Miguel Mateo y Alicia Campillo, nombres propios del arranque de la Copa Colegial

Miguel Mateo y Alicia Campillo, nombres propios del arranque de la Copa Colegial

Junto a ellos, Nacho Tornil, de Cabrini, también firmó otra extraordinaria actuación, llegando a los 37 puntos ante Sagrados Corazones

Nervios. Ese es el sentimiento que mejor define lo que se vive cuando el árbitro está a punto de lanzar el balón al aire en tu estreno en la Copa Colegial. Sucede año tras año, da igual quién, dónde, y contra quién se juegue. Esa dosis de vitalidad que impregna la incertidumbre por destacar en el torneo la superaron, y de qué manera, dos jugadores que ya son leyenda en Khalil Gibrán. Hablamos de Miguel Mateo y Alicia Campillo. 

Te ponemos en situación: primera ronda de la mejor competición escolar de Europa, con el colegio fuenlabreño recibiendo a Arcángel Rafael en un doble duelo masculino y femenino por alcanzar la segunda ronda. Primero, las chicas, y posteriormente, los chicos. La igualdad fue la nota predominante de ambos duelos, con un cara y cruz para los locales (ganaron su primer encuentro, perdieron el segundo) pero con dos actuaciones históricas de sus respectivas estrellas.

Y es que tanto Miguel Mateo como Alicia Campillo resultaron ser los máximos anotadores de la primera jornada del torneo en todo Madrid. El primero, llegando a la escandalosa cifra de 40 puntos (con porcentajes todos ellos por encima del 50% y 39 de valoración), quedándose a tan sólo cinco de la máxima anotación histórica en un partido, alcanzada en 2019 por su rival en primera ronda, Daniel García (que se quedó en 23, y también se llevó el triunfo, por 57-73).

Por su parte, la base de Khalil Gibrán anotó menos (30, con 12/16 en tiros de dos y 33 de valoración) pero su equipo se llevó el gato al agua (48-40), sin descansar ni un sólo segundo. El resto del conjunto de David Gómez anotó 18 puntos, por los 30 de Campillo. Y ambos han hablado con la Copa Colegial tras su mágica actuación. 

La Copa Colegial habla con ellos

Eso sí, los dos veían una misma moneda con dos caras tras el debut: «No podía haber sido mejor. Pese a los nervios de todas conseguimos meternos en el partido y demostrar que podíamos conseguir la victoria», destacaba Alicia, mientras que Miguel reflejaba que «fue algo agridulce en la Copa por no haber podido pasar en el primer partido, aunque por otra parte muy contentos por el juego del equipo y sobretodo de seguir luchando hasta el final». 

Lo bueno que tienen ambos es su humildad a pesar de dos actuaciones tan destacadas. Alicia, en primer lugar: «Destacar del partido el carácter que tuvimos todas, no solo cuentan los puntos sino también la intensidad que marcamos todas juntas. Agradecer la confianza transmitida por parte de todas ellas y las ganas que pusieron tanto ellas como todo nuestro ambiente, sin ellos habría sido muy difícil llevarnos la victoria». 

Mateo, por su parte, fue ejemplar. «Respecto al partido, la verdad es que los puntos son lo de menos cuando no consigues la victoria aunque sí que acabé bastante contento por servir de ejemplo a chavales más pequeños que están empezando en esto y les ves tan ilusionados viendo el partido».

Resumen perfectamente lo que significa el torneo

Además, los dos jóvenes saben perfectamente lo que es la Copa Colegial. Para Miguel es su último año y a Alicia todavía le quedará 2021. «Nuestro punto fuerte está en el calor que la gente nos brinda cada vez que jugamos en el Khalil, cuando aquello se llena es muy difícil ganar. Para nosotros la Copa siempre ha sido una gran ilusión en el colegio, ver como todos, desde niños pequeños hasta profesores, se acercan a vernos es una gran satisfacción», destacaba el base.

Por su parte, la alero fuenlabreña valora que «esperamos llegar lo más lejos que podamos, y que sin duda, disfrutemos juntas y lo demos todo en cada momento. La Copa para nosotras representa el disfrute por este deporte, no solo divirtiéndonos nosotras sino transmitiéndolo también a todo nuestro público».

Nacho Tornil, otro que se sale en su debut

Pero no sólo en el colegio Khalil Gibrán dos jugadores entraron en calor con actuaciones sobresalientes. En el colegio Sagrados Corazones, los locales no pudieron con los Dinos de Cabrini (46-61), y mucha culpa de ello tuvo Nacho Tornil. 

El playmaker de la escuela de verde se fue hasta los 37 puntos, con tan sólo cuatro fallos entre el tiro de dos y el triple (14 de 18 en total). Su equipo tuvo un más/menos de 18 con él en pista y avanza a la siguiente ronda del torneo. 

¿Todos los resultados del primer día de Copa Colegial? Aquí los tienes.