FEMENINOEstás viendo//Entrevista a Rebekah Gardner: "Ha sido el mejor año de mi vida"
Entrevista a Rebekah Gardner: «Ha sido el mejor año de mi vida»

Entrevista a Rebekah Gardner: «Ha sido el mejor año de mi vida»

Tras una década alejada de Estados Unidos, Rebekah Gardner se estaba planteando la retirada a sus 31 años cuando llamó Spar Girona. La conversación que le cambió la vida. Pasada la treintena, debutó en Euroliga, fue nombrada MVP de la Liga Femenina Endesa y saltó a la WNBA, el sueño que había dado casi por perdido. No conforme con eso, se presentó a su país con abrumadora personalidad y pasó a la historia como la jugadora más veterana en ser incluida en el mejor quinteto de rookies.

*Entrevista publicada en la revista Gigantes de noviembre de 2022

Sin embargo, el cuento de hadas no ha hecho más que empezar. La estadounidense, en su regreso a España, ha sido nombrada MVP de la Supercopa LF Endesa con la que se hizo el conjunto gerundense. El mismo club con el que ha unido su camino para las dos próximas temporadas, agradecida y consciente de lo que ha supuesto para ella.

Acabamos de empezar, pero el calendario no da un respiro. Vaya inicio tan intenso.
Tenemos un gran equipo y mucho trabajo por delante. Estamos en un punto muy temprano de la temporada, pero con encuentros importantes. Mejoramos partido a partido.

¿Cuál ha sido tu primera impresión sobre Bernat Canut? 
Vi el buen trabajo que hizo en La Seu el año pasado. Es muy intenso e inteligente. Se fija en los detalles importantes del juego. Es joven, pero para mí la edad no importa. Es un soplo de aire fresco, un entrenador con mucha energía. Estoy expectante por lo que pueda conseguir con este equipo.

“Spar Girona me ayudó a llegar a la WNBA, aprecio mucho todo lo que hizo por mí”

Está en su primera temporada en Girona, como tú el año pasado. ¿Cómo de importante fue para ti la campaña 21-22?
He jugado en Turquía, Israel o Rumanía y siento que aquí hay un mayor equilibrio entre los mejores y peores equipos. Crecí mucho como jugadora. Competías en Euroliga ante grandes conjuntos pero llegaba el fin de semana y tenías muy buenos rivales también. Estuvimos cerca de ganar títulos, pero hemos vuelto varias jugadoras y esta vez hemos empezado con la Supercopa. Girona me ayudó a llegar a la WNBA, aprecio mucho todo lo que hizo por mí.

Afirmaste en el Chicago Sun Times que te planteaste la retirada hace poco más de un año.
Sí, me lo estuve planteando. Me encanta jugar en Europa, pero sentía que llevaba 10 años alejada de mi familia y no tenía pinta de que pudiera jugar en la WNBA. Así que pensé que podía ser el momento de acercarme. Este verano, haber podido jugar delante de ellos ha sido como un nuevo impulso de energía.

“Sentía que en Euroliga podía competir, pero los equipos de esta competición iban a por jugadoras con más renombre”

Tras tantos años, ¿llegaste a asumir que tu techo igual era la Eurocup o Euroliga?
Al principio de mi carrera no conocía nada de la Eurocup y Euroliga. En America no se habla de eso demasiado. Me enteré cuando firmé en Turquía. Me abrió los ojos aquello, conocí todos los niveles competitivos que existían. Sentía que en Euroliga podía competir, pero normalmente los equipos de esta competición iban a por jugadoras con más renombre. Afortunadamente, Girona se fijó en mí.

Y terminaste siendo la MVP de la Liga Femenina Endesa. 
No me esperaba ganarlo. Encontré la situación, equipo y compañeras correctas. Mucha gente me pregunta cómo lo hice. Me encanta el baloncesto, me encanta jugar, pero fueron las circunstancias que me rodearon.

¿Todo esto es lo que te ha llevado a firmar dos temporadas en Girona?
Girona es una ciudad muy bonita, cómoda. Soy de California y me gusta la playa. También las compañeras y el equipo. Girona, como club, se preocupa por las jugadoras y las mantiene cómodas. Además, suelen hacer buenos equipos.

Viendo tu trayectoria, en la que saliste pronto de Estados Unidos, ¿podría decirse que te has formado como persona y jugadora a este lado del charco?
He crecido muchísimo cuando he ido a países como Turquía, jugando Eurocup, ante buenas europeas y jugadoras WNBA. El juego europeo es muy inteligente. Tienes que estudiarlo, leer los pick and roll… el IQ de otras jugadoras me ayudó a mejorar y desarrollar el mío. Muchas WNBA vienen a Europa y se preparan para la temporada. Todo eso, combinado, me ha ayudado. Incluso este año pasado.

