La otra cara de la pandemia: Astou Ndour y su lucha en Senegal, su número motivado por Michael Jordan…

La otra cara de la pandemia: Astou Ndour y su lucha en Senegal, su número motivado por Michael Jordan…

Astou Ndour, como el resto de deportistas profesionales, sigue esperando a que la pandemia del coronavirus permita volver a la competición. En el horizonte, la internacional española tiene su debut con los Dallas Wings, la franquicia WNBA que la ha fichado, tras un año en el que ha tenido que pasar por el quirófano por una lesión. Pero mientras todo eso llega, la senegalesa está en su país de origen ayudando a los más desfavorecidos por el COVID-19.

Lo hace con su asociación, la Astou Ndour Sports-Études, donando alimentos básicos en el lugar que la vio nacer. Bolsas de arroz, azúcar y aceite no faltan para que nadie salga especialmente desfavorecido de esta situación. «Es un problema global y aquí también se ha visto afectado. La vida ha cambiado día a día: mascarillas, distancia social … parece que tenemos menos muertos e infectados que otros países, pero permanecemos alerta porque es un problema muy grave».

Todo lo qu hace y va a a hacer Ndour con su fundación

Así lo comentó la de Dakar en una entrevista con DallasBasketball.com que ha recogido Si.com. En ella, la pívot, de 25 años y 1,96 metros de altura, y MVP del último Eurobasket en el que España ganó el oro en Belgrado, tiene grandes metas puestas. Y es que la fundación de Ndour unirá baloncesto y educación para los más jóvenes en Senegal, creando escuelas para estudiar y practicar deporte a la vez.

«Estamos en la fase inicial porque queremos hacer las cosas bien e ir en una línea de valores que nos permitan realizar una intervención de calidad. Ahora hemos querido ayudar a las personas que tenían COVID-19 para lo más básico: comer. Pero también vamos a unir el baloncesto con la educación. El virus nos ha detenido un poco, pero estamos trabajando para ponernos en marcha en poco tiempo, porque será necesario».

Una gran iniciativa de una jugadora que siente por igual a sus dos países de corazón. Por un lado, Senegal, donde nació y tiene a su familia (hace poco celebró el Día de la Madre allí), y España, de la que es ciudadana nacionalizada desde 2011 y se ha formado como jugadora (Spar Gran Canaria).

Tras jugar en el conjunto isleño y el Perfumerías Avenida en nuestro país además de otros clubes europeos para convertirse en esencial para Lucas Mondelo, llegaría la WNBA para Ndour, con la elección en el número 16 del draft de 2014 por parte de San Antonio Silver Stars. Poco después, la pívot desembarcaría en Chicago Sky. Allí disputaría sus mejores minutos en Estados Unidos (16,5 puntos de media en los playoffs de 2019), antes de llegar a Dallas, donde han acogido con los brazos abiertos a la subcampeona olímpica de Río en 2016.

«Estamos extremadamente entusiasmados con Astou», ha dicho su nuevo entrenador, Brian Agler. «Sabemos que tiene la capacidad de jugar un papel muy importante para nosotros esta temporada, ya que es extremadamente versátil tanto en defensa como en ataque». La web del conjunto tejano ha entrevistado a Ndour, y te rescatamos lo más importante que ha dicho en ella. Una curiosidad, juega con el número de uno de sus ídolos, Michael Jordan… pero no con el 23.

Entrevista con Astou en la web de Dallas

Estallido pandemia. «Estaba en Rusia jugando en el Dynamo Kursk. Les dije que quería ir a casa y estar con mi familia. Desde entonces me he estado cuidando, manteniéndome en forma; no sabemos acerca de la WNBA o el comienzo de la temporada, así que estoy en casa y salgo a comprar comida. También estoy entrenando con un entrenador personal por videoconferencias».

Su nuevo equipo en la WNBA. «Tengo amigos allí. Me gusta. Antes, cuando estaba en Chicago y veníamos a jugar a Dallas, me decían que tal vez podría jugar allí y yo decía que nunca se sabía. Y mira ahora».

Sus objetivos desde joven. «Siempre quise jugar en la WNBA. Es la mejor liga del mundo y amo jugar baloncesto. Mi primer año fue difícil. Pero ahora estoy bien».

Ídolos. «Tina Charles. Es como una hermana para mí. Pero mi favorito es Michael Jordan. Cuando era una niña siempre lo veía. Por eso llevo puesto el número 45. Me encanta la forma en que jugó, su mentalidad dentro y fuera de la cancha. Estaba feliz cuando llegué a Chicago porque me decían que iba a conocerlo, pero nunca lo hice».

The Last Dance. «Todavía no he podido verlo. Lo estoy descargando pero me pondré al día. Tengo muchas ganas».