Bobby Brown desvela un aspecto en el que Europa supera a la NBA