De tal palo tal astilla. Shyla Heal, la gran sensación australiana hija de un exjugador NBA

De tal palo tal astilla. Shyla Heal, la gran sensación australiana hija de un exjugador NBA

Años 90, Australia. Un joven base de 1.83m viaja con la selección nacional a los Juegos Olímpicos de Barcelona, Atlanta y Sídney, disputa dos Mundiales y  prueba suerte en Minnesota. A principios del nuevo siglo, la historia se repite. Aquel mismo tipo, más experimentado y consagrado, compite en los JJOO del 2004, previo paso por los San Antonio Spurs. Sí, hablamos de Shane Heal. Y en esa última etapa dorada, volvió a ser padre. Ahora, casi veinte años después, su apellido vuelve a recorrer las pistas australianas… gracias a su hija, Shyla. La gran sensación de la WNBL.

Shyla Jade Heal, nacida en 2001, está en boca de todos en Australia. Reconocida como una de las siguientes grandes estrellas del país oceánico, la exterior de las Townsville Fire lideró a su equipo hasta la gran final de la WNBL, encuentro que perdieron ante las poderosas Southside Flyers de Cambage y Mitchell. Por el camino, Heal anotó 30 puntos, repartió 7 asistencias y capturó 4 rebotes en semifinales y sumó otros 28 tantos con 5 rebotes y 3 asistencias en la final preliminar, choque que le dio el pase a Townsville a la gran final.

La proyección de Shyla Heal fue evidente desde una etapa temprana de su formación. Siempre destacando, su baloncesto desprendía destellos de una jugadora muy especial. Un talento presentado al mundo en el Mundial U17 del 2018, verano en el que su nombre se difundió como la pólvora. Con un instinto anotador abrumador, lecturas brillantes y reboteando bastante a pesar de su escasa altura, Heal no solo llevó a Australia a las semifinales del campeonato, sino que fue incluida en el mejor quinteto del mismo junto a la francesa Rupert (ya habitual en Euroliga) y el tridente estadounidense Horston-Boston-Jones.

Shyla Heal ha sido reconocida como la mejor jugadora joven de la competición y ha entrado en el segundo mejor quinteto de la WNBL, tras promediar 16.7 puntos con 19 años. Tan solo 4 jugadoras anotaron más que ella, entre las que se encuentran Cambage o Talbot (MVP 20-21). Con los JJOO del 2021 en el horizonte, la duda de si veremos a Heal es evidente. Esto decía Sandy Brondello, seleccionadora australiana, antes de las finales de la WNBL: «Va a ser una Opal, solo queda saber cuándo. Ha sido un buen primer paso para Shyla, pero no le voy a regalar un puesto directamente. Tengo que evaluar a otras jugadoras también».

Sin embargo, las declaraciones de Brondello no se quedaron tan solo en su posible convocatoria o no. «No había visto a Shyla en su posición natural y eso es lo que necesitaba ver; tiene que ser base y demostrar que puede dirigir y liderar un equipo. Ha mejorado su dirección de juego, no debe ser solamente una anotadora. Está mejorando y va a más», analizó en la televisión nacional la reputada entrenadora de la WNBL, WNBA y Selección Australiana. Unas impresiones que, tras la magnífica fase final de Heal, quedarían más que confirmadas.

Su nombre ya ha comenzado a entrar en todas las quinielas del Draft de la WNBA 2021, con la única duda de la posición en la que saldrá. Diversos analistas, entre los que se encuentran Ben Dull o el prestigioso espacio de Draftside, colocan a la australiana en el 15º pick, de Atlanta, o en el 16º, de Dallas. Sin embargo, tras las últimas exhibiciones de Heal en las rondas claves de la WNBL, no sería de extrañar que subiera algunos puestos más. Ahora, sin baloncesto hasta 2021 en Australia, tocará esperar.


Un año más estamos preparando nuestra Guía NBA. 100 páginas dedicadas a analizar al detalle todos los equipos, con textos de Andrés Monje, y todas las plantillas y estadísticas. Llegará en un número doble que enviaremos el 23 de diciembre. Si quieres ser de los primeros en recibirla, puedes reservar tu ejemplar ya.

Número doble: 100 páginas de Guía NBA + revista Gigantes 1504

-Análisis equipo a equipo en profundidad
-Todas las plantillas
-Textos de Andrés Monje

Compra aquí