BASKET FEBEstás viendo//Más de un año después: la nueva vida Rafa Jordá, que estuvo a punto de fallecer en un partido de EBA
Más de un año después: la nueva vida Rafa Jordá, que estuvo a punto de fallecer en un partido de EBA

Más de un año después: la nueva vida Rafa Jordá, que estuvo a punto de fallecer en un partido de EBA

Rafa Jordá fue, en su momento, canterano del UCAM Murcia. Ahora, con 22 años, empieza una nueva vida.

Hay historias que marcan y que nos hacen pararnos durante un momento a pensar lo afortunados que somos simplemente por vivir. Te traemos la historia de Rafa Jordá, que ha recuperado en su último programa Tirando a Fallar y que merece la pena conocer en profundidad. Pero antes de nada, te contamos la razón por la que hablaron con él.

Los hechos ocurrieron un domingo 25 de marzo de 2018. Ese día se disputaba un a priori encuentro más de Liga EBA en Calasparra entre el Club Baloncesto Innova Begastri de Cehegín y el C.B. L’Alfas del Pí de Alicante. Tan sólo se llevaban 7 minutos de encuentro disputados cuando Rafa Jordá se desplomó al suelo y sufrió hasta cuatro paradas cardiorrespiratorias encadenadamente.

La rápida actuación de un médico allí presente y la ayuda de un desfibrilador salvaron la vida de este joven, que salió apenas una semana después de la UCI y puede seguir haciendo vida normal a sus 22 años… eso sí, sin poder jugar al baloncesto de alto nivel. Pero con la suerte de contarlo y de seguir estudiando su doble grado de Ingeniería Informática y Matemáticas. «No recuerdo nada de lo sucedido. Sé que en el minuto 7 me sentí indispuesto y me dirigí al banquillo y ahí me desplomé. Pero mi último recuerdo es de antes de salir de casa, de haber comido sopa. Me costó asumir lo que había pasado», destaca Jordá en Tirando a Fallar.

Ahora, a Rafa Jordá, canterano del UCAM Murcia en su momento, le ha tocado aceptar que debe de empezar una nueva vida viviendo el baloncesto de otra manera: «Fue duro asumir que no podría volver a jugar al mismo nivel. Ahora me planteo entrenar en el futuro y lo sigo, pero no participo del juego. Puedo jugar algunas pachangas, pero sin contacto físico».

Por último, el murciano quiso quedarse con la parte positiva de haber sufrido un percance tan grave: «Lo que me pasó te hace darte cuenta de lo que es verdaderamente importante y lo que hay que disfrutar. La familia, los amigos, las cosas en las que realmente hay que centrarse y no en lo que perdemos el tiempo a veces». Lección de vida para todos.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)