CHAMPIONS LEAGUEEstás viendo//El Mónaco remonta y se mete en la gran final de la Champions League
El Mónaco remonta y se mete en la gran final de la Champions League

El Mónaco remonta y se mete en la gran final de la Champions League

Los hombres de Zvezdan Mitrovic se llevaron el choque por 87 a 65 ante el MHP Riesen Ludwigsburg

La Final Four de la Champions League de la FIBA arrancaba por todo lo alto con un partido entre el Mónaco y el MHP Riesen Ludwigsburg. Los monegascos querían demostrar que su experiencia en esta competición podía valer una cita con el título en juego, mientras que los alemanes buscaban completar una campaña fabulosa.

La contienda se inició con los germanos llevando el mando del partido y dejando en una baja anotación a los hombres de Zvezdan Mitrovic. El MHP Riesen saltó al parqué con mucha intensidad y pilló desprevenidos a sus rivales. No obstante, en el segundo cuarto, la defensa que tanto había amargado el ataque monegasco en el primer parcial, no pudo contener la velocidad y la fluidez ofensiva del Mónaco.

Las transiciones eran cada vez más rápidas, y los puntos subían al marcador gracias a unas mejores situaciones de tiro. El Mónaco había rectificado y tenía en sus manos el tiempo del partido. Aún así, al descanso estaba todo igualado, y la segunda parte sería la que dictase sentencia.

Atenas, escenario de la Final Four, disfrutaba de un gran choque, que se volvería un auténtica exhibición del Mónaco tra el paso por vestuarios. Más allá de pizarras y rachas, lo que vimos en los 20 minutos finales del partido fue un pozo lleno de puntos y sin fondo del lado monegasco. Los del principado vivieron en un estado de gracia constante que les permitió alcanzar un 67% de acierto en T2 y un 51% en FG. Así, todo es más fácil. Sin frenos y enchufados sentenciaron el choque con un Chris Evans letal. 17 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias para 24 de valoración. Descomunal.

Lo intentó todo el MHP Riesen, pero las cosas no les salían y se fueron hundiendo poco a poco. Como el Titanic, pero sin una orquesta que tocase de fondo. Un final amargo para su gran temporada, que será mejor solo para el Mónaco, siempre y cuando consiga el título en la final. 87-65 fue el resultado que reflejó el luminoso con la bocina final. Ya tenemos al primer candidato para hacerse con el trofeo de la Champions League en 2018.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)