FEMENINOEstás viendo//Xargay, la última de una larga lista de regresos. Las españolas que volvieron a la LF Endesa...
Xargay, la última de una larga lista de regresos. Las españolas que volvieron a la LF Endesa…

Xargay, la última de una larga lista de regresos. Las españolas que volvieron a la LF Endesa…

Silvia Domínguez, Tamara Abalde, Nuria Martínez, Laia Palau, María Pina, Marta Xargay, Queralt Casas o Leticia Romero son algunos de los regresos de las internacional españolas a la Liga Femenina Endesa que analizamos

A los pocos días de 2020, hemos tenido la primera noticia de impacto en el baloncesto femenino del año. Y no ha podido ser más positiva. Cinco años después de dejar España y tras más de una década fuera de Girona, Marta Xargay ha retornado al Spar Citylift Girona. El actual campeón de liga se ha reforzado con una jugadora sobresaliente que completa una nómina de regresos de jugadoras españolas que confirman la buena salud de la Liga Femenina Endesa.

Seguro que hay muchas más, pero en Gigantes hemos encontrado un gran número de jugadoras españolas que han hecho felizmente las maletas de vuelta para potenciar un campeonato nacional que en los últimos años había vivido fechas complicadas por motivos económicos. Las internacionales españolas que regresan o han regresado son las siguientes.

Los retornos de las internacionales españolas

  • Tamara Abalde. Está a punto de cumplir 31 años esta talentosa interior gallega que lleva media vida en la élite. La hermana de Alberto Abalde apareció en 2003 con apenas 15 años en la Liga Femenina con el Celta Banco Simeón, y tras un año en la NCAA, pasó por Rivas y Navarra antes de emigrar.

Dos temporadas consecutivas en la Liga Francesa fueron suficientes para la internacional, campeona de Europa este pasado verano con la selección, que lleva desde 2013 en la Liga Femenina Endesa (Perfumerías, Cadí La Seu, Cref ¡Hola!, Mann Filter y desde la pasada campaña en el Valencia Basket).

  • Silvia Domínguez. Fue la que marcó el camino. Tras ganar la Euroliga dos años seguidos en España (primero en 2011 con el antiguo Halcón Avenida, y en 2012 con el desaparecido Ros Casases) la playmaker indiscutible para Mondelo en esta época dorada del combinado nacional repitió título continental por tercera vez consecutiva.

Fue en el Ekaterimburgo ruso, en el que estuvo desde 2012 hasta 2014. La vuelta a Salamanca de la de Montgat, todo un bombazo que se produjo en 2015, va ya por su quinta temporada (10 en total en suelo charro). Allí lleva cuatro ligas nacionales, tres Copas de la Reina y otras cuatro Supercopas de España.

  • María Pina. Casi fugaz fue el paso de la alero valenciana por la liga francesa en el año 2016, jugando en el UF Angers Basket 49, obligada por la difícil situación que vivió el Conquero de Huelva tras ganar la Copa de la Reina de ese año.

La internacional, que formó parte en verano de la selección que ganó otro Eurobasket en Belgrado, estaba el equipo onubense, pero se marchó temporalmente de España para regresar rápidamente a una competición que ha jugado casi en su totalidad desde 2005.

Ese año debutó Pina en el Estudiantes, para pasar por Rivas, C.B. San José, Celta, Mann Filter, Perfu, Gernika (equipo al que llegó desde Francia hace tres años) y ahora Valencia, donde vive días difícil tras romperse el ligamento cruzado anterior de su rodilla. ¡Mucho ánimo María!

5 nombres propios de la Liga Femenina Endesa en esta primera parte de la temporada

  • Nuria Martínez. Veterana curtida en mil batallas, esta base de 35 años y natural de Mataró fue una de las primeras que comenzó a llevar el alto nivel nacional fuera de nuestras fronteras. En 2006, la actual jugadora del Spar Citylift Girona se marchó a Rusia para jugar en el WBC Dynamo.

Italia (Geas Basket, más tres experiencias más en el Familia Schio), Turquía (Liomatic Umbertide, Kayseri Kaski y Galatasaray Odeabank) además del paso por la WNBA en la temporada 2009-2010 (Minnesota Lynx) completan la trayectoria de una jugadora que lleva desde 2017 en suelo gerundense y que disputó los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 y de Pekín en 2008 con España, además de jugar varias veces en la modalidad de 3×3.

