La contracrónica de la Copa del Mundo: De las hormiguitas de Cruz a los rezos de Mondelo

La contracrónica de la Copa del Mundo: De las hormiguitas de Cruz a los rezos de Mondelo

La otra cara de la jornada de la Copa del Mundo de Tenerife, vista a través de los ojos de Kiko Martín.

Con la jornada de descanso esperando para reponer fuerzas, varias selecciones hicieron historia en la segunda jornada de la Copa del Mundo de Tenerife. Senegal fue la primera en lograrlo tras celebrar su primera victoria en un Mundial en los últimos 12 años. Astou Traoré celebró la eliminación de Letonia (primera selección matemáticamente fuera del torneo) como si fuera la final y es que para las africanas “esta primera victoria ha sido casi como ganar el campeonato. Pero no nos conformamos con esto. Ahora vamos a por la siguiente”. Sensaciones similares a las de una Nigeria capaz de romper los esquemas a una desconocida Turquía con los triples de Sarah Ogoke.

Victorias a ritmo de triple

Otra selección que entró en el Olimpo del baloncesto nacional fue la japonesa que se ganaba un sitio en la historia de la competición acabando con Bélgica en la prórroga tras un duelo de triplistas entre Kim Mestdagh (7 anotados) y Yuri Miyazawa (5). Al final fue la nipona la que decidió, pero no desde 6.75, sino taponando el lanzamiento de la ex jugadora de Perfumerías Avenida, el gran dominador del Baloncesto Español que estuvo representado en Tenerife por su presidente Jorge Recio.

Cinco triples de siete intentos anotó Kia Nurse para presentar formalmente la candidatura de Canadá a gran sorpresa del torneo. Ella lo tiene claro. “Queremos pasar de cuartos de final para llevar a este equipo al siguiente nivel internacional. Y una vez en él ¿por qué no ir a por una medalla?”, manifestó tras hacerle un roto a Corea. Si quieren dar ese paso deberán refrendar su solidez ante una Francia que va logrando mejores resultados que sensaciones. Ante Grecia sacó un partido adelante en el que las helenas pusieron el duende y el acierto de Maltsi, brutal con 28 puntos y 6 triples, aunque no pudieron convertir su mejor juego en victoria en un final a cara o cruz.

La fuerza de Ndour

Mientras Estados Unidos sigue ganando más por inercia que por buen juego, España va dando pasos. “Somos como las hormiguitas. Vamos sumando poco a poco”, dijo Anna Cruz tras sacar adelante un bronco partido ante Puerto Rico que, por momentos, parecía más un combate de lucha libre. El Seleccionador Lucas Mondelo reconoció “haber rezado para que se acabara sin ninguna jugadora lesionada. Hacían entradas a ras de hierba, como se dice en el fútbol, y eso es muy peligroso. Pueden provocar alguna lesión grave”. Así lo manifestó antes de que la MVP del partido, Astou Ndour, reconociera que “escuchar a la grada gritar mi nombre me da un punto de motivación y fuerza”. La misma fuerza que el Presidente del Comité Olímpico, Alejandro Blanco, transmitió a las jugadoras bajando a los vestuarios para felicitarlas la finalización del partido.

Alba Torrens quiso reconocer el esfuerzo de Silvia Domínguez “que ha dado una lección en la pista jugando tras lo mal que lo ha pasado con la lesión”, mientras que la guerrera Laura Nichols, aún convaleciente de la durísima falta en ataque que sufrió en los segundos finales del encuentro, no entendía “cómo puede haber gente que tenga ese tipo de conductas violentas. Ha ido a hacer daño. Yo cuando lo hago sin querer le pido disculpas hasta a los familiares”Por eso, entre otras cosas, Laura Nicholls es una jugadora única.