Los talentos que vienen: 10 nombres destacados tras los Campeonatos de España

Los talentos que vienen: 10 nombres destacados tras los Campeonatos de España

El aspecto más destacado lo deja la jugadora del Valencia Basket, Fam Awa, que promedio... ¡20,5 rebotes!

No hay año baloncestístico que empiece mientras que no se disputen los Campeonatos de España de selecciones autonómicas. Hemos recibido al 2020 con un nuevo nacional infantil y cadete, que se ha disputado otra vez en Huelva, y que deja a Cataluña como región triunfadora.

Cataluña disputa las cuatro finales de los Campeonatos de España

Dos oros y dos platas, con presencia de sus cuatro combinados en todas las finales, es el balance que se lleva una federación que no deja de producir talentos y que lo hace mientras compite a las mil maravillas. No en vano, suma, entre las cuatro categorías, 11 oros en los últimos seis años en los Campeonatos de España.

Los dos metales dorados que se llevan para el norte de España llegan del género femenino, con la infantil y la cadete triunfando. Andalucía (infantil masculina) y la Comunidad de Madrid (cadete masculina) son las otras selecciones que han tocado la gloria en los Campeonatos de España, con la Comunidad Valencia llevándose tres bronces y Canarias conquistando el otro metal en juego.

Pero, si algo hace este torneo, es mostrarnos a los talentos que vienen. Hablamos de un escaparate inigualable, que, sin ir más lejos, en 2013 disputó (y ganó) un tal Luka Doncic con Madrid. Aquí le vemos en acción en la final de hace seis años ante Canarias.

No habrá otro Luka, pero estos jóvenes talentos no lo hacen nada mal. Te dejamos cinco nombres masculinos y cinco femeninos que nos han llamado la atención en los Campeonatos de España que se han disputado en suelo onubense.

Categoría Cadete

  • Juan Nuñez (Comunidad de Madrid). Su equipo se ha llevado su cuarto oro seguido y lo ha hecho con el canterano del Real Madrid, que disputó la pretemporada con el primer equipo, como destacado. Estuvo muy tranquilo en la fase de grupos (apenas 4,2 puntos de promedio) y en las contundentes semis que su equipo ganó a Canarias (78-39) pero se desató en la final, el choque más incierto para Madrid: 23 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 6 robos y 23 de valoración firmó el angelito, que avanza a pasos agigantados en pocos años jugando a este deporte (empezó jugando al balonmano).
  • Ab-Sediq Garuba (Comunidad de Madrid). El hermano de Usman, que también pertenece a la cantera de la casa blanca, viene pisando fuerte. Lo hace con 15 años y 1,92 metros de altura, siendo uno los líderes del combinado con el que triunfó Gorka González de Mendoza en la localidad onubense. En la cantera madridista le definen como un «alero capaz de aportar en todos los aspectos del juego. Posee un físico dominante y una gran variedad de recursos técnicos. Es un referente para el juego del equipo, tanto en ataque como en defensa». También, al igual que Nuñez, estuvo tranquilo al comienzo del torneo Ab-Sediq, aunque con mejores números que en la final también se multiplicaron: sumó 19 puntos para acabar el torneo con casi 11 por choque.
  • Gerard Bosch (Cataluña). Es hijo del mítico jugador ACB Manel Bosch y actualmente juega en las categorías inferiores de la Penya. Aunque en la final contra Madrid estuvo bien defendido (no anotó) sus cualidades interiores quedaron más que demostradas con números interesantes (11,2 puntos por partido) y mucha facilidad para sacar a pasear sus ganchos con la mano izquierda. Su formación y su variedad de registros es contante y crece año tras año.
  • Elena Buenavida (Canarias). Ya ha sido seleccionada con la selección española de formación, con la que disputó el pasado Europeo Sub-16 en Skopje y ganando el bronce. La misma presea se ha llevado en Huelva una canterana del C.B. Islas Canarias que empezó a jugar al baloncesto en el Colegio Luther King (San Miguel y Laguna) y que ahora milita en el Segle XXI. Hablamos de una de las más firmes promesas del baloncesto español y con un rendimiento espectacular con Canarias. Sus 21,1 puntos por partido (en tres ocasiones llegó hasta la veintena de puntos) lo dicen todo.
  • Paula García (Cataluña). Junto a Marina Asensio la gran destacada de la selección catalana en Huelva para lograr su tercer oro en los últimos cuatro años en esta categoría. A sus buenas actuaciones hay que añadirles que asumió, y de qué manera, en el momento más decisivo: sumó 13,3 puntos de medio, pero explotó entre las semifinales y la final (más de 20 puntos de promedio, anotando 24 en la semi ante Canarias y 17 en la gran final ante Andalucía).
  • Alicia Florez (Castilla y León). Por debajo del podio pero con un buen nivel estuvo la selección de Castilla y León, que consiguió con un quinto puesto su mejor clasificación de las cuatro categorías en las que participó. Mucha culpa tuvo en ello una jugadora leonesa que, como cuentan en el Norte de Castilla, pide a gritos ser convocada con las categorías inferiores nacionales. Sumó 11,6 puntos por partido, pero 19 de ellos los consiguió en el partido que decidía el 5º puesto, en el que su equipo ganó al País Vasco (53-59).

Categoría Infantil

    • Mario Saint-Supery (Andalucía). El combinado andaluz ha hecho historia con el segundo oro en esta categoría de su historia (el primero lo consiguieron en 2012 en Valladolid) y su gran líder ha sido un jugador que no ha dejado de producir y que tiene una facilidad para anotar desde lejos asombrosa a su edad. De media, 12,8 puntos con dos triples por partido. En sus dos primeros encuentros, sumó un impresionante 8/10 desde la larga distancia.
    • Jaume Amengual (Baleares). De sobresaliente el rendimiento de este joven jugón que ha registrado como anotación más baja los 15 puntos anotados en la fase de grupos contra Cataluña. Gran nivel del combinado balear con un jugador determinante que tiene un futuro por delante lleno de luces. En total, 19,2 puntos de promedio para Amengual.
    • Laia Oliva (Cataluña). No tuvo su mejor día en la final (tan sólo 5 puntos) la buena de Laia, pero dejó su sello con una canasta casi decisiva a poco de la conclusión contra la Comunidad de Madrid para volver a la alternancia entre los dos clásicos (en 2018 ganó Madrid, en 2017 Cataluña). Las catalanas siguen como absolutas dominadoras en infantil (23 títulos) y tuvieron como una de sus jugadoras claves a Oliva, que acabó con casi 11 puntos (10,9) de media.
  • Fam Awa (Comunidad Valenciana). El buen tono de los combinados valencianos (tres medallas de bronce y un cuarto puesto en cadete femenino) tiene su punto más destacado en esta portento que milita en el Valencia Basket. La referente cerca del aro de las infantiles medallistas estuvo bien en anotación (13,8 puntos de media) y sobresaliente en el rebote (20,5 de promedio). En cuatro partidos (Andalucía, Canarias, Cataluña y País Vasco) llegó a los 20 rechaces capturados y acabó con un estelar 28,3 de valoración tras los seis encuentros que disputó.

Puntos de venta de nuestra revista

Compra online de nuestra revista