free stat tracker
cabecera
Hemeroteca :: Edición del 09/06/2009 | Salir de la hemeroteca
6/12

La semana

Por Paco Torres

Última actualización 09/06/2009@12:00:12 GMT+1
Un cruce de azares en la Viena de la post guerra sirvió como marco para extraordinaria novela ‘El tercer hombre’, escrita por Graham Greene, que luego sirvió de argumento para la no menos extraordinaria película que, con el mismo título, protagonizaron en 1949 Orson Wells y Jospeh Cotten. El Real Madrid podría decirse que acaba de vivir una guerra cruenta en la que un ex presidente ha salido chamuscado y otro ex llega como redentor de todos los males. Florentino Pérez sería nuestro primer hombre. Ettore Messina, el segundo. Sí, porque Florentino Pérez –que el otro día se estrenó como presidente en el partido que el equipo de baloncesto ganó al Tau– ha mantenido un respetuoso silencio sobre el baloncesto madridista, mientras éste se ha mantenido en competición. Pero el sábado por la tarde el Real Madrid de Joan Plaza acabó su errática andadura y esta semana acelerarán el presidente y Jorge Valdano las conversaciones con el entrenador italiano, cuatro veces campeón de la Euroliga –el claro objeto de deseo madridista– y que querría que la quinta fuera con el Real Madrid.

Si quieren los dos, pensará el lector, todo está claro. No tanto. Me consta que Florentino quiere potenciar al máximo un equipo que lleva dos temporadas más a la deriva que otra cosa y que no ha terminado de cuajar en el gran proyecto que parecía poder forjarse después de la mágica temporada 06/07, aquella en la que tras fracasar los intentos de fichajes de Aíto y Pesic, Joan Plaza apareció como un soplo de aire fresco en los banquillos del baloncesto español para llevar al equipo a ganar la Liga y la Copa ULEB. Luego, según me dijo una persona muy cercana al baloncesto blanco, le dio un ‘ataque de entrenador’. Sea por eso o sea porque no acertaron con ninguno –pero con ninguno, y miren que han gastado dinero– de los muchos fichajes que han hecho desde entonces, el caso es que de aquel Madrid refrescante no queda nada. Destellos de vez en cuando y siempre de la mano de los jugadores que ya estaban entonces en la plantilla. Todo lo demás, un desastre. No ha servido ni uno. Y encima han dejado hipotecado al equipo con nóminas como la de Papadopoulos –tres millones de euros brutos– que desequilibra cualquier presupuesto. De eso, del presupuesto es de lo que más querrá hablar Messina con Florentino y Valdano.

Del presupuesto y de quién gestionará ese presupuesto. De quién será ‘el tercer hombre’. Porque cuando se habla de Messina no hay que pensar tanto en lo que él puede cobrar –tiene un elevado caché evidentemente– como en el proyecto que se le puede ofrecer. ¿Quién será el responsable de los fichajes? ¿Quién será el que haga prospecciones de mercado? Eso es lo que más le preocupa al entrenador italiano, acostumbrado desde hace mucho tiempo a trabajar en clubes de baloncesto con un alto poder adquisitivo. Las dos cosas tienen su importancia. El Real Madrid está claro que goza de una muy saneada economía… pero es un club de fútbol. Y eso es algo que les cuesta entender a los entrenadores que nunca han trabajado en uno. Quizá aquí Florentino y Valdano debieran hacer el esfuerzo que no hizo nunca antes ningún responsable del Real Madrid –sí de boquilla, pero no de hecho– de dejar que el Baloncesto tenga un latido propio. ‘El tercer hombre’ debe de conocer el mercado, debe de fichar sobre seguro, no debe dar bandazos y, sobre todo, debería estar en sintonía con Messina.

Ya sé, ya sé que hay quien piensa que un club no se puede hacer según los gustos del entrenador. Sobre todo si tiene mal gusto. Pero Messina lo tiene bueno. Gustos caros, pero de primera calidad. Es mucho peor quien tiene un pésimo y carísimo mal gusto. Que los hay. Así que estos días, mientras Tau y Barcelona luchan por el título de Liga, el Real Madrid debe decidir sobre el modelo a seguir. Que llegue a Madrid Messina va a depender de varios factores. Del que más, del ‘tercer hombre’. Que lo tengan en cuenta Florentino y Valdano.

Y de una película mítica a otra. Esta es ‘El hombre tranquilo’, de John Ford. Es cierto que el protagonista John Wayne no se parece en nada a Ricky Rubio, pero lo cierto es que el base de El Masnou –con el que compartí la jornada del viernes junto a su hermano Marc y los amigos de CajaCanarias y SporTeam, organizadores del Tercer Verano CajaCanarias que se llevará a cabo en julio en Buenavista del Norte– es un hombre tranquilo por naturaleza. Sabiendo lo que le espera –y lo que lleva vivido en estos últimos tiempos– de aquí a que se celebre la elección en el Draft, se muestra como es: alegre, amable con los periodistas y con los cientos de chicas y chicos que convivieron durante un buen rato él y con Marc, y confiado. Y sobre todo, tranquilo. Él ha hecho todo lo que tenía que hacer –no le quedó más remedio que denunciar al club– para que la Penya se aviniera a negociar la cláusula y ahora se dispone a ir a Estados Unidos para conocer equipos y ciudades. Ocurra lo que ocurra el día 25 en Nueva York, Ricky seguirá mostrando esa media sonrisa que le hace tan cercano. Allá donde juegue será una bendición, y eso es a fin de cuentas lo que importa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
6/12
Comparte esta noticia  Compartir en Wikio Compartir en Del.icio.us Compartir en Digg Compartir en Technorati Compartir en Yahoo Compartir en Google Bookmarks Compartir en Fresqui Compartir en MySpace Compartir en Meneame compartir en Tuenti Compartir en Facebook compartir en Twitter

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Gigantes.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.