Al ritmo de Cristina Ouviña. El excepcional regreso de la base a la Liga Femenina Endesa

Al ritmo de Cristina Ouviña. El excepcional regreso de la base a la Liga Femenina Endesa

Doce victorias en 12 partidos por una diferencia media de 16.8 puntos. El inicio de Valencia Basket en la Liga Femenina Endesa no podría haber sido mejor. Exceptuando las siempre complicadas pistas de Araski y La Laguna, todos los electrónicos han iluminado una diferencia de, al menos, 10 puntos. Ni siquiera en su visita a Fontajau sufrieron en los instantes finales. Una racha que facilita el proceso de construcción taronja, puesto que crecer como equipo desde la victoria siempre conlleva un impulso mayor.

Sin embargo, esta realidad es tan solo la consecuencia de una nueva pequeña gran revolución en verano. Un periodo de cambios destinado a seguir la tendencia del último lustro: mejora progresiva de la plantilla y sensación mínima de querer acortar cualquier plazo. Una línea que no implica que el crecimiento del proyecto no sea veloz. Pasar de Primera Nacional a liderar la Liga Femenina en 5 años no está al alcance de cualquiera.

En una etapa ya avanzada de ese camino vertiginoso pero natural es en la que jugadoras como Allen, Gülich, Juskaite, Trahan-Davis o Gil entran en la ecuación. Un grupo de profesionales de élite a nivel europeo que debían colocar a Valencia en el escalón más alto del basket nacional, con el objetivo de mirarle a los ojos a Girona y Avenida. Pero, a su vez, una meta imposible de explicar sin Cristina Ouviña, el reloj del equipo en la pista. Porque una cosa es un gran grupo de jugadoras y otra bien distinta es un gran equipo. Y, de la mano de la base maña, Valencia está convirtiendo lo primero en lo segundo.

«Cada vez que veía uno de los fichajes que anunciaba Valencia me salía un ‘ostras’», reconocía Cristina en KIA en Zona en los días previos al verano. Sin embargo, la realidad es que esa misma expresión es la que se les escaparía a sus actuales compañeras al ver oficializada la llegada de la zaragozana. El regreso de Ouviña a la Liga Femenina Endesa ha elevado el nivel medio de la competición, el de las bases y el de Valencia Basket. Una sucesión de acontecimientos tan impactante como previsto: ¿qué esperar de una de las mejores bases de la Euroliga 2019-2020?. Con un estilo de juego adictivo para el espectador, Ouviña está demostrando su madurez en la pista. Mezcla la electricidad con la pausa, el show con la eficacia y la concentración con una alegría contagiosa.

https://twitter.com/Lvallejocolom/status/1307393679464820737

En las 12 primeras jornadas ligueras, el parcial acumulado de Valencia Basket con Ouviña en pista es de +128 puntos (10.7 de media). Una cifra que gana valor al observar su rendimiento en los días clave. Ante Araski (+3 Valencia), en un mal día en el tiro, fue la jugadora más valorada (18) con 18 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias; contra Girona (+10), rival directo, el parcial en sus 32 minutos fue de +17, en un día en el que la ventaja final fue de +10; mientras que, en su visita a La Laguna (+4 Valencia), explotó su parte anotadora (25 puntos) y recuperó 5 balones. Tres actuaciones cimentadas de manera diferente, prueba de su versatilidad: su dominio de vertientes tan variadas del juego le abren un amplio abanico de opciones para controlar los partidos.

Por el momento, Ouviña se encuentra en el TOP-5 de bases más valoradas de la liga (11), de máximas asistentes (4.3)  y de más balones recuperados (1.9). A lo que hay que sumar sus 8.2 puntos y 3.3 rebotes por partido siendo, además, la segunda jugadora con menor promedio de pérdidas (1.3) en ese grupo de bases que comparten el TOP-5 de valoración (Flores, Gretter, Stanacev y Gray), solo por detrás de la argentina. Porque la zaragozana, por cada balón que pierde, reparte 3.41 asistencias. Números que confirman lo evidente: Valencia Basket juega al ritmo de Cristina Ouviña. Una Ouviña en un gran estado de madurez.

Asentada por derecho propio en el combinado nacional y siempre que la situación sanitaria lo permita, su oportunidad de disputar unos JJOO se acerca. Porque «la vida parecía indicarle que no quería que los disputara», según ella misma en KIA en Zona, pero la base de San Juan de Mozarrifar se está encargando de escribir su propia historia. Una en la que Tokio entra dentro de sus planes.


Ya está a la venta el nuevo número de Gigantes, el de noviembre. Una edición muy especial, con una amplia cobertura al anillo de los Lakers en las Finales de la NBA, pero que no se queda ahí. Por menos de 5 euros, incluye lo siguiente:

-Revista Gigantes noviembre

-Póster con la portada tamaño 39×30

-Postal de regalo con la portada y código de descuento Domino’s

-Gigantes Junior: 25 talentos que pueden marcar el futuro del baloncesto español