David Robinson: almirante y miembro del club de ‘cuadruple-doble’

David Robinson: almirante y miembro del club de ‘cuadruple-doble’

El legendario David Robinson es el último de los únicos cuatro jugadores que ha logrado un 'cuadruple-doble' en la historia de la NBA

Hablar de David Robinson es hacerlo de uno de los nombres propios más importantes de la historia de los San Antonio Spurs. Fue el #1 del Draft de 1987, pero retrasó su ingreso en la NBA un año para cumplir con sus compromisos como Marine en Navy. Cuando dio el salto, jugó en la franquicia de Texas durante 14 temporadas, entre 1989 y 2003, colgando las botas con dos anillos de campeón en sus dedos, uno logrado en 1999 y otro en 2003, justo antes de retirarse.

Su currículo además cuenta con galardones individuales de todo tipo: Rookie of the Year, Defensor del Año (1992) y MVP (1994), por no hablar de diez presencias en el All-Star Game, una medalla de oro en el Mundobasket de España’86 y otras dos en los Juegos Olímpicos de Barcelona’92 con el Dream Team y en Atlanta’96. Mucho que destacar, aunque si hubiese que centrarse en un único partido, éste sería el del famoso ‘cuadruple-doble’.

Sólo Nate Thurmond (1974), Alvin Robertson (1986), Hakeem Olajuwon (1990) y David Robinson (1994) han logrado un ‘cuadruple-doble’ en la historia de la NBA. Dicho de otro modo, sólo ellos han firmado dobles dígitos en cuatro apartados estadísticos en un mismo encuentro, y ‘El Almirante’ fue el último en lograrlo hasta la fecha. El primero en conseguirlo, Thurmond, lo definía como algo extremadamente complicado de hacer. «La razón por la que es algo realmente difícil es porque requiere que un jugador sea completamente dominante en ambos lados de la cancha sin ser demasiado egoísta, ya que debe sumar asistencias, y sin ser expulsado por faltas, ya que debe taponar cada tiro y capturar cada rebote. Muchos jugadores pueden conseguir los puntos, rebotes y asistencias, pero es la defensa la que lo complica todo. Tienes que amar la defensa para conseguir un ‘cuadruple-doble’. No hay otra forma de hacerlo».

David Robinson fue capaz de conseguir esa gesta de la que hablaba Thurmond, y lo hizo en 43 minutos sobre la cancha. Sus números ya mencionados de 34 puntos, 10 rebotes, 10 asistencias y 10 tapones estuvieron bien aderezados con un 12/20 en tiros de campos y 10/17 en tiros libres. Pero además, para darle todavía más valor al logro, hay que hacer hincapié en el hecho de que el pívot de los San Antonio Spurs sólo cometió una falta personal y nada más que perdió un balón. Evidentemente dio la victoria a su equipo (115-96) sobre los Detroit Pistons.