ACB VINTAGEEstás viendo//Imposible olvidar a Ramón Rivas: un 2,10 que brilló en la ACB tras jugar en los Celtics
Imposible olvidar a Ramón Rivas: un 2,10 que brilló en la ACB tras jugar en los Celtics

Imposible olvidar a Ramón Rivas: un 2,10 que brilló en la ACB tras jugar en los Celtics

Ramón Rivas. Posiblemente, uno de esos jugadores que la afición española más rápido identificará al escuchar Puerto Rico en el mapa baloncestístico. El pívot nacido en el Bronx pero con nacionalidad puertorriqueña (y padre catalán) que jugó 28 partidos en la NBA y estuvo casi una década en España.

¿Quién era Ramón Rivas?

Ahora, cumple ya 54 años un center de 2,10 de altura que irrumpió en el baloncesto profesional entre la década de los ochenta y de los noventa. Formado en universidades de su país y en Estados Unidos (Temple) el latinoamericano llegó a la NBA en la temporada 1988-1989. Sería con los Boston Celtics en su única campaña en la liga americana, ya que no llegó ni a los 30 encuentros disputados con los de Massachusetts y apenas promedió 3 minutos por encuentro. Tener presencia en una franquicia con los Larry Bird, Robert Parish o Kevin McHale parecía casi una utopía. Para el recuerdo, haber debutado cuatro días antes en la NBA que uno de los grandes nombres que también se recuerdan de Puerto Rico, el de Piculín Ortiz. Antes que ambos, jugó en la liga (a finales de los setenta) el primer puertorriqueño, llamado Alfred Lee.

Llegada a España

Por aquel entonces, ya era conocido su reiterado deseo, mencionado en muchas ocasiones, de jugar en la ACB. Lo consiguió cuando tenía 23 años y desembarcó en el actual Kirolbet Baskonia (conocido en ese momento como Taugrés). Con el conjunto vitoriano firmaría las mejores temporadas de su carrera, jugando allí siete años y ganando una Copa del Rey (1994-1995) y una Recopa (la siguiente temporada) siendo además elegido MVP de la final de dicha competición europea.

Entre medias, una anécdota para la historia. Corría la temporada 1993-1994 cuando, jugando ante el Barça (que sería posteriormente su equipo) tuvo un encontronazo con Tony Massenburg. La cosa acabó algo tensa llegando incluso a haber un puñetazo propinado por parte del blaugrana, que acabaría descalificado en un encuentro que correspondía a la competición doméstica.

Precisamente el Barca sería su siguiente destino, jugando allí una campaña, y ganando la liga, antes de marcharse al AEK de Atenas. En Grecia tuvo su una experiencia muy breve (nueve partidos antes de ser cortado) y volver de nuevo a nuestro país. Su última experiencia en la máxima división nacional fue en el Cáceres, antes de marcharse en la 98-99 al Fabriano de Italia, donde tuvo aún una andadura más efímera que en en suelo heleno (3 encuentros).

Retirada… y descendencia

Llegaría, de esta forma, el momento de la retirada para el center, con 10,7 puntos y 7,5 rebotes de promedio en nueve años jugando en España. Fue internacional con Puerto Rico, y estuvo presente en dos Juegos Olímpicos (1988 y 1992) y un Mundial (1990). Y tras dejar el basket, ha tenido descendencia también en la cancha, ya que su hijo, Juan Ramón Rivas, ha protagonizado en los últimos años algunas grandes actuaciones en LEB Plata. Un buen nivel en la posición de tres muy diferente al de su progenitor, al que en Vitoria, Barcelona y Cáceres a buen seguro no olvidan sus andazas por las pinturas nacionales.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)