Marco pide una mesa “más competente” tras caer en un final polémico en LEB Oro (Vídeo)

Marco pide una mesa “más competente” tras caer en un final polémico en LEB Oro (Vídeo)

El CB Prat sigue en la parte alta de la clasificación en la LEB Oro, con un balance de 6-1, después de su agónica victoria en Oviedo, por 82-84 y en un final polémico. Con menos de 3 segundos por jugarse y con empate a 82, el Prat saca de banda y Marc Blanch se juega el último tiro: penetra, lanza, y el balón toca el tablero y el aro antes de que Mohamed Barro lo barra. Pero los árbitros conceden canasta. ¿Por qué? El barrido es legal… pero fuera de tiempo. Por lo tanto, canasta. Así lo dice la norma.

“Cuando suene la señal del reloj de partido indicando el fin del periodo, mientras el balón está en el aire durante un lanzamiento de campo, ningún jugador tocará el balón después de que haya tocado el aro mientras tenga posibilidad de entrar en la canasta”. Y continúa: “Penalización: Si la violación la comete un jugador atacante, no se concederán puntos. (…) Si la violación la comete un jugador defensor, se concederá al equipo atacante: 1 punto cuando se tratase de un tiro libre. 2 puntos cuando el balón haya sido lanzado desde la zona de tiro de 2 puntos. 3 puntos cuando el balón haya sido lanzado desde la zona de tiro de 3 puntos. La concesión de los puntos será igual que si el balón hubiese entrado en la canasta”.

Un desenlace que provocó el enfado de Carles Marcos, técnico del Unión Financiera Baloncesto Oviedo. Enfado con la mesa, no con los colegidos.

«Pueden tener razón que esté fuera de tiempo, lo veremos en el vídeo, no lo sé. Pero me parece que, jugando en casa, hay que tener una mesa un poquito más competente. Porque han pasado 2 segundos 49 y Marc (Blanch) ha recibido en media pista, ha dado un bote para un lado, ha hecho un zigzag, ha dado dos botes más y ha hecho una penetración. De eso me puedo quejar. Lo otro lo veremos en el vídeo. Puede ser que esté fuera de tiempo. Pero joder, coge el balón y hay que tocar la puta mierda esta de la tal. Y estoy un poco cansado, en los tres años que llevo aquí, de la mesa. ¿Vamos a quejarnos de los árbitros? Pues me voy a quejar de la mesa hoy. Eso. Lo de que sea fuera o no, no lo sé. Me han parecido eternos los tres segundos. Unos días va para nosotros y otros para los otros», explicaba Marco. «No es de esta jugada que nos va el partido. Son otras cosas. Ellos están en un momento dulce y nosotros estamos progresando adecuadamente».