[GUÍA LEB ORO] Todo lo que necesitas saber sobre el CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

[GUÍA LEB ORO] Todo lo que necesitas saber sobre el CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Analizamos y detallamos al Cáceres, equipo que dirigirá Roberto Blanco para la temporada 2020/21.

CÁCERES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Clasificación 2019/20: 9º clasificado en la liga LEB Oro

Objetivo 2020/21: Continuar con la línea marcada la pasada temporada debe ser el objetivo: ilusionar a la afición mostrando carácter y jugando buen baloncesto, con la salvación siempre en mente pero sin renunciar a empresas mayores. 

Presidente: José Manuel Sánchez López

Hora de juego como local: Viernes 21:00

Cancha: Pabellón Multiusos Ciudad de Cáceres (6.500 espectadores)

PLANTILLA

B – Fran CÁRDENAS – 30 años – 177 cm.

B – Jorge SANZ – 27 años – 191 cm.

E – Jeff XAVIER – 35 años – 186 cm.

E– Ferrán VENTURA – 24 años – 186 cm.

A – Devin SCHMIDT – 25 años – 195 cm.

A – Sylvester BERG – 22 años – 201 cm.

AP – Aitor ETXEGUREN – 18 años – 206 cm.

AP – Paco DEL ÁGUILA – 21 años – 201 cm.

AP– Roeland SCHAFTENAAR – 32 años – 210 cm.

P – Sandi MARCIUS – 30 años – 208 cm.

ENTRENADOR: Roberto BLANCO

ALTAS: Fran Cárdenas (Huesca); Jorge Sanz (Oviedo), Jeff Xavier (Leyma Coruña), Devin Schmidt (Lucentum), Aitor Etxeguren (Zaragoza), Roeland Schaftenaar (Ionikos Nikaias), Sandi Marcius (sin equipo)

BAJAS: Ricardo Uriz (Tizona), Aitor Zubizarreta (Destino Palencia), Berni García (Zornotza), Nikola Rakocevic (sin equipo), Luis Parejo (Levitec Huesca), Milan Nikolic (Spisska Nova Ves), Jordy Kuiper (CEP Lorient), Jorge Bilbao (Lucentum), Arkeem Joseph (Ourense)

EDAD MEDIA: 26,4 años

ESTATURA MEDIA: 196,1 cm.

QUINTETO TIPO:

  1. Fran Cárdenas
  2. Jeff Xavier
  3. Devin Schmidt
  4. Paco del Águila
  5. Roeland Schaftenaar

ANÁLISIS

El pasado curso, en Cáceres, volvieron a enamorarse del baloncesto. Roberto Blanco y sus chicos lograron conectar con la grada con un juego alegre y coral y con una capacidad de engancharse a los partidos y competir bajo cualquier circunstancia que lograba contagiar al aficionado más frío. Los extremeños luchaban por meterse en playoffs, lo tenían en su mano, pero la pandemia cortó el sueño de raíz.

Con esa sensación de que el baloncesto les debe una, regresa el Cáceres Patrimonio de la Humanidad, si bien son conscientes de que esta temporada puede ser diferente. Diferente, sobre todo, porque el equipo ha visto cómo se le escapaban jugadores que habían sido tan fundamentales como los Uriz, Zubizarreta, Rakocevic, Parejo, Kuiper, Bilbao o Joseph y que se habían revalorizado en el mercado. Pese a todo, la afición cacereña puede estar satisfecha con el trabajo realizado en los despachos por su directiva, que ha confeccionado un plantel competitivo que mezcla en su justa dosis veteranía y juventud, experiencia e ilusión.

La dupla de bases vuelve a ser cien por cien nacional. Las lesiones han privado a Fran Cárdenas de la explosividad y frescura de sus años mozos en Oviedo. Sin embargo, el andaluz ha sabido reinventarse y es ahora un director de juego concienzudo que sabe imprimir pausa y marcar el ritmo de partido, y aún de cuando en vez destila detalles de crack de su juventud. Salvando las distancias, su caso recuerda al de Raül López, al que las lesiones casi lo borran del basket profesional pero que, pese a que su cuerpo no le permitía sacar todo el baloncesto que tenía en su cerebro, que era infinito,  su calidad técnica y conocimiento del juego le permitieron sobrevivir en la élite con mucha dignidad. Acompaña a Cárdenas Jorge Sanz, que llevará la manija sin estridencias, buscando la mejor opción de ataque y ayudando en tareas defensivas y de rebote.

