Alex Scariolo tiene nueva universidad americana: deja Manhattan y jugará en Ouachita Baptist

Alex Scariolo tiene nueva universidad americana: deja Manhattan y jugará en Ouachita Baptist

Continúa la aventura americana para Alessandro Scariolo, hijo del seleccionador nacional Sergio y de la ex jugadora internacional Blanca Ares. El base, que fuera jugador de la cantera del Unicaja de Málaga, jugará la próxima campaña en Ouachita Baptist, de la División II estadounidense.

De esta forma, Alex Scariolo se muda a Arkansas, dejando el Bronx, donde empezó sus estudios universitarios de administración de empresas jugando en los Jaspers de Manhattan College en la DI como freshman. «Me encanta lo que hago, le echo ganas y estoy motivado. Tener estos apellidos no es fácil. Hay que trabajar, eso me lo ha enseñado mi padre, pero me he ganado el nombre por mí mismo», señalaba el propio jugador, de 18 años y 1,86 metros de altura, a Vanitatis hace un tiempo.

En Manhattan College ha estado un año un jugador, Alessandro Scariolo, que fue campeón de Europa Sub-18 con España y que años atrás jugó con el Unicaja de Málaga en su equipo de la liga EBA. Lo hizo dejando, por ejemplo, en la 2017-2018, 8,4 puntos de media en casi 21 minutos por partido. «Agradecemos mucho al Unicaja sus cinco años en la cantera con Alex, muy importantes para su formación como persona y jugador», comentaba Sergio Scariolo en Cope Málaga tras la decisión de su hijo de marcharse a Estados Unidos.

Por tanto, los padres de Alex Scariolo tendrán otro lugar al que viajar para ver jugar a su hijo. “Cada vez que puedo y el niño juega intento verlo, aunque me dé más sufrimiento que cualquier otro partido. No ejerzo con él de padre-entrenador. Sólo intervengo si me lo pide, si me pregunta algún consejo”, comentaba Scariolo sobre los partidos de su descendiente mayor (tienen otra hija, llamada Carlota).

Todas estas revistas disponibles en la Tienda de Gigantes

Pincha en la foto para comprar estas revistas

Un comentario

  1. Era de vergüenza que este chico estuviera en la selección. Su nivel era flojisimo. Se notaba la influencia de su padre.