5 anécdotas curiosas de Gilbert Arenas, ángel y demonio en la NBA

5 anécdotas curiosas de Gilbert Arenas, ángel y demonio en la NBA

Repasamos cinco anécdotas momentos de la vida de Gilbert Arenas, uno de los jugadores más polémicos de la NBA

Gilbert Arenas se convirtió en uno de los jugadores más queridos pero a la vez más criticados de la primera década del siglo XXI. Sus mejores días los tuvo en los Wizards, donde jugó siete años y con quienes fue tres veces al All-Star. Base tremendamente talentoso, se vanagloriaba de su calidad aunque tampoco escondía un indomable carácter. Algunos lanzamientos para ganar partidos todavía son recordados. Empezó su carrera profesional en 2001 y la acabó en 2013, destacando sus 11.402 puntos anotados en la NBA y una última etapa ya fuera de la liga estadounidense, en China.

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Su historia en El Reverso’

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘El episodio de las pistolas’

A continuación destacamos cinco anécdotas de su vida que merece la pena resaltar:

· Elegir equipo a cara o cruz. En 2003 cambió de aires, ya que su carrera la había empezado en Golden State Warriors. Pero él no tenía claro su destino. Se cree que lo siguiente es más leyenda urbana que otra cosa, pero lo cierto es que es él el que la ha promovido… Estaba entre los Wizards y los Clippers, que ninguno pasaba por un buen momento en aquel año, y decidió jugarse una decisión tan vital a cara o cruz con una moneda. Alegaba que le gustaba mucho desafiar a las probabilidades.

· El número cero. Otra elección curiosa es la de su número, el que terminó sugiriendo su apodo: ‘Agent Zero’. En su etapa de instituto recibió críticas y poca motivación de sus responsables, llegando a asegurarle ellos y los evaluadores de talentos de esas edad que tendría cero minutos tanto en la NCAA como en la NBA. Llegó a Arizona, empezó a destacar y su carrera en la gran liga ya la conocemos más que de sobra.

· La cláusula de amnistía. En 2011, ya con Arenas en la rampa de salida, la NBA pasó por un cierre patronal que obligó a firmar un nuevo convenio colectivo. En él se incluyó una nueva cláusula que permitía expandir los pagos durante varios años a los contratos todavía activos pero que no estuvieran en la disciplina del equipo. Y el que la estrenó fue Arenas. Sólo jugó un año en los Magic y los de Orlando tuvieron que tragar con el contrato heredado: en concreto, los 19,2 millones de ese año y los 43,1 que le correspondían por los dos siguientes. El 9 de diciembre fue cortado y el contrato pudo ir pagándose gracias a las excepciones de salary tax y luxury cap. Los Magic acabaron de pagarle todo el dinero en noviembre de 2016, casi cinco años después.

· La regla creada. La amnistía no es la única regla que se cambió con su caso de fondo. Es que en el convenio de 2005 hay una que directamente adoptó su nombre. Se quiso proteger a los equipos que poseían los derechos poniendo de ejemplo el caso de Arenas cuando estaba en los Warriors: Washington le ofrecieron casi el doble (8,5 por 4,9) que Golden State y el jugador se marchó ante una oferta económica mejor que estaba limitada por los Early Bird rights. Con esta nueva ley se limita el salario del primer año de un acuerdo que equipos rivales puedan ofrecer a un jugador que en esos momentos sea agente libre restringido y sólo haya estado en la Liga un par de años.

· Ganando la lotería sin querer. Es la más reciente en el tiempo. Arenas se dirigía a su tienda habitual a jugar Powerball, una especie de lotería, cuando se dio cuenta de que no le llegaba el dinero que tenía en la cartera para la gasolina o para pagar el boleto. En el camino se encontró a un hombre sin techo al que le quiso dar parte del dinero, pero que le instó a no dárselo para hacer el trayecto. No llegó a tiempo, pero el responsable de la tienda -al ser habitual- jugó su número y terminó ganando 300.000 dólares. Muy emocionado, recompensó al indigente por su gesto unos días después.