Sorprendió el fichaje de un veterano con caché como Jeff Xavier por el equipo extremeño pero rellenar el vacío dejado por dos instituciones en el club como son Luis Parejo y Nikola Rakocevic requería un esfuerzo. El escolta de pasaporte caboverdiano ha sentado la cabeza y ya en Coruña se erigió en líder en la cancha y fuera de ella. Anotador de rachas con amplio rango de tiro, Xavier se sentirá importante de verde y absorberá mucho balón y muchos tiros, adoptando el viejo rol de jugador “americano” en el que tan cómodo se ha sentido siempre. El otro dos del equipo es un Ferrán Ventura que debe ir a más en su segunda temporada en Cáceres y en LEB Oro. El catalán se vaciará en la defensa del mejor anotador exterior rival y seguirá aprovechando los tiros abiertos de los que pueda disponer.

Para la posición de tres llega el francotirador Devin Schmidt, un Schmidt que en Alicante ha demostrado ser un jugador de equipo que no fuerza demasiado en ataque y que es muy generoso en el esfuerzo. Uno de los supervivientes del equipo del año pasado es Sylvester Berg. El joven 3-4 danés se ganó la condición de jugador del primer equipo el pasado curso con su disciplina, versatilidad y progresión. La consistencia en las proximidades de la canasta, la solidez en el rebote y el sacrificio defensivos están asegurados con el alero danés, si bien aún debe progresar en aspectos como el manejo de balón o el tiro exterior.

En la posición de cuatro nos encontramos con dos jóvenes valores de canteras ACB que buscan en Cáceres un lugar para foguearse y aprender. Ya lo hizo el pasado curso un Paco del Águila que demostró que puede ser un jugador interesante debido a su capacidad para abrir el campo y su contribución en el rebote. Desde Zaragoza, y después de debutar en la Liga Endesa, llega  Aitor Etxeguren, un jovencísimo y espigado 4’5 que debe dar el paso a la posición de ala-pívot, ampliando su rango de tiro. Condiciones tiene de sobra para ser ACB en el futuro.

Para la posición de center, el Cáceres ha recuperado a un viejo conocido de la LEB como Olaf Schaftenaar. Con el jugador neerlandés, el Cáceres gana en altura, tiro exterior y capacidad de pase, si bien el holandés nunca ha sido un intimidador ni un reboteador fiable. Incorporar a la última pieza, el cinco titular, parece haberse convertido en la búsqueda del Santo Grial. Mientras no se pone a tiro un mirlo blanco que calibre las verdaderas opciones de este Cáceres Patrimonio de la Humanidad, el equipo extremeño cuenta con el refuerzo en la pretemporada de Sandi Marcius, jugador maltratado por las lesiones que en un óptimo estado de forma podría ser el cinco dominador que tanto ansía Roberto Blanco.

FORTALEZAS:

Espíritu de equipo. Ya el año pasado Roberto Blanco logró que todos los miembros del equipo extremeño remasen en la misma dirección. Este año, sin grandes egos, seguirán esa misma línea. 

Liderazgo de Jeff Xavier. Con muchos años en la liga, varios ascensos en su curriculum y una capacidad anotadora fuera de toda discusión, Cáceres ha encontrado un referente en Jeff Xavier.

Muchos jugadores con capacidad para anotar desde detrás de la línea de 6’75, incluidos especialistas como Xavier, Schmidt y Schaftenaar.

INCÓGNITAS:

Han perdido a sus principales referentes dentro y fuera de la cancha de los últimos años, lo que es un duro golpe para la afición y una dificultad añadida para construir un equipo.

Aún están a la busca de un pívot dominador. Marcius es una incógnita y el mercado no ofrece muchas posibilidades a un club con recursos ajustados. Mientras, hay endeblez en la pintura. Del Águila y Etxeguren son inexpertos, Schaftenaar nunca ha destacado en labores defensivas.

Ausencia de un jugador de perfil físico o intimidador, de un jugador capaz de jugar por encima del aro.

RESULTADOS DE PRETEMPORADA: 

Cáceres Patrimonio de la Humanidad (1-3)

CB Morón 51 – 63 Cáceres Patrimonio de la Humanidad

Destino Palencia 80 – 60 Cáceres Patrimonio de la Humanidad

Cáceres Patrimonio de la Humanidad 60 – 63 ZTE Real Canoe N.C.

Cáceres Patrimonio de la Humanidad 73 – 93 Clínica Sur-Aspasia RVB 

Foto: Cáceres/Juanfran Macías.