Misión cumplida sin chispa ante Senegal. Canadá espera en cuartos

Misión cumplida sin chispa ante Senegal. Canadá espera en cuartos

La selección cumple en el cruce de octavos de final y jugará los cuartos el próximo viernes.

España se ha clasificado para los cuartos de final de la Copa del Mundo de Tenerife tras batir a Senegal 63-48. Marcador engañoso ya que las africanas, pese a estar muy mermadas sin sus tres puntuales principales, plantaron cara. Un buen comienzo de la segunda mitad allanó el camino de las chicas de Lucas Mondelo hacia las rondas decisivas. Pero España sigue en busca de su identidad perdida.

De entrada, constatación de que iba a ser una velada intensa: Senegal ganó el parcial del primer cuarto (17-18) con una canasta sobre la bocina. Está siendo una mala costumbre: arranque a bajas revoluciones. Marta Xargay, cara a cara con Astou Traore. Y en ataque, Astou Ndour protagonista. Antes de los cuatro minutos, Senegal ya estaba en bonus de faltas. Pero el acierto triplista de las africanas (4/5 en este primer periodo, 3 sin fallo de la base Mame Diodio Diouf) desesperaba las defensas alternativas de las locales.

El segundo cuarto, al completo por detrás en el marcador salvo dos empates postreros a 32 y 34, con el que se llegó al descanso. Pero antes, España se vio siete puntos abajo (18-25). El acierto de las verdes desde fuera del arco se mantenía (24-30 con 5/6 bombas). Las de Mondelo se mostraban erráticas, imprecisas… sólo la experiencia de Laia Palau y Anna Cruz solventaron un momento pantanoso.

Al descanso 34-34 y eso que las tres jugadoras senegalesas que habían promediado más de 30 minutos en pista en la primera fase apenas aparecieron: la base Bintou Diémé no jugó, Traore se lesionó a los cinco minutos y Mame Marie Sy-Diop cometió su tercera falta en la primera defensa del segundo periodo.

Menos rotaciones, más estabilidad

En el comienzo de la segunda mitad, un parcial de 8-0 con los puntos repartidos equitativamente entre Cristina Ouviña y Astou, cambió el decorado: 42-34. La cuarta falta de Sy-Diop (m. 21) acentuaba los problemas de Senegal. Y un triple de Alba Torrens redondeaba una, por fin, buena puesta en escena (45-36, minuto 25). Respiros de alivio. Mondelo apostaba por limitar sus rotaciones y confiar en el núcleo de siete jugadoras. Confirmación total de la relevancia de Ouviña en esta Selección.

Pero cuando parecía que se encauzaba el choque, vuelta a las andadas. Un punto en cinco minutos para terminar el tercer cuarto 46-40. Sin chispa, a trompicones. El último periodo comenzó con el regreso de una renqueante Traore a cancha. Loable su coraje, pero insuficiente. Un triple de Cruz a 7:40 del final colocaba los diez puntos de diferencia en el electrónico (53-43). Ahora sí, cuartos de final estaban asegurados. Pero la recuperación de las mejores sensaciones aún queda pendiente.