A Datome le va la marcha: «Espero que Obradovic me grite en los entrenos»

A Datome le va la marcha: «Espero que Obradovic me grite en los entrenos»

Tras 55 partidos en la NBA en dos temporadas entre Pistons y Celtics, Luigi Datome decidía volver a Europa para tratar de conseguir hacer algo grande.

Recuperado de una rotura en el abductor que le hizo perderse parte del Eurobasket, se incorporó ayer a los entrenamientos del Fenerbahçe.

Antes compartió con sus compañeros el media day y atendió a las cámaras de televisión.

“Estoy muy feliz y emocionado de estar aquí”, dice un Datome que quiere “construir un equipo y alcanzar logros como resultado de él. Conozco a todos los jugadores. Necesitamos algún tiempo para generar química”.

El alero italiano, que vive su primera experiencia en Europa fuera de su país de origen, reconoce que “somos un equipo duro e inteligente y nos encanta trabajar. Todo será mejor conforme el paso del tiempo”.

Una de las claves de su llegada al Fenerbahçe, Zeljko Obradovic: “Es uno de los factores más grandes para llegar aquí. Espero que me grite en entrenamientos”.