La carta que ha mandado el Khimki a la Euroliga: «Violan los principios del deporte»

La carta que ha mandado el Khimki a la Euroliga: «Violan los principios del deporte»

El Khimki responde tras recular la Euroliga. Para el que no lo sepa los equipos que no puedan jugar los encuentros podrán ser aplazados y se disputarán en otra fecha. Además, los partidos afectados hasta el momento y que se han dado por perdidos 0-20 se volverían a disputar.

En esa situación es donde aparece el equipo ruso. Ellos jugaron, por ejemplo, ante el Real Madrid y Baskonia con varias ausencias, con problemas de plantilla y, aún así, jugaron su partido y perdieron. Es ahí donde aparece Pavel Astakhov, director general del Khimki que mandó una carta a la propia competición argumentando lo siguiente:

“Respetamos a la Euroliga, respetamos a nuestros aficionados, amamos mucho este deporte. Llevamos a los jóvenes, viajamos a España y jugamos lo mejor que pudimos. Pero resulta que nos podríamos haber quedado en casa, ignorar a todo el mundo, perder los partidos 20-0 y que estos encuentros se jugaran más adelante, como hicieron otros equipos. Me parece que estos casos violan los principios del deporte. Todos los equipos deberían jugar bajo las mismas condiciones en el torneo.

En este contexto, lo lógico sería que la Euroliga cancelara los resultados de los últimos tres partidos del Khimki, cuando no estábamos al 100% debido al COVID, y reprogramarlos. Eso sería justo. De lo contrario, se denomina doble estándar. Estas decisiones no añaden ningún prestigio a la organización.

Reaccionar y corregir la normativa COVID es correcto, pero los puntos señalados son preocupantes, por no decir algo más. Especialmente las cláusulas que se aplican a los partidos jugados antes de la modificación del reglamento. Las reglas de la Euroliga es una legislación para los equipos participantes y la ley no es retroactiva. Si se aprueba una ley, se aplica desde el momento de su aprobación. Y cuando puede cancelar retroactivamente los resultados de los partidos jugados o no, puede hacer cualquier cosa.

Cuando cinco jugadores se enfermaron, le pedimos a la Euroliga que pospusiera nuestros partidos en España. Y, contra el Zalgiris, solo teníamos cinco jugadores del primer equipo y nos vimos obligados a sumar tres jugadores de nuestro equipo junior. Sin embargo, la Euroliga se negó a posponer nuestros partidos en España”.