Dulce adiós al sueño de Cazorla

Dulce adiós al sueño de Cazorla

Oregón tuvo al favorito, Baylor, contra las cuerdas. Pero las torres gemelas las ‘Lady Bears’ despertaron del sueño americano a una brillante Maite Cazorla (67-72). La cita en la final será con Notre Dame que secó las ideas de UConn en otra semifinal trepidante (76-81).

25.000 espectadores, un fin de semana de ensueño en el que todo puede pasar y un equipo sin nada que perder dirigido magistralmente por Kelly Graves desde el banquillo y Maite Cazorla en la pista pusieron contra las cuerdas al equipo con mejor balance de los Estados Unidos. Las ‘Ducks’ de la devoradora de récords Ionescu estuvieron a dos acciones de colarse en la final. Y eso que, inicialmente, Baylor ya hacía valer su poder bajo los aros con Cox y Brown destrozando a las ‘verdes’ en la pintura. 19 puntos, 8 rebotes y 3 tapones lograba la pareja interior de las ‘Lady Bears’ para abrir brecha en el marcador. Sólo Cazorla aparecía como el timón al que agarrarse para no perder el rumbo. 4 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias y un robo de balón de la española, en una sólida puesta en escena, compensaban la ausencia de la ansiosa Ionescu al final del primer cuarto (15-19). Pero al fin apareció la jugadora con más triples dobles en la historia de la WNCAA (18) para equilibrar el partido, e incluso llevar a su equipo con ligera venta al descanso tres un 3+1 que encendió el Amalie Arena de Tampa (34-33).

LA ESENCIA DE RODMAN PONE ORDEN

Debió de recordar sus tiempos de ‘MVP’ ochentera junto a la hermana de Dennis Rodman la entrenadora de Baylor, porque su equipo salió del vestuario con el ceño fruncido. Endureció el juego Kim Mulkey, cargando el rebote decidida a percutir contra las defensas alternativas de Kelly Graves. Baylor volvía a mandar a través de la zurda de una inmensa Kalani Brown (22 puntos, 7 rebotes). Aunque de nuevo Maite Cazorla generando juego para sus tiradoras y una nueva defensa, esta vez de ajustes, abocaba el partido a un cara o cruz. Un triple de Cazorla hizo creer a Oregón, pero les faltó algo de frescura física para anotar sus últimos lanzamientos y Cox (21 puntos) amarró el pase a la final desde el tiro libre.

LA SEMIFINAL ESTRELLA TAMPOCO DEFRAUDA

Los entendidos en Estados Unidos hablaban del partido del siglo de la WNCAA. Los dos equipos que se han repartidos 5 de los 6 últimos títulos. Auriema contra McGraw, quién reconoció en la previa del partido sus puntos en común con el entrenador de UConn, aunque rechazó entre risas la propuesta de matrimonio del ex seleccionador…Y el resultado no decepcionó. Ya en los dos primeros cuartos el choque mostró lo que estaba por llegar. Intercambio táctico de golpes, defensas alternativas en ambos bandos, malos porcentajes de tiro. Un cuarto para cada equipo y tablas rotas sobre la bocina por la eléctrica Christyn Williams muy precipitada hasta ese momento (30-29)

EL DESPERTAR DE OGUNBOWALE DA LA VICTORIA A NOTRE DAME

Las tiradoras son así. Tas una calamitosa primera parte (2 puntos) lo que nadie dudaba es que la lanzadora de las “Fighting Irish” se iba a rendir. Y así fue. Con la mira telescópica bien ajustada Arike Ogunbowale destrozó a las ‘Huskies’ en un cuarto final espectacular en el que se fue a los 23 puntos con 3 triples y una tarjeta de 6 de 6 desde el tiro libre que mantuvo lejos a las jugadoras de Auriema en los minutos finales.