Oak Hill escoge a los mejores de todos los High Schools. Lo que más me ha asombrado es la gran competencia que hay en Estados Unidos. Debido a que todos los jugadores tienen un gran nivel todos quieren competir con el resto y se refleja en la intensidad del entrenamiento, los cuales son de mucho nivel y cada día tienes que estar muy concentrado para estar a la altura, entre otras cosas porque continuamente nos visitan entrenadores de universidades como Duke, North Carolina y North Carolina-State que están a 3 horas de coche buscando jugadores para la próxima temporada.

El base actual de Duke, Quinn Cook, salió de Oak Hill hace 2 anos. El segundo base de North Carolina-State, Tyler Lewis, terminó su estancia en Oak Hill en junio de 2012 pasado y uno de los bases de North Carolina para el próximo curso es su companero Nate Britt. “Con él tengo que competir a pesar de tener 2 anos más que yo y de tener un estilo opuesto al mío. De momento manda él y además es un buen tío, humilde y trabajador que rechazó una oferta de Duke y de Georgetown. ¡Ya quisiera yo rechazar alguna! Por otra parte después todos vivimos juntos lo que hace que nos relacionemos bien y que se refleje en la pista. Tenemos la meta de ganar cada partido como en la temporada pasada que quedaron con 44-0. Jugaremos por todo el país alrededor de 40 ó 45 partidos”.

El ambiente del baloncesto de High School es una película sin parangón en Europa: “Se vive totalmente diferente a Europa... Cámaras vídeos, entrevistas después de los partidos, periodistas, algunos partidos televisados por la ESPN... Todo el colegio va a ver los partidos y aficionados de todas partes que también viajan para vernos jugar si tenemos partidos fuera de casa. Se gastan el dinero, piden autógrafos… Es una cosa totalmente diferente a Europa”.

En Oak Hill se mira también al pasado porque los NBA actuales dejaron records imborrables. “Se dice que el equipo de Rondo, donde también jugaba Josh Smith, ha sido el mejor equipo. No perdieron ningún partido y Rondo tuvo el mayor número de asistencias en un partido, 31. Luego en la temporada hizo 494”. Para intentar llegar a ese nivel Gonzalo se concentra al máximo e intenta seguir una serie de rituales. “Me suelo visualizar en pleno juego, intento pensar en positivo, estirar, escuchar música en la cama con los ojos cerrados, pero sin dormirme, ya que no me gusta antes de un partido”, especifica.

Él estará esta temporada en Oak Hill (ya tendrá edad para entrar en la NCAA en la 2013/2014) y sin duda la presencia de su familia le vendría bien, pero la distancia provoca que no les vea a menudo. “Mis padres me vienen a ver dos veces al año. Luego mi hermana vive en Washington. A veces cuando tengo un puente voy a verla un par de días. Ella estudia política internacional en Washington DC”.

Aún queda más de la mitad de la temporada y Gonzalo espera seguir progresando en un ambiente exclusivo con las fotografías de varios ídolos en la NBA al fondo.

(Foto: GONZALO SANTANA.)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (32)   No(1)
367/3469
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Gigantes.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.