Grande también fuera de la pista. Campazzo dedica la victoria a la hija enferma de Francis Sánchez