Comienza la Agencia Libre de la WNBA 2021: todos los movimientos

Comienza la Agencia Libre de la WNBA 2021: todos los movimientos

La Agencia Libre de la WNBA 2021 ha comenzado y es hora de ir anunciando nuevas incorporaciones en las franquicias. En un año con multitud de estrellas en el mercado, analizamos brevemente todos los movimientos confirmados de manera oficial.

Danielle Robinson firma tres años con Indiana. Las Fever se mueven en el mercado y la experimentada Robinson es la segunda en firmar. En un equipo plagado de talento joven con Allemand, Burke, Cox o McCowan, el liderazgo de la veterana base no irá mal al grupo según Tamika Catchings. La leyenda, actual GM en Indiana, ha presentado una confianza plena en Robinson, que firma 3 años por 155.000 dólares por temporada (info de Rachel Galligan). Unas cifras que, sin embargo, pueden generar debate. ¿Era necesario un contrato tan alto? Las dudas son normales: Danielle pasa a ser la segunda mejor pagada del equipo. Pese a todo, mucho espacio todavía por rellenar en Indiana (424.000 dólares), que podría volver a atacar la Agencia Libre y se puede permitir las altas cifras de la experimentada base.

Las palabras de Tamika Catchings: «Como jugadora con múltiples apariciones en el All-Star y los playoffs, ella es exactamente lo que estamos buscando incorporar como una baza positiva que combinar con nuestra plantilla actual».

Las Liberty acuerdan un contrato para el training camp con Joyner Holmes.

Erica Wheeler firma con Los Angeles Sparks. Una nueva era comienza en la franquicia angelina. Tras el adiós oficial de Candace Parker y Chelsea Gray, Derek Fisher inicia un proceso de reconstrucción para el que ha optado por Erica Wheeler. La MVP del último All-Star y jugadora del Izmit turco en Europa llega a LA con el propósito de hacerse con los mandos del equipo. Sabiendo ya de sus facultades para generar puntos desde el uno contra uno, veremos cómo rinde en campo defensivo.

Chelsea Gray, jugadora de Spar Girona, se marcha a Las Vegas. La tres veces All-Star y campeona de la WNBA deja Los Ángeles tras una bonita etapa y firma con las Aces. De los movimientos más importantes de la Agencia Libre por lo que supone su cambio de franquicia. Por una parte, LA pierde una de las mejores bases de la liga (que suplirá con Erica Wheeler) que, además, había conectado con la ciudad. Por otro, LVA completa un quinteto de lujo junto a Plum, McCoughtry, Wilson y Cambage, consiguiendo una anotadora exterior que abrirá espacio para las grandes interiores y, a su vez, una directora de juego excelsa. Una variante necesaria para abrir el abanico de opciones del equipo, limitado en exceso a Wilson el año pasado (por alguna baja y bajos rendimientos).

LaToya Sanders firma un año con Washington. Las capitalinas continúan recuperando piezas de su equipo campeón tras una campaña en las que varias optaron por no jugar. Con Sanders, las Mystics volverán a contar con una jugadora de rotación que jugó su mejor baloncesto en 2019, aprovechando sus minutos en pista al máximo y siendo una de las veteranas más respetadas del vestuario. Según Gabe Ibrahim, firma por 117.000 dólares no garantizados y un año.

Nueva York recibe con los brazos abiertos a Betnijah Laney para los próximos 3 años. Las Liberty han hecho oficial la llegada de la jugadora con mayor progresión en la temporada 2020. Laney, en Atlanta esta pasada temporada, ha vivido una evolución hacia una jugadora exterior completa, competitiva en ambos lados de la cancha y con un amplio volumen de lanzamientos (pasó de 5.6 puntos a más de 17 por partido). En un equipo con jugadoras pequeñas, que busca jugar rápido, puede resultar una muy buena adquisición para acompañar a Ionescu por fuera. Veremos si NY decide mejorar el juego interior a través del Draft o aún comparte alguna noticia más en la Agencia Libre.

En la 20-21, Laney está jugando Eurocup con el Ramla israelí. Promedió 29.5 de eficiencia con 21 puntos, 10.5 rebotes y 6.5 asistencias en los dos partidos de la fase de grupos.

