El ambicioso plan de la Virtus Bologna con su equipo femenino

El ambicioso plan de la Virtus Bologna con su equipo femenino

La Virtus Segafredo Bologna continúa su plan. Después de crear su equipo femenino apenas dos años atrás, el conjunto italiano ha comenzado a confirmar varios de los fichajes para la próxima temporada. Una retahíla de nombres que aseguran lo que estaba previsto en los plazos del proyecto: quieren asaltar la liga italiana y presentarse en Europa.

Según contaba Ángela Salvadores en la revista Gigantes de abril del 2020, la Virtus tenía una hoja de ruta muy clara. El primer año, con la española como referencia, el objetivo era salvarse. Una meta que terminaron consiguiendo. En la segunda temporada, dar un gran salto en Italia. Una promesa que han cumplido con su pase a las semifinales de la competición doméstica. Y, en la tercera, ganar la Serie A. Un título para el que han iniciado los procesos de preparación, anunciando varios fichajes de primer nivel que le permitirán competir por todo en la campaña 21-22, siendo esta también la de su debut en Europa (a falta de confirmación FIBA).

Por un lado, la Virtus se ha hecho con los servicios de Cecilia Zandalasini. La referente del baloncesto italiano que pertenecía a Fenerbahçe, club con el que tuvo grandes actuaciones tanto en liga como Euroliga, estas dos últimas campañas de la mano del entrenador español Víctor Lapeña. La apuesta por Zandalasini, en un baloncesto italiano que tiene estrictas limitaciones en el número de extranjeras en plantilla, es una adquisición de incalculable valor. Porque por muy buenas extranjeras que consigas reunir, lo vital es el grupo nacional que tengas. Y contar con Zandalasini es hacerlo con una jugadora de primer nivel.

Hablando de extranjeras, oficial es el aterrizaje de Mysha Hines-Allen. La estadounidense se erigió como una de las grandes revelaciones de la WNBA 2020 en Washington, entrando en el debate de si debía ser nombrada «Jugadora con mayor progresión» de la competición. Finalmente, entró en el segundo mejor quinteto de la liga gracias a sus 17 puntos y 9 rebotes por partido, paso previo a firmar con Montpellier. En Francia, Hines-Allen ha demostrado ser una jugadora de primer nivel, dejando claro que a nivel físico es una privilegiada y que las opciones con ella en pista son variadas, debido a su polivalencia.

Sin embargo, la italiana de 25 años y la estadounidense no han sido las únicas grandes incorporaciones hasta ahora. La Virtus ha confirmado la llegada de Ivana Dojkic, jugadora del USK Praha. Uno de los grandes talentos europeos de presente y futuro que competirá en el Eurobasket durante el mes de junio. También la de Brianna Turner, jugadora WNBA consolidada en el panorama internacional que ha pasado por Australia y que ha competido este año en el Nika Syktyvkar ruso, promediando más de 12 puntos y rebotes por choque. O Francesca Pasa, jugadora del San Martino di Lupari nacida en el año 2000, que ha rozado los 10 puntos de media por encuentro, y Sabrina Cinili, integrante de la Selección Italiana durante la última década que aportará experiencia al grupo.

Además, ha confirmado la renovación del contrato de tres buenas jugadoras de rotación como Beatrice Barberis, Valeria Battisodo y Elisabetta Tassinari. Y la llegada de su nuevo técnico, Lino Lardo, seleccionador italiano con 25 años de experiencia en los banquillos y pasado en las pistas que regresa a la Virtus tras entrenar al equipo masculino entre 2009 y 2011.