FEMENINOEstás viendo//5 cosas que debes saber antes del inicio de la WNBA
5 cosas que debes saber antes del inicio de la WNBA

5 cosas que debes saber antes del inicio de la WNBA

La Academia IMG, situada en Bradenton (Florida) acoge una WNBA atípica. Al igual que la NBA, se ha optado por una burbuja con todos los equipos participantes (12) presentes para iniciar, dos meses más tarde de lo previsto, la temporada número 24 de la competición y arrancará este 24 de julio con estos partidos:

Por supuesto, se jugará sin público, y con una noticia: a pesar de que la temporada se ha acortado en fechas y se disputarán menos partidos (22 cada equipo en temporada regular, en 2019 fueron 34) las jugadoras cobrarán el 100% de su salario.

Washington Mystics son las actuales campeonas de una WNBA que este año comenzará ya con reivindicaciones: en los choques del primer fin de semana todas las jugadoras portarán en sus camisetas el nombre de Breonna Taylor (la mujer afroamericana que murió en marzo en un tiroteo en Louisville) como símbolo de referencia por la lucha Black Lives Matter.

Muchas han sido las preguntas que ha tenido la WNBA en estos meses desde que la pandemia estalló. Saber si se jugaría, el lugar, posibles ausencias, movimientos destacados o el boom de Sabrina Ionescu han sido incógnitas que empiezan a estar respondidas. Aquí puedes conocer más sobre una WNBA que en 2021 cumplirá sus bodas de plata (25 ediciones).

5 aspectos a tener en cuenta para seguir la WNBA 2020

– Finalmente se juega. Hubo dudas hasta el último momento, pero la competición se disputará más de dos meses después de la fecha programada (iba a comenzar el fin de semana de 16 de mayo). Se ajusta un poco el calendario aunque el número de equipo se mantiene. En total, 22 partidos de Regular Season en aproximadamente medio centenar de días. Y en playoffs, no cambia nada: los 8 mejores equipos (4 por conferencia) los disputarán con las dos primeras rondas a un partido (el primero de Oeste y de Este pasa directamente a semifinales, los segundos a segunda ronda). Las semis y las finales, al mejor de cinco partidos.

El factor Sabrina Ionescu. 12 franquicias tomarán la rampa de salida hacia el título y, con el gran número de ausencias por unas u otras circunstancias que tendrá esta WNBA, Sabrina Ionescu (base, 22 años, 1,80) es sin duda el gran reclamo. Un número 1 del Draft que ha destrozado todos los récords universitarios con las Ducks de Oregon, con innata facilidad para el triple-doble y que aterriza en un gran mercado, como es el de Nueva York con las Liberty (aunque éstas se mudaron a Brooklyn). Un dato que habla de su ascendencia en la competición es que su debut, ante Seattle Storm, será televisado a nivel nacional.

– La situación de Delle-Donne, y otras bajas. «Tomo 64 pastillas al día. 64. 25 en el desayuno, 20 después del desayuno, otras 10 antes de la cena y 9 antes de irme a la cama. Tomo 64 pastillas cada día y pienso que es algo que me está matando lentamente; y, si no me mata, es algo muy malo para mí», publicó en una carta en fechas recientes Elena Delle-Donne, MVP de la última WNBA, en referencia a la decisión de la liga de no tener en cuenta su enfermedad (Lyme) en la difícil situación del COVID-19. Aún es toda una incógnita (aparece en el roster oficial de la WNBA) si una de las grandes referentes de la liga será de la partida con las Washington Mystics, vigentes triunfadoras.

Lo que sí sabe son otras ausencias destacables de este año en la competición. La australiana Liz Cambage (la jugadora que más puntos ha metido en un partido WNBA con 53), Maya Moore o Kristi Toliver son megaestrellas que tampoco estarán. Han Xu, importante jugadora en China o los talentazos europeos Marine Johannes (Francia) o Cecilia Zandalasini (Italia) tampoco jugarán además de integrantes de la LFEndesa: además de la española Maite Cazorla, tampoco estará Tiffany Hayes (ambas del Perfumerías Avenida) junto a Rebecca Allen (nueva jugadora de Valencia Basket) o Mikayla Pivec (Campus Promete) entre otras. La única nacional que será de la partida será Astou Ndour tras recuperarse de una lesión y que llegó como agente libre a Dallas Wings. Y una curiosidad, hasta un entrenador, Dan Hughes (Seattle Storm) será baja en la edición 2020 de la WNBA.

– ¿Favoritos? ¿Palmarés? Las distintas ausencias que se han producido durante todos estos meses han hecho que la temporada vigesimocuarta de la WNBA aparezca sin un claro candidato al título. Si que hay aspirantes, con conjuntos que en anteriores ediciones ya llegaron muy lejos: Los Angeles Sparks (Candance Parker y compañía que el año anterior fueron primeras en el Oeste en un equipo en el que está Chelsea Grey, del Uni Girona o Marie Gülich, de Valencia Basket), Phoenix Mercury (estando Diana Taurasi de por medio todo es posible), o Las Vegas Aces (semifinalistas de 2019, cediendo ante las campeonas) son candidatos. Sin embargo, todo parece indiciar que el equipo más completo puede ser unas Connecticut Sun que quieren dar el paso que les faltó el año anterior (perdieron la final en 5 partidos). En su equipo, la ex LF Endesa DeWanna Bonner. Washington, con el misterio de Delle-Donne, tiene pronóstico incierto. 

Parece por tanto complejo ver que se repita título en la WNBA, algo que no sucede desde inicios de siglo. En los primeros seis años de la liga, las ya desaparecidas Houston Comets ganaron los primeros cuatro anillos seguidos (con Amaya Valdemoro en sus filas) y a continuación Los Angeles Sparks hizo doblete. La franquicia angelina triunfó también en 2016 para situarse entre los conjuntos que más veces han ganado (3). Por delante, las citadas Comets además de Minnesota Lynx, que han ganado cuatro veces en los últimos 10 años siempre en citas impares (2011, 2013, 2015 y 2017). Phoenix Mercury y Seattle Storm, también con 3 títulos, otras franquicias que podrían aspirar a la cuarta corona.

Movimientos importantes. Tras una década jugando en las Atlanta Dream,  Angel McCoughtry (5 veces All-Star) se marcha a Las Vegas. Los casi 16 puntos en la carrera de Seimone Augustus dejan Minnesota para reforzar la potente plantilla de Derek Fisher en las Sparks, mientras que Skylar Diggins-Smith, protagonista hace un tiempo por reclamar los derechos de las madres en la liga, deja Dallas para recalar en una franquicia que ya sabe lo que es ganar el título: Phoenix Mercury. Layshia Clarendon (en New York Liberty) Glory Johnson (Atlanta Dream) o Danielle Robinson (Las Vegas) otros cambios a tener en cuenta.

Por si no lo sabías, Astou Ndour será la única internacional española en la WNBA esta temporada. Aquí os contamos más sobre ella y su temporada.

Foto: Getty Images/Bleacher Report

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)