Paige Bueckers vs Caitlin Clark, el partido que todo Estados Unidos espera

Paige Bueckers vs Caitlin Clark, el partido que todo Estados Unidos espera

Si algo impactante dejó el Selection Monday en la NcaaW fue un potencial enfrentamiento entre UConn y Iowa en el Sweet 16. La universidad más prestigiosa de la competición contra otra que tan solo ha pisado el S16 tres veces en los últimos 27 años, pero que posee a la mejor anotadora del país. Para hacerlo realidad, las Huskies debían vencer a High Point y Syracuse, mientras que las Hawkeyes debían hacer lo propio con Central Michigan y Kentucky. Duro, pero factible. Y, dos semanas después, ya está aquí. Paige Bueckers vs Caitlin Clark. Dos talentos generacionales cara a cara. 

El caso de Paige Bueckers

Bueckers llegó a la NCAA hace menos de 6 meses con una masa social detrás jamás vista. La joven jugadora arrastraba más de medio millón de persona en redes, las estrellas de la WNBA hablaban de ella en entrevistas y era habitual ver a jugadores NBA pasar por su pabellón de High School para observar si aquel talento era real. Ninguno salía decepcionado. Razones que llevaron a Slam a dedicar su portada a una jugadora de instituto por primera vez en su historia.

La jugadora de Minnesota se comprometió con UConn, las expectativas se dispararon y ella siguió a lo suyo. Ni las cámaras ni las redes podían evitar lo inevitable: un impacto histórico desde el primer día en la universidad. En su primer año, Paige ha promediado 19.9 puntos, 6 asistencias y 2.3 recuperaciones en un equipo en el que lo coral prima por encima de lo individual. Incluyendo altas dosis de show a su juego, pero siempre sujeta a una frialdad asesina que no varía en ningún momento. En su peor día, anotó la canasta decisiva al eterno rival de UConn, Tennessee. En el mejor, endosó 31 puntos al equipo con mejor ranking del país, South Carolina.

En una universidad por la que pasaron Breanna Stewart, Diana Taurasi, Sue Bird o Maya Moore, ninguna jugadora había acumulado 3 partidos consecutivos anotando más de 30 puntos, mientras que la freshman de 19 años lo consiguió antes de disputar su partido número 15. Un cúmulo de récords, exhibiciones e hitos que le llevaron a ganar los premios de ‘Jugadora del año en la Big East’ y ‘Freshman del año en la NCAA’. Un hecho que tan solo Maya Moore había conseguido antes (2008).

Caitlin Clark y su batalla en la sombra

Caitlin Clark ganó el oro en el Mundial U19 de Tailandia junto a Bueckers y en casi todas las fotos grupales salían juntas. No era casualidad. Las dos mejores bases del equipo también compartían una gran amistad, aunque sus caminos fuera del Team USA contaban con importantes diferencias. Brechas creadas por los rankings que Clark se encargaba de cerrar lo máximo posible cada temporada. Cuando Paige ya tenía todos los focos encima, Clark se erigía como la segunda mejor base del país y la cuarta mejor jugadora de su generación. Al menos, eso decían las listas de diferentes medios. Su nombre era conocido, pero no para el gran público. Y ella, en ese contexto de falso silencio, acordaba jugar los siguientes cuatro años en Iowa.

Su impacto, al igual que el de su amiga Paige, no tardó en llegar. Pero, en este caso, estuvo por encima de lo que incluso su propia entrenadora podía esperar. Y eso es mucho decir en una jugadora que ya era considerada como una de las cinco mejores de su clase. «No sabíamos cuánto impacto iba a llegar a tener», afirmó Lisa Bluder, entrenadora de Iowa, en unas declaraciones que ahora recoge la periodista Alexa Philippou.

En su primera temporada, Clark ha dejado unos números, sensaciones e influencia pocas veces vista en la NcaaW. Ha anotado 26.5 puntos por partido (1ª en toda la nación) con un 47.1% en TC y 40.5% en T3, ha asistido 7 veces y ha capturado 6 rebotes por encuentro. Controla el juego, ha ampliado el rango de tiro a distancias desconocidas y fluye sobre la cancha con la sonrisa de quien se sabe superior. Mucho más de lo que las expectativas decían y lo suficiente para hacerse su propio hueco en un gran escenario que había eclipsado Bueckers por completo.

Ahora, ha llegado el momento. Amigas fuera de las canchas, rivales dentro de ella. En el estreno del March Madness en ABC, 633.000 personas se reunieron frente a sus televisores para ver el Tennessee-Middle Tennessee, la cifra más alta de espectadores en un estreno del MM de la NcaaW desde 2010. Unos números que Paige y Caitlin, vista la repercusión que están captando sus figuras, podrían fulminar esta misma tarde. A las 18:00 (hora española), ABC conectará en directo. Y la cadena es consciente de lo que tiene entre manos, razón por la que Ryan Ruocco, Rebecca Lobo y Holly Rowe, tridente habitual en los grandes encuentros de la WNBA, serán los encargados de retransmitir el choque. El duelo más excitante del año. Porque Paige Bueckers y Caitlin Clark han llegado para revolucionar el juego.

——–