No es broma: Irving acuerda un incentivo… ¡por no hacer faltas!