Connecticut Sun retiene a Alyssa Thomas. A pesar de su reciente rotura del tendón de Aquiles con el USK Praha, la apuesta de la franquicia es clara. Quiere a su Big Three al completo: Alyssa, DeWanna Bonner y Jonquel Jones. Tras una campaña en la que Jones no participó en la burbuja, la espera se alargará hasta 2022, pero en caso de volver al mismo nivel que hasta ahora… merecerá la pena. Thomas es una jugadora diferencial en ambos lados de la pista, caracterizada por su versatilidad en los emparejamientos y aguantar niveles de dolor muy altos. Esta pasada campaña, AT jugó con sus dos hombros lesionados y se rehizo tras una dislocación de uno de ellos en plenos Playoffs.

Natalie Achonwa pone rumbo Minnesota. La segunda pieza de las tres grandes jugadoras que se espera que aterricen en las Lynx. Achonwa llega como reemplazo de buen nivel a la veterana Sylvia Fowles, que viene de una temporada en la que se ausentó de diversos partidos por lesión. Firma un contrato por tres temporadas con porcentaje descendiente. Con la canadiense en el roster, junto a Collier y Dantas, la regularidad en la pintura gana muchos enteros. Una vez más: ojo a las Lynx. Van a dar mucha guerra.

Kayla McBride se marcha a Minnesota. Jugadora de Las Vegas durante las últimas 3 temporadas (anteriormente en San Antonio) y una de las piezas fundamentales del Fenerbahçe de Víctor Lapeña en Euroliga. A pesar de estar mostrando su mejor versión en Turquía, McBride deberá recuperar esas sensaciones en la WNBA, debido a un bajón en su rendimiento durante la temporada 2020. Con una excelsa entrenadora, Cheryl Reeve, y un posible quinteto junto a Dangerfield, Aerial Powers, Collier y Fowles, McBride podría adoptar ese mismo papel de especialista exterior que tiene en Europa. Las Lynx, al igual que Chicago, unas de las grandes ganadoras en esta Agencia Libre.

Dearica Hamby extiende su contrato con Las Vegas. Pieza fundamental en la rotación, pocas interiores de su nivel para salir desde el banquillo (Sexta Mujer del Año en 2020 y 2019). Su baja en las Finales 2020 acabó con las opciones de Las Vegas, ya mermadas de por sí ante Seattle. A destacar, su mejora en el lanzamiento exterior (29% en 2018; 32% en 2019; 47,4% en 2020). Si están sanas Wilson, Cambage y ella, candidatas a todo una temporada más. La franquicia ha confirmado que firma hasta 2022.

Candace Parker firma 2 años con Chicago Sky. La dos veces MVP de la WNBA buscará un nuevo título en la ciudad que la vio crecer. Tras 13 años en las Sparks, Parker llega para formar un quinteto de lujo junto a Courtney Vandersloot, Allie Quigley, Diamond DeShields y Azurá Stevens, además de una segunda unidad digna de un equipo campeón con Gabby Williams, Kaleah Cooper, Stefanie Dolson, Stephanie Mavunga o Ruthy Hebard. Sin olvidar a James Wade, un tipo brillante, muy bien valorado en los banquillos de la liga.

Estas han sido las palabras del reputado entrenador: «Es indescriptible poner en palabras lo que este momento significa para nuestra organización y para la ciudad de Chicago. Es una increíble historia sobre el regreso a casa entre un equipo que se esfuerza por convertirse en una organización campeona de la WNBA y una de los mejores jugadoras de baloncesto. Candace nos va a llevar al siguiente nivel».

Kamiah Smalls firma un contrato para el training-camp de Connecticut Sun. Poco espacio salarial en un equipo que cuenta con DeWanna Bonner (221K), Jonquel Jones (190K)  y Briann January (121K), pero que a su vez busca retener a Brionna Jones, Alyssa Thomas o Jasmine Thomas. Deberán contar con varias jugadoras cercanas al mínimo salarial.