  • Laia Palau. A la leyenda española también la disfrutamos ahora en el potente Spar Citylift Girona que se ha formado con el paso de los años, pero lo cierto es que la barcelonesa ha pasado más de un lustro fuera de nuestro país jugando en lugares casi insospechados.

Fiel siempre a su cita con la selección española, con la que acumula 12 medallas internacionales, entre ellas los tres oros europeos y las platas mundiales de 2014 y olímpica de 2016, la base zurda, que ya cuenta con 40 años, vivió su primera experiencia fuera de nuestro país como muchas otras, en la liga francesa, concretamente en el el CJM Bourges Basket.

Allí estuvo de 2004 a 2006, y tras seis años en el Ros Casares (2006-2012), la catalana estuvo otros 6 fuera. En el CCC Polkowice (Polonia), USK Praga (República Checa) Jayco Rangers (Australia) y de nuevo el Bourges pasó de 2012 a 2018, antes de regresar a España para jugar en Girona el pasado curso.

Un producto más de la inagotable cantera catalana que pasó por Zaragoza y Rivas antes de marcharse a Turquía para jugar en el Galatasaray. Allí estuvo en la temporada 2014-2015. Francia sería su último destino (Nantes y Landes) antes de regresar a nuestro país, donde sueña con repetir los exitosos tiempos que vivió en suelo ripense, ganado la Copa de la Reina 2013 y la Liga Femenina Endesa en la campaña 2013-2014.

  • Leticia Romero. El infortunio en forma de lesión también se ha cebado con esta canaria que debutó en 2014 en la Liga Femenina Endesa en el equipo de su tierra. Tras ganar de 2014 a 2017 un oro, dos platas y un bronce con la selección absoluta mientras jugaba en la NCAA, y ser elegida en el Draft de la WNBA (número 16), pasó por ZVVZ USK Praha.

Allí disputó una campaña la directora de juego de Las Palmas de Gran Canaria antes de embarcarse en el reto deportivo que vive en el equipo de Rubén Burgos. Eso sí, de momento, tendrá que esperar, hasta que vuelva de su grave lesión de rodilla, al igual que María Pina. En Valencia la esperan con los brazos abiertos, como hicieron con Marina Lizarazu, otro talento nacional que ha vuelto recientemente tras recuperarse de otra fatídica lesión de rodilla.

  • Marta Xargay. Es el último bombazo que se ha conocido en la Liga Femenina Endesa. Todavía no ha debutado ya que apenas acaba de comenzar a entrenar con el Spar Citylift Girona, pero su llegada ha supuesto un revuelo mediático impresionante en Fontajau, con más de 3.000 espectadores en el primer partido de 2020 del actual campeón doméstico.

El equipo de Eric Suris se ha reforzado a lo grande con una jugadora estelar, que como Palau y Leti Romero, jugó en Praga. Lo hizo en 2015 tras dejar Perfumerías Avenida, y hasta 2018. La pasada campaña, el Dynamo Kursk que entrenaba Lucas Mondelo reclutó a la internacional, en el mejor quinteto del pasado Eurobasket, y que ahora vuelve a nuestro país.

Un nivel cada vez más alto en la Liga Femenina Endesa

Por tanto, nuestra liga vuelve a poblarse de talento español, si tenemos en cuenta también regresos que se han producido en este tiempo como los de Anna Gómez (Valencia Basket), Laura García (IDK Gipuzkoa) o Tania Pérez (Araski), entre otras. Pero es cierto decir que mucho diamante decidió apostar cuando los tiempos no eran tan buenos. Luci Pascua, con casi 20 años en la competición, (tan sólo un breve paso por Croacia y por Hungría para ganar la liga con el PINK-Pécsi 424) o Laura Gil son algunos de los ejemplos de fidelidad a una liga que vive brotes verdes no sólo a nivel nacional.

El retorno de Kristine Vitola a Salamanca, la irrupción de Sonja Petrovic en Girona, el reciente fichaje de la MVP de 2108 Shacobia Barbee por Araski o la continuidad de dos portentos interiores que son historia de la liga, como Vanessa Gidden y Erika de Souza, dan nombre a una Liga Femenina Endesa que ha vuelto. Y lo ha hecho para quedarse.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)