La pesadilla de Asia Durr. De número 2 del Draft a no saber si podrá volver a jugar por el Covid-19

La pesadilla de Asia Durr. De número 2 del Draft a no saber si podrá volver a jugar por el Covid-19

Número 2 del Draft de 2019, jugadora de New York Liberty y una de las grandes promesas del baloncesto estadounidense. La vida de Asia Durr en 2018 trazaba una clara línea ascendente en términos de popularidad y rendimiento sobre la pista. El futuro pintaba apasionante. A sus 21 años, con la universidad terminada, el mundo le esperaba. Unos meses en los que una sucesión de hechos dramáticos han cambiado cualquier escenario imaginable. En mitad de su temporada de estreno en la WNBA, una lesión de cadera le obligaba a parar y finalizar su campaña. Un año después, por culpa del Covid-19, no pudo ni comenzar la temporada con las Liberty. Y lo peor estaba aún por llegar.

Asia Durr anunció su positivo por Covid-19 el 8 de junio de 2020. A falta de un mes y medio para el inicio de la burbuja WNBA, parecía tan solo un contratiempo a superar para poder disputar su segunda temporada en la competición. Una para la que guardaba unas ganas especiales debido a su lesión en 2019. Pero no todo fue como esperaba. A pesar de ser joven y estar sana, la enfermedad se complicó. Y dos semanas antes de iniciar la campaña, Durr comunicaba que, por razones de salud, no iba a poder competir con NY Liberty. Una decisión tan dura como lógica, vista su situación.

Pasaron dos meses y Seattle se proclamó campeón. Las Liberty finalizaron últimas (sin Durr, Ionescu, Johannes, Allen…) y la WNBA, como de costumbre, pasó a un segundo plano. Al igual que Durr. Ahora, casi ocho meses después de su positivo, ha vuelto a aparecer ante los medios para contar su realidad. Una realidad que debe ser contada. Después de más de medio año, sigue luchando contra los efectos secundarios del Covid-19.

En una entrevista a Real Sports, Durr relata su pesadilla hecha realidad. Ha perdido 14 kilos y los efectos secundarios de la enfermedad no se marchan. «No puedo respirar y escupo sangre», afirma. Unos días se encuentra mejor para ir a comprar y otros no puede ni levantarse, ya que se siente como si «le hubiera golpeado un autobús». Sus visitas a médicos y hospitales se han vuelto rutina, al igual que sus infernales noches sin poder dormir sintiendo que le «apuñalan en los pulmones cada segundo».

Su situación actual, según ella misma comenta, no le permite ni lanzar un tiro libre. «Mi vida ha cambiado desde el 8 de junio de 2020», relata la joven jugadora. Una entrevista durísima con la que, además de compartir su situación con todos los aficionados, busca concienciar a la gente. El coronavirus hay que tomárselo en serio. Porque un día eres la número 2 del Draft, estás sana y buscas hacerte un hueco en la mejor liga del mundo… y, al siguiente, luchas por no dar por finiquitada tu trayectoria. Una batalla ante la que Durr todavía no se ha rendido, pero es realista. Ninguna opción está descartada.

 

Foto: NY Liberty