El Perfumerías Avenida cierra el bucle

El Perfumerías Avenida cierra el bucle

En un inolvidable 2011, el Perfu había levantado Liga, Euroliga, Supercopa de España y Supercopa de Europa. Con esta Copa de la Reina, completan un ciclo para la historia.

«Tenemos un 5% de posibilidades de derrotar al Ros Casares», había declarado Lucas Mondelo, técnico del Perfumerías Avenida, en las horas previas a la disputa de la final. «Pero vamos a pelear». Y vaya si peleó el equipo salmantino. Si algo proporcionó la llegada desde Valencia de la pívot brasileña Érika de Souza la campaña pasada fue eso, capacidad de lucha. El Perfumerías saltó a la cancha sin nada que perder. Enfrente, un equipo que llevaba 23 de 23 (incluida la semi de Copa) en competición doméstica esta temporada, que había apalizado a su rival en la doble vuelta liguera (55-89 el 3 de diciembre y 79-56 el 18 de febrero) y que partirá como el equipo a batir en la Final a Ocho de la Euroliga que se celebrará en Estambul del 28 de abril al 1 de mayo.

Al igual que en la primera semifinal, el encuentro comenzó con Maya Moore demostrando en cada una de sus acciones por qué fue número 1 del draft. Fue la autora de 13 de los 15 puntos que anotó su equipo en el primer parcial, en los pocos minutos en los que las valencianas, sin llegar a apabullar a su rival, como llevaban meses haciendo, sostenía al menos la iniciativa en el electrónico.

A partir del minuto 10, el partido fue pareciéndose más y más a lo que pretendía Lucas Mondelo, que demostró conocer los resortes para desmontar a una plantilla espeluznante. Evitar el primer pase de contraataque, trabar el encuentro, aprovechar la polivalencia de Bonner (tanto en las posiciones que ocupa en pista como en cómo es capaz de asumir un rol secundario o principal alternativamente) y acorralar a una Moore que “sólo” anotaría 11 puntos más en el resto del encuentro…

… Más información en la revista GIGANTES.

YA EN TU QUIOSCO