Situación de las españolas. Atlanta Dream ejerció su opción sobre Maite Cazorla en diciembre, por lo que seguirá con contrato en 2021 (58.700 dólares) y 2022 (60.400 dólares), mientras que será agente libre restringida en 2023; Chicago Sky suspendió el contrato de María Conde para 2021, por lo que no deberíamos esperarla en la WNBA hasta 2022; las Lynx extendieron el 3 de enero una «Qualifying Offer» a Anna Cruz para convertirla en una jugadora reservada, por lo que Minnesota tiene prioridad en las negociaciones; situación similar a la de Cruz es la de Marta Xargay con Phoenix, aunque estos movimientos no implican que vayan a jugar la campaña 2021; y, por último, las Sparks renunciaron a los derechos de Ángela Salvadores el día 31 de diciembre. Por otra parte, Raquel Carrera está entrando en todos los pronósticos para ser elegida en el Draft 2021.

La veterana Epiphanny Prince regresa con las Seattle Storm. Importante acuerdo de Seattle en el proceso de mantenimiento de su grupo campeón. Prince, con 11 años de experiencia WNBA, es una pieza muy interesante debido a su papel desde el banquillo y rol secundario. De hecho, jugando con el Galatasaray en Euroliga, ha promediado 16.8 puntos, 3.5 rebotes y 3 asistencias, mostrando su valor real a estas alturas de su carrera. Cuando una jugadora de su talla acepta competir sin focos ni excesivos minutos en un equipo que quiere el anillo, su valor se multiplica.

Diana Taurasi seguirá jugando, al menos, dos años más. La leyenda estadounidense firma por el super-máximo (221.450 y 228.094 dólares) para las dos siguientes temporadas con Phoenix y alcanzará los 40 años estando en activo. Y no solo eso: viendo su nivel en 2020, seguirá siendo la referencia del equipo en la pista a sus 38 años.  Jim Pitman, GM de las Mercury: «Mientras Diana quiera jugar en la WNBA, la queremos con nuestra equipación. Ella es el corazón de nuestra franquicia, el primer rostro en nuestro Monte Rushmore».

Allisha Gray se queda en Dallas. La ‘Rookie del año’ en 2017 ha decidido continuar en la que ha sido su casa hasta ahora. Al ser agente libre restringida, Dallas le ofreció una ‘Qualifying Offer’ para gozar de derechos exclusivos para negociar con ella. Ruta que ha terminado dando su fruto, a pesar de los rumores sobre el interés de varias franquicias.  Tras dar un pequeño bajón en su rendimiento después de su excepcional año rookie, Gray confirmó en 2020 su línea ascendente en el juego. Junto a Arike Ogunbowale, un puesto de titular en la línea exterior le está esperando en Dallas.

Alysha Clark se marcha a Washington. Una de las jugadoras más respetadas de la competición por su buen hacer en ambos lados de la pista y sus 9 años en la liga. Dos veces campeona de la WNBA con Seattle, Clark ha sido una de las piezas clave para hacer de las Storm uno de los mejores equipos en la historia de la competición. Ahora, aterriza en un conjunto que ya cuenta con Elena Delle Donne o Ariel Atkins. Movimiento de los que marcan diferencias. Según Wisndr, firma 2 años por 183.000 dólares anuales. Seattle no podía llegar a cifras tan altas.

En la actualidad, jugando con Asvel en Francia y Euroliga. Clasificadas para los cuartos ante Sopron.

Cheyenne Parker firma un contrato multianual con Atlanta Dream. Causa directa de la llegada (no oficial) de Candace Parker a Chicago. Cheyenne ha formado parte de las Sky durante las últimas 6 temporadas, firmando un 2020 que evidenció un gran crecimiento (13.4 puntos, 6.4 rebotes y 1.3 robos). Su versatilidad para castigar dentro de la zona y abrir la pista con lanzamientos exteriores, causa principal de su llegada a Atlanta.

Actualmente, máxima anotadora de la Liga Francesa con Montpellier.

Indiana se hace con Jantel Lavender. Se perdió la temporada 2020 por una lesión, pero ya está de vuelta. Con vivencias en grandes equipos, Lavender se proclamó «Sexta Mujer del Año» y ganó el anillo con las Sparks en 2016. Las Fever, un equipo con Lauren Cox y Teaira McCowan en el juego interior y Julie Allemand en el 1, necesitarán de su experiencia para mantener una línea regular esta temporada. Según Winsidr, firma 3 años por 175.000 dólares anuales garantizados.

Actualizado a 02/02/2021 a 23:00.