Covirán Granada se gusta para sumar el primer punto de la serie ante el Breogán

Covirán Granada se gusta para sumar el primer punto de la serie ante el Breogán

No ha podido comenzar mejor la Final por el ascenso para un Covirán Granada que viajará a Lugo con el 1-0 en su casillero tras un partido (67-53) en el que los de Pablo Pin han sido capaces de imponer su estilo de juego a un Río Breogán que mandó durante los primeros minutos de partido sin poder contener la gran reacción andaluza a partir del segundo cuarto.

Kacinas pone el talento a disposición del equipo (11-15)

Se presuponía un inicio de partido muy físico por parte de ambos equipos y en el que la dureza defensiva fuera una de las primeras pautas y así fue. Porque ambos técnicos se esmeraron para que sus jugadores entraran a pista con la dureza suficiente como para tratar de intimidar a los principales hombres fuertes del equipo rival. Una labor que pareció dar mejores frutos a un Río Breogán capaz de anticiparse a las líneas de pase para que Sergi Quintela comenzara a hacer de las suyas. Aunque no por ello se arrugó un Covirán Granada que ponía todo de su parte para que Alex Murphy pudiera sacar brillo al trabajo ofensivo del equipo (10-3). Eran momentos de tanteo para conocer hasta donde podían estirar unos y otros la cuerda y, en ese terreno, pocos jugadores se mueves mejor que un Mindaugas Kacinas que tiraba de talento ofensivo para protagonizar el 50% de los puntos de su equipo (7). De este modo, los lucenses lograron marcharse al entreacto con una pequeña renta que parecía todo un mundo a tenor de la igualdad reinante hasta ese momento (11-15).

La intensidad de Bropleh y Murphy logra la primera remontada (29-14)

No le vino mal el entreacto a un Covirán Granada que necesitaba frescor ofensivo así como un paso al frente en el rebote. Porque el Río Breogán había doblegado a los locales en este aspecto logrando por ahí las primeras diferencias de la noche. Así se lo trasladó Pablo Pin a sus jugadores y así se notó sobre la pista con un mayor trabajo bajo los aros que, sin embargo, no encontraba su continuidad en el ataque. Diego Epifanio supo las situaciones a la perfección y, con una efectiva zona, castigaba a un Covirán errático en el tiro mediado el tercer cuarto (19-23). Parecía que podía ser el momento del conjunto lucense a la hora de intentar ampliar las rentas, pero el Covirán Granada no tardó en reaccionar a través de la dirección de Lluis Costa y, sobre todo, con un triple de David Iriarte que confirmaba el parcial de la primera remontada andaluza (27-23). Tuvo que ser Kacinas el encargado de romper con la sequía anotadora de los suyos aunque, para entonces, el crecimiento del Covirán desde el rebote era ya una realidad materializada en puntos por la tripleta Brople-Murphy-Costa. Tres jugadores que pusieron la energía suficiente para que Covirán Granada se marchara al descanso con 11 puntos que ejercían como su máxima renta hasta ese momento (40-29).

El acierto exterior sostiene las diferencias nazaríes (13-14)

Parecía claro que el Río Breogán necesitaba una mayor aportación por parte de un Kevin Larsen al que le había costado encontrar el aro (2p) y por eso el equipo lucense regresó a pista dispuesto a encontrar a su estrella. Una labor que chocó de frente con los deseos del Covirán Granada de que esto no sucediera a lo largo de un tercer cuarto en el que la prioridad pasaba por retener las diferencias. Para ello, los de Pablo Pin tuvieron que recurrir al acierto exterior ya que la sólida defensa gallega había sido capaz de dejar a los de casa en apenas 3 puntos anotados a lo lago de un buen número de minutos. Concretamente hasta que Thomas Bropleh y Christian Díaz fueron capaces de tirar de chistera para anotar dos lanzamientos con los que poner el +12 en el electrónico. Tan sólo la capacidad de reacción del Río Breogán pudo evitar que las diferencias fueran a más a falta de diez minutos en los que se iba a poner en juego la victoria (53-43).

El último intento lucense choca con el ímpetu del Covirán (14-10)

No terminaba de sentirse cómodo Kevin Larsen en el partido y eso lo notó el resto del equipo. Necesitaba el equipo gallego encontrar nuevas vías de anotación y estas llegaron desde la pintura, con un Israel Gutiérrez capaz de romper la defensa rival con un sólido mate que inquietaba ligeramente al Covirán (54-47). Pero el marcador parecía no querer acompañar a uno y otro en sus respectivos intentos con una sucesión de fallos que favorecía a los andaluces a medida que pasaban los minutos. Especialmente cuando el potencial de sus bases terminó de amarrar el encuentro en los compases finales gracias a la movilidad de balón de un equipo que tan solo tuvo que esperar al bocinazo final para celebrar la primera junto a su gente (67-53).

J.1: Covirán Granada vs Río Breogán (67-53 / 1-0)
J.2: Jueves 17 – 20:30h (Lugo)
J.3: Domingo 20 – 19:00h (Granada) *

Foto: Fermín Rodríguez / FCBG