BASKET FEBEstás viendo//Palabras de Borja Arévalo: retirada prematura y regreso, exportador de vino, el crowfunding para llegar a EBA...
Palabras de Borja Arévalo: retirada prematura y regreso, exportador de vino, el crowfunding para llegar a EBA…

Palabras de Borja Arévalo: retirada prematura y regreso, exportador de vino, el crowfunding para llegar a EBA…

Borja Arévalo es un base de 1,95 de altura y 29 años, natural de Logroño y que juega en el equipo de su tierra. Hasta ahí todo más o menos normal. Lo interesante llega al conocer la vida, tanto en la cancha como fuera de ella, de un jugador que ahora se ha puesto manos a la obra para poder certificar el ascenso del Logrobasket a la Liga EBA. Para ello, está promoviendo una campaña de crowdfunding.

Un reto interesante el que tiene por delante este playmaker que llegó a militar en la LEB Oro (8,9 puntos, 6 rebotes, 4,2 asistencias 1,8 robos y 17,1 de valoración en 22 minutos con el Tau Castelló en la 2016-2017). Sería el segundo ascenso en tres años de un equipo, el Logrobasket, que nació, hace sólo unos años de la mano de Nacho Arbues y Alex Labad. Automáticamente, intentaron, con suerte, que volviera a picarle el gusanillo a un jugador retirado con sólo 26 años.

El riojano dejó las canchas  cuando su nombre incluso sonaba para la Liga Endesa y dando paso a una vida dedicada al vino. Lo hace con una empresa navarra con la que exporta dicho producto a nivel internacional (pasando cinco meses al año entre Latinoamérica y Europa) y ahora compaginando su labor con el deporte que tanto le apasiona. Escuela Marista (edad cadete) CB Clavijo (tanto en formación como luego en LEB Plata y en Oro) el citado TAU Castelló y ahora Logrobasket han sido los equipos de un Borja Arévalo que ha hablado con la FEB.

Las palabras de Borja Arévalo

Su vida desde su retirada. “La verdad es que no llevo una vida muy diferente a la que pueda llevar cualquier otro trabajador. A lo largo de mis años de baloncesto había invertido mucho tiempo y muchos esfuerzos en poder terminar la carrera de Ingeniería y durante mi último año en Castelló aproveché para realizar un Máster de Empresas. Con esa formación y viviendo en un lugar como La Rioja en el que abundan las bodegas, no me resultó muy complicado el poder encontrar trabajo en una de ellas, así que el baloncesto pasó a un segundo plano. Como no quería dejarlo del todo, ese primer año empecé a jugar en 2ª División Nacional con un grupo de amigos que habían creado el Logrobasket y por eso durante estos tres últimos años he ido compaginando ambas cosas en la medida de lo posible”.

Razones del adiós en 2017. “No fue una decisión sencilla, pero era algo que había comenzado a plantearme ya el verano anterior donde tuve las primeras dudas acerca de si seguir o no. Con 24 años, estaba en un momento de mi carrera en el que buscaba explotar definitivamente para intentar vivir bien del baloncesto. No quería ser un jugador de esos que termina por hacer carrera en LEB Oro durante algunos años para luego incorporarme muy tarde al mercado laboral, así que tenía que tomar una decisión. Después de jugar en Castellón llegó a surgir la posibilidad de entrar en algún equipo de ACB, que era lo que yo realmente quería, pero el protagonismo que me ofrecían era prácticamente residual y eso hizo que terminara por dejarlo. Preferí explorarla vía laboral pensando que iba a resultar me mucho más sencillo el poder encontrar una salida a los 25 en lugar de a los 36”.

Cambios de ligas… “Es un mundo totalmente diferente porque pasas de las exigencias del baloncesto profesional a verte en un entorno muy parecido al que tenías cuando comenzabas en esto. Para que te hagas una idea, yo estoy jugando ahora con la misma gente con la que comencé con 14 años y eso hace que todo sea mucho más divertido, que no sientas la presión de la élite y que cada entrenamiento o cada partido sean ese momento que estás esperando durante toda la semana para poder romper con la rutina del trabajo”.

Vida laboral… y baloncesto. “Bueno, en mi caso tengo muchas facilidades ya que, como te decía, somos un grupo de amigos que siempre intentan ayudarse los unos a los otros. Los viajes hacen que no siempre puedas ir a entrenar y que en ocasiones tengas que perderte algún partido, pero como casi todos trabajamos, es algo normal y que compensamos teniendo una plantilla larga. Si el año que viene logramos ser equipo de Liga EBA, la filosofía será un poco la misma, la de intentar ayudarnos entre todos para que eso nos permita impulsar a un equipo en el que renunciamos a cobrar altas cantidades con el objetivo de que el nombre de nuestra ciudad esté lo más arriba posible”.

Crowfunding. “De momento vamos por el buen camino, hay mucha gente anónima y empresas de la ciudad que se han ido sumando y que están poniendo su granito de arena para que podamos cubrir ese incremento presupuestario que exige el salto al baloncesto semi profesional. Es un paso importante, pero hora queremos que sean las instituciones las que se sumen y nos apoyen, que entiendan que es un proyecto en ascenso, con mucha gente involucrada y que tiene el deseo de poder alcanzar con el tiempo el máximo nivel. Creemos que el baloncesto puede crecer mucho en Logroño para convertirnos en una ciudad con proyectos importantes como han sido recientemente los de Burgos o San Sebastián”.

¿Dónde llegará de nuevo Borja Arévalo?  “Yo soy de los que está plenamente convencido de que en un plazo relativamente razonable este equipo va a dar un salto importante y vamos a poder verlo en LEB Oro, pero de ahí a que yo pueda estar en él, ya son palabras mayores… De momento vamos a centrarnos en el objetivo que tenemos ahora, que es el de poder tener el mayor número posible de apoyos para poder ir creciendo año a año y, si eso se produce, tendré quedar un paso a un lado ya que será el momento de que los jóvenes de La Rioja tomen el protagonismo que se merecen”.

Foto: LogroBasket

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)