Cruel derrota del Valencia Basket en la prórroga y a puerta cerrada en la Euroliga

Cruel derrota del Valencia Basket en la prórroga y a puerta cerrada en la Euroliga

Un triple sobre la bocina de Vladimir Micov privó al Valencia Basket de una victoria por la que luchó llevando el partido al tiempo extra

Un triple sobre la bocina de Vladimir Micov (13 puntos y 7 rebotes) dio la victoria en la prórroga (83-81) al Armani Milán sobre el Valencia Basket. Una dolorosa derrota para los naranjas, después del partidazo de un enorme Alberto Abalde (21 puntos, 6 rebotes y 22 de valoración), que llevó las riendas de su equipo en los minutos finales del tiempo reglamentario y en la prolongación.

Sin público en las gradas, pero con mucha emoción sobre la cancha, el parcial valenciano del tercer cuarto (20-12) devolvió a los de Jaume Ponsarnau a un partido de emoción máxima. Un 2+1 de Abalde puso a los locales a dos en el marcador a 47.6 segundos del final del cuarto periodo. Acto seguido, una buena defensa y dos tiros libres de un tremendo Bojan Dubljevic (19 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y 31 de valoración) empataron el encuentro con 14.2 por jugarse, para que fuese nuevamente Abalde, tras dos puntos de Micov, quien dejase el partido encauzado para la prórroga.

El acierto no estuvo tan del lado del Valencia Basket en el tiempo extra. Dos tiros libres fallados por Quino Colom (8 puntos, 7 asistencias y 3 robos) a seis segundos para el final de la prórroga dieron una última opción a los italianos, y entonces fue cuando Micov obró el milagro desde la frontal del aro y más allá del arco, después de una asistencia de Sergio Rodríguez (16 puntos, 9 asistencias y 20 de valoración).

El Valencia Basket encadenó su cuarta derrota consecutiva y la 16ª total en lo que va de temporada en la Euroliga, firmando un balance de victorias y derrotas de 12-16 que todavía le podría permitir luchar por la octava plaza para entrar en los playoffs, aunque el encuentro contra el Anadolu Efes de la próxima jornada no va a ser precisamente un reto fácil.