¿Cómo recuperó el Barça la Minicopa Endesa tras 8 años? Un repaso al campeón

¿Cómo recuperó el Barça la Minicopa Endesa tras 8 años? Un repaso al campeón

Ocho años atrás hay que rebobinar la cinta histórica para encontrar la última derrota del Real Madrid en una Minicopa Endesa. Treinta y cinco encuentros consecutivos de imbatibilidad,y con un dato curioso: en el último choque que perdieron en sus filas estaba un tal Luka Doncic. Como entonces, su verdugo para acabar con esa estratosférica racha ha sido el FC Barcelona.

Por aquel entonces, Pol Vives fue el MVP en un torneo que el Barcelona afrontaba como anfitrión y que suponía superar al Joventut de Badalona en el palmarés histórico del torneo con cinco títulos. Ocho años después, los blaugranas, con su sexto entorchado, marchan uno por detrás del ciclón Real Madrid que cedió el trono siete ediciones después en la final más igualada desde 2010. El marcador final (67-65) en el Martín Carpena, ¡ante 4.400 espectadores!, dejó patente la igualdad del choque por el título. El cuadro dirigido en Málaga por Mario del Campo ganó la cita copera por excelencia en el panorama formativo.

Los azulgranas triunfaron gracias a un conjunto excelentemente trabajado en defensa, con gran capacidad para defender el 1×1 y que tuvo su principal baluarte en Dayan Nessah. La llegada hace unos meses a Barcelona del alero suizo, de 1.86 metros de altura, ha devuelto la igualdad a la cantera nacional.

Dayan Nessah, tras brillar en la Minicopa Endesa: apunten su nombre

Estamos ante un talento que ha impactado y que levanta la admiración hasta del gran Juan Carlos Navarro: “Es un anotador con muy buen físico. Esperamos que esté mucho tiempo entre nosotros y que se desarrolle bien”. En la final, sin ir más lejos, se quedó a una asistencia del t riple – d o ble (15+10+9). Su equipo ganó por 10 puntos de media en Málaga con él en pista. Tiene un físico privilegiado, mucha capacidad para desbordar tanto en la penetración como en cancha abierta y es capaz de hacer multitud de cosas diferentes en una pista.

Junto a Nessah, apareció el MVP final de la Minicopa, un Ousmane Alpha que decidió el título con una canasta a falta de 15 segundos para el cierre de la gran final y cuando el marcador más apretado estaba (empate a 65). Los culés demostraron estar más preparados para los finales igualados, ya que en semifinales, habían sudado de lo lindo para llevarse el duelo ante un notable Coosur Real Betis (72-71).

En los momentos clave, apareció la defensa del Barça, capaz de controlar el poderío físico blanco. En la fase de grupos, los blaugranas ganaron por 30,6 puntos de media sus partidos y tan sólo el Joventut de Badalona, en un duelo que perdió por 34, fue capaz de llegar a los 50 puntos antes de las eliminatorias. Ya saben lo que dicen, la defensa gana campeonatos.

Equipo muy trabajado

El Barça limitó casi al máximo los puntos al contraataque de su rival en la final (tan sólo tres, algo sorprendente en una categoría como infantil, siempre de ir arriba y abajo constantemente) y dobló en la pintura a su oponente, haciendo que los chicos de Jorge Manzano perdieran muchos balones (22) casi diez más que su rival en la gran final (13). Dayan Nessah, Gerard Villarejo, Enric Sanmartín, Iker Garmendia, Edgar Moure, Alejandro Diez, Simon Aguilera, Àlex Carol, Lucas Ainara, Daniel Baldé, Marc López, Joan Omoaruna, Martí Coll y Ousmane Alpha,

los integrantes del nuevo campeón de la Minicopa Endesa. Los que para siempre aparecerán como los elegidos para acabar con la supremacía blanca de siete años de duración. La de un equipo que también superó a Valencia Basket y Cajasiete Canarias (finalista los dos últimos años), en la cita malagueña y que, además de Alpha, tuvo a Martí Coll como su otro invitado para el torneo.

Mimbres de futuro

El base (2006, 1,71 m.) juega actualmente en el Maresme 3 Viles, aunque formó parte hasta edad preinfantil del CB Blanes catalán. Coll es uno de los dos gerundenses que tiene el nuevo campeón del torneo entre sus filas, además de Enric Sanmartín, alero un año menor que el resto (2007) pero ya con un 1.87 de altura y que cumple su primera temporada en el cuadro blaugrana procedente de su único club hasta entonces, el BC Fontajau. Junto a Sanmartín, Joan Omoaruna y Daniel Baldéson los otros jugadores preinfantiles que formaron parte de la plantilla de Mario del Campo en suelo andaluz. Mucho ojo también a nombres como el de Iker Garmendia y su brillante muñeca (se va de la Minicopa Endesa con tres triples de media por partido con un espectacular 46,8%).

No estuvo solo ni mucho menos desde la larga distancia, ya que en la final, Alejandro Díez demostró también su puntería (tres triples). Además de ellos, Edgar Moureha destacado en Málaga como un excelso director de juego capaz de dar más de dos asistencias por partido, robar casi un balón más de los que perdía y de anotar con multitud de registros (larga y media distancia, llegando hasta debajo del aro…) superando en cuatro de los cinco encuentros la decena de puntos anotados. Un equipo de futuro que se hizo realidad en Málaga. La Minicopa Endesa regresa a las vitrinas del Barça con una generación que augura grandes alegrías venideras.

Foto: ACB Photo

Más información de la Minicopa Endesa, aquí