COPA DEL MUNDO FEMENINAEstás viendo//La España más bronceada. ¡Sexto año seguido en el podio!
La España más bronceada. ¡Sexto año seguido en el podio!

La España más bronceada. ¡Sexto año seguido en el podio!

España encadena seis años subiendo al podio: dos oros, dos platas y ahora, dos bronces.

¡Terceras del Mundo! España se colgó la medalla de bronce en este Mundial tinerfeño al ganar a Bélgica el partido por el tercer escalón del podio (67-60). Con autoridad, pero luchando con los dientes apretados hasta el final. Es el sexto verano consecutivo que las chicas dirigidas por Lucas Mondelo suben a recoger medalla: dos de oro, dos de plata y, ahora, dos de bronce. Guinda perfecta a una Copa del Mundo intensísima, en la que cada paso se logró tras un esfuerzo titánico. ¡Enhorabuena y gracias por hacernos soñar una vez más!

En el recuerdo estaba el partido de cinco días antes, en el que Bélgica arrebató el liderato del grupo a España con una canasta en el último segundo. Tiene toda la pinta de que ésta es una nueva rivalidad que va a seguir creciendo con el tiempo porque la proyección de Bélgica es enorme. El partido por el bronce arrancó con Laura Nicholls defendiendo a Meesseman y la estrella belga, a Astou.

Y, como ha sido tradición a lo largo de todo el campeonato, las locales no salieron con las muñecas afinadas. Tiempo muerto de Mondelo a los cuatro minutos (3-10). De nuevo, costó un mundo anotar la primera canasta de dos: seis minutos y siete intentos (5-10, Ouviña). Y, como en la semifinal ante Australia, las anfitrionas no tardaron verse diez abajo (5-15, con enceste de la veterana Wauters).

Afortunadamente, la entrada en cancha de una activa Torrens y dos triples postreros (Cruz y Astou) dejaron el primer cuarto en tablas: 15-15, con España con tantas canastas de dos como triples (3).

En el segundo cuarto, igualdad con sucesión de empates y anotación con cuentagotas. Ouviña, de escolta con Cruz primero y Domínguez después al mando. Tras un 21-21, en el ecuador de este periodo España pegó un arreón (28-21) con Xargay como protagonista anotadora. Al intermedio, cinco arriba pese a un discreto 32% en tiros de campo (12/37). Once rebotes ofensivos y 9 pérdidas belgas ayudan a explicar ese parcial favorable.

Ouviña, de escolta

En la reanudación, Mondelo mantuvo su apuesta de Ouviña como escolta (Cruz emparejada con la dinámica Allemand). Y funcionó. Con Xargay y Astou como pilares en ataque, España abrió brecha (40-31). Mondelo iba una jugada por delante que el seleccionador belga en su particular partida de ajedrez: el padre de las Mestdagh se apuntó a jugar con dos bases cuando ya fue tarde. Seis puntos seguidos de Torrens cerraron el tercer cuarto (55-43). ¿Partido encauzado? No, aún habría que sudar y padecer para colgarse la medalla…

… Un parcial de 0-11 en poco más de tres minutos volvía a acelerar el pulso de todos los presentes (55-54 con triple de Meesseman). Entonces regresaron al parqué las expertas Palau y Torrens. Un enceste de Laura Gil cortó la mala racha y un triple de Torrens y dos suspensiones de Nicholls resultaron claves (64-58). La puntilla definitiva, el triple de Xargay a 38 segundos del final. ¡El bronce se quedaba en casa, ahora sí!

La estrella norteamericana Diana Taurasi declaró tras ganar la semifinal a Bélgica que son un gran equipo al que se nota que llevan mucho tiempo jugando juntas porque penalizan cada error del rival. A España no le perdonaron una y castigaron cada despiste. Pero la intensidad empleada en cada jugada por parte de las españolas, más allá del acierto puntual, volvió a encaminarlas al éxito. La Edad de Oro del basket femenino español se alarga…

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)