“Una tiene un sueño toda su vida, la WNBA, y cuando lo ve cerca… era difícil no estar nerviosa”

James Wade, entrenador de las Chicago Sky, vino a verte en varias ocasiones a Girona. ¿Cómo se creó esa relación con él?
Me llamó durante la Agencia Libre. Vino a dos partidos y antes del primero estaba muy nerviosa. Me avisó de que venía dos horas antes del encuentro. Además, tuve problemas de faltas y no entré en ritmo. El segundo fue mucho mejor, ante Avenida. Sabes, una tiene un sueño toda su vida y cuando lo ve cerca… era difícil no estar nerviosa. Mi relación con él es muy buena. Siento que no he tenido otro entrenador que me haya querido tanto como él. Mucha gente en America no sabía quién soy y él me dio la oportunidad. Quería estar convencida de causar una buena impresión tras su apuesta por mí. Es un buen entrenador y General Manager. Le voy a estar agradecida siempre.

¿Sus visitas fueron los primeros momentos en los que sentiste que podías tener una oportunidad en la WNBA tras tantos años?
Había estado en dos training camp anteriormente, pero creía que esta vez era diferente. Había hablado con Wade y sabía lo que quería de mí. Las otras veces me sentía un parche hasta que llegaran otras jugadoras. En la WNBA nunca se sabe porque solo hay 144 huecos. La Agencia Libre empieza en enero y la liga no arranca hasta mayo, es mucho tiempo en el que puede pasar de todo.

Yueru Li, Julie Allemand, Sparkle Taylor, tú… ¿confía tanto como parece James Wade en las jugadoras que destacan en otros lugares del planeta?
Sí, él ha jugado también en Europa y entiende que aquí también hay buenas jugadoras. Mucha parte de nuestro staff es extranjero. Se sale un poco del camino establecido, pero ha construido buenos equipos. Ha abierto la puerta a más europeas y otras norteamericanas que quizá no eran tan populares.

¿Esperabas encajar tan bien en la WNBA?
No sabía, la verdad. Jugar en Euroliga ayuda a ir con seguridad. Lo cierto es que después de una década solo pensaba en ir y dejarme todo. Y luego que pasara lo que tuviera que pasar. No esperaba jugar mucho o hacerme con un rol en la rotación. Hay muchas jugadoras que han ido a la WNBA y no han podido hacerse con un hueco, por lo que todo fue bien.

Al ser rookie con 31 años, ¿seguiste el mismo proceso que el resto de novatas?
Fue un poco diferente. Tenía experiencia de haber jugado ante otras jugadoras WNBA en Europa. Mis compañeras sí que me tenían que ir avisando de ciertos movimientos de algunas jugadoras, porque los repiten mucho y yo no las conocía tanto. Incluso fue un poco raro ser tratada como rookie, por mi edad, ya sabes. Pero te tienes que ganar la confianza del resto, es normal. En Europa, las americanas no tienen que pasar por ese proceso exactamente. No mucha gente ha tenido mi experiencia, por lo que no sabía a quién preguntar. 

“Fue surrealista pasar de no hacer nada un verano a estar al siguiente con Candace Parker”

Creciste en California, tierra en la que Candace Parker hizo historia. ¿Fue especial jugar a su lado?
Total. Es una futura Hall Of Famer, una leyenda. Cuando era joven iba a ver sus partidos. Fue surrealista pasar de no hacer nada un verano a estar al siguiente con Candace. La temporada en general fue surrealista. Es una gran compañera, gran asistente, me gusta mucho jugar con ella porque allí me movía más sin balón y conectamos bien.

Tuviste tus momentos en ataque, pero la sensación es que lo que te permitió tener tantos minutos fue la consistencia atrás.
En todos los equipos tu rol es diferente. Teníamos muchas anotadoras. Estaba claro que no era la primera, segunda o tercera opción en ataque. Incluso tampoco la cuarta o la quinta (risas). Empecé a defender fuerte para robar y palmear balones que me crearan ataques para mí misma. Hay muchas jugadoras con talento, por lo que se trata de encontrar lo que necesita el equipo. Y eso me ayudó a jugar entre 15 y 20 minutos cada noche.

¿Eres consciente de que has pasado de ser poco conocida a un modelo para otras jugadoras en situaciones similares? 
Ha sido el mejor año de mi vida. Es difícil explicar con palabras, ha sido surrealista. Siento que eso es lo más importante. Siempre he hablado de Shey Peddy, es un buen ejemplo. La veía a ella y me ayudaba a no perder la esperanza. Solo con inspirar a una persona como ella hizo conmigo… eso es lo que de verdad importa.

 

Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Sigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)