EUROLIGAEstás viendo//El Fenerbahce, primer finalista: Obradovic sigue siendo el rey
El Fenerbahce, primer finalista: Obradovic sigue siendo el rey

El Fenerbahce, primer finalista: Obradovic sigue siendo el rey

Ali Muhammed, el mejor jugador del partido, deja KO al Zalguris Kaunas con sus 19 puntos y llevó en volandas al Fenerbahce a la final.

La Finales Four de la Euroliga arrancó con un fogonazo. Luces y música para un show de altos vuelos. La cita de Belgrado se estrenaba a lo grande con el reencuentro de dos estrellas. Zeljko Obradovic y Sarunas Jasikevicius. Maestro y aprendiz. El cuento de toda la vida.

Los grandes favoritos y vigentes campeones, el Fenerbahce, se veían las caras en semifinales con la gran sorpresa de la temporada, el Zalgiris Kaunas. Los lituanos se habían colado entre los cuatro mejores tras un año, sencillamente, espectacular. Pero la épica no fue más allá y en la gran cita, a un paso de la final, sucumbieron (76-67) ante los reyes de Europa.

La presión era para los turcos, por cuestión sobre todo de responsabilidad, debido a su lujosa plantilla. Sin embargo, no les tembló el pulso a la hora de arrancar inspirados. No tuvieron problemas para anotar las primeras canastas, y tampoco  Obradovic para sacar un quinteto poco habitual de inicio, aunque eso no es sorpresa. Es lo que tienen los magos, recursos ilimitados. 

La intensidad y la garra fueron una constante en el inicio otomano, mientras que los de Kaunas pagaron la novatada. Un solo punto en los primeros minutos, obra de Tupane, y desde la linea de tiros libres. No obstante, nada de nervios, más allá de los normales, en el banquillo del Zalguiris. Aguantaron y aguantaron, subieron su nivel en defensa y se fueron abajo en el marcador por 19-13, pero con la sensación de que habían salvado la primera oleada. 

El ataque de ambos equipos subió. Su acierto ganó con el paso de los minutos y sus defensas tomaron un respiro, por llamarlo de alguna manera. Al descanso todo estaba muy equilibrado, aunque la ventaja era para los turcos. Marcador de 39-33 y a reflexionar en los vestuarios. A la vuelta, más de lo mismo, lucha en el barro y equilibrio. Manteniendo en vilo a la grada. Todo quedaba para el último parcial, ante la atenta mirada del público, incluidos Luka Doncic y otros miembros del Real Madrid, preparados ya para su batalla.

Las grandes obras de la historia tienen un principio, un nudo y un desenlace, y fue aquí, en este último tramo, donde se decidió todo. Un jugador de baloncesto con nombre de boxeador, Alí Muhammed (19 puntos), se hizo gigante. Cuando a todos los jugadores sobre la pista les quemaba la pelota, él tiro del carro y a canasta, enchufando una tras otra y consiguiendo una ventaja fundamental en el luminoso para el Fenerbahce. Jasikevicius miraba al banquillo, pero no encontraba respuesta. Toda la carne estaba en el asador, ahora solo quedaba confiar, aunque la confianza no fue suficiente.

Sloukas y Alí, con dos defensas y dos ataques cruciales, uno de ellos terminado en triple por el griego, sentenciaban el choque que culminó con un caluroso abrazo entre Obradovic y Saras. Maestro y aprendiz juntos de nuevo, aunque, por ahora, sigue mandando el ‘viejo’. Rey de reyes en el banco y el Fenerbahce a la final con toda su afición asaltando Belgrado.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)