Epi, al habla: su carrera, ofertas de NBA, selección, evolución del baloncesto…

Epi, al habla: su carrera, ofertas de NBA, selección, evolución del baloncesto…

Juan Antonio San Epifanio, más conocido por todos los seguidores del mundo de la canasta como Epi, es uno de los grandes emblemas del baloncesto español. Un precursor del basket nacional que fue de unos de los líderes en el equipo que tocó el cielo ganado la primera medalla olímpica de nuestra historia, se enfrentó a Michael Jordan y ahora reconoce que estuvo cerca de jugar en la NBA.

Así lo ha manifestado el ex jugador del Barça en una charla llevada a cabo en el canal de la FEB repasando pasado, presente y futuro del baloncesto. En su poder aún está ser el segundo máximo anotador de la selección española (3.300 puntos) únicamente por detrás de Pau Gasol, que acumula hasta ahora 3.507.

En una intervención de casi 30 minutos, el de Zaragoza, que fuera alero blaugrana durante casi dos décadas, repasó varios temas a sus 61 años. La selección española de antes y la de ahora, la evolución del baloncesto moderno, cómo fue medirse a Estados Unidos en Los Angeles 84 o su carrera, con el camino abierto que tuvo hacia la NBA, fueron cuestionadas respondidas por Epi.

Las interesantes reflexiones de Epi

Jugar en la NBA. «Tuve la oportunidad de ir, primero yendo a dos universidades, que eran estupendas, Indiana y Kentucky, y eso era el paso previo para ir allí. Luego jugando contra equipos americanos, no NBA, siempre había alguno que me decía que podía ir a la NBA. Pero la vida de ahora no es la de entonces. Lo de ir en avión, lo de irte a vivir fuera, aunque sea solo, que evidentemente es complicado, es diferente».

Era aventurarte, Fernando Martín lo hizo y fue muy valiente. Era un periplo y unas circunstancias bastante duras de tu vida. Yo preferí estar en España, cerca de mi gente, de mi familia, mi club y mi selección. Recordemos que, el año que hubiese sido, no podría haber jugado en la selección. En el momento que eras profesional ya no podías jugar con la selección. Todo esto condicionó que no fuera a la NBA».

Los Angeles 84. «Fue una revolución. En aquella época no era como ahora. No el baloncesto, el deporte en general. A veces tenías campeones, siempre en deportes individuales, y eran muy pocos los que llegaban a estar entre los mejores del mundo. El baloncesto, al ser deporte de equipo, el poder ser medalla de plata fue un hito».

La repercusión en España. «Recuerdo que cuando estábamos en Los Ángeles, antes de la final, el país estaba totalmente volcado. Cada vez que voy a un sitio todo el mundo me dice que vio aquel partido. España no durmió. Todo el mundo sabía que íbamos a perder, pero que teníamos esa medalla de plata que tanto nos merecíamos. Fue un cambio total y radical para el baloncesto».

Los Estados Unidos de Jordan en los JJOO del 84. «La sensación es que era un gran equipo. Michael Jordan era evidentemente el mejor, pero es que eran un equipazo. Físicamente eran superiores, jugaban un baloncesto de altísimo nivel. Hay que recordar que entonces, el baloncesto americano tenía una diferencia de 25 años con el resto del mundo. Y luego Jordan, un talento sobrenatural. En físico, en juego, técnica… Era una maravilla y se disfrutaba al verlo jugar. Por eso ya ahí fue campeón y luego ha conseguido todo lo que ha conseguido».

Evolución del baloncesto. «Ha cambiado completamente, no tiene nada que ver. Incluso el baloncesto que yo jugaba en mi primera etapa no tenía nada que ver con el de la segunda. El de la primera, en cuanto tocabas al rival era falta. El último era un baloncesto absolutamente físico, muy fuerte, para superar a tu defensor tenías que estar físicamente bien».

Ahora yo creo que hay tres elementos principales. Uno, físicamente todos están bien. En mi época era físico, pero no todos tenían ese nivel. En técnica, ahora todos son bastante bueno, y hay una gran cantidad de buenos tiradores. El baloncesto de entonces al de ahora no tiene nada que ver. Antes se aprovechaba a los hombres altos debajo del aro, ahora a los tiradores en el triple».

El segundo Mundial. «La gran mayoría pensamos que España podía hacer un gran papel, pero ser campeones sin estar Pau Gasol era difícil. Fue una cosa increíble que disfrutamos una vez más».

¡Date prisa y hazte con todas estas revistas de Gigantes del Basket!