Privilegiado estreno: así trabajaron cada día en el nuevo Campus Gigantes de Las Palmas

Privilegiado estreno: así trabajaron cada día en el nuevo Campus Gigantes de Las Palmas

Decía el pintor neerlandés Vicent Van Gogh, «¿Qué sería de la vida, si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?» Desde Gigantes, no había ninguna duda de que el Campus que se estrenaba en 2018 en Las Palmas sería un éxito. El tiempo nos ha dado la razón. El medio centenar de jugadores que han participado en la semana insular lo han hecho bajo dos premisas claras: trabajo y diversión.

«Si tengo que resumir en una frase el campus, diría que ha sido toda una demostración de que se puede combinar el trabajo técnico con el ocio», declara el director de la sede grancanaria, el ex árbitro de la Liga Endesa Juan Carlos Arteaga. Entrenamientos donde los jóvenes sabían cuando había que ponerse las pilas, y cuando uno podái relajarse. Lo hicieron desde las 9:00 hasta las 14:00 horas en una semana, ciertamente, inolvidable.

Desde la primera sesión, con un calentamiento dirigido por un preparador físico, hasta el último entrenamiento, pasaban muchas cosas. Visitas de jugadores profesionales, como Nico Richotti, Óscar Álvarado o Christian Díaz, excursiones a la playa o entrenos donde se trabajaba cada día un apartado a través de conferenciantes, que no eran unos cualquiera.

El lunes, Pablo Sánchez, que ha sido ayudante en selecciones españolas, hablando del bote; al día siguiente, mejorando el tiro con Santi López, director técnico de Canterbury. A la mañana siguiente, Armando Guerrero, DT del Gran Canaria, hablando sobre los movimiento de pies.

Para acabar, las dos jornadas finales las dieron Pablo Melo, ex director técnico del Gran Canaria, hablando sobre finalizaciones, y Federico Toledo, coach de la Liga EBA, con una doctrina del pase. Todo con un resumen bien claro de Arteaga: «Me ha sorprendido, para bien, la convivencia habida entre adolescentes de 15-16 años y pequeños de 5-6, una implicación brutal».