El momento más trash-talker de LeBron James hundió a Gilbert Arenas

El momento más trash-talker de LeBron James hundió a Gilbert Arenas

En un momento clave de los Playoffs de 2006, LeBron James sacó a relucir su 'trash-talk' para marcar el principio de la decadencia de Gilbert Arenas

El trash-talk está a la orden del día en la NBA. Es un arma que los jugadores utilizan más o menos en función de su estilo en la cancha, pero que en ocasiones tiene consecuencias letales para los rivales y concentración en momentos claves de los partidos. Un buen ejemplo es el caso de LeBron James gilbert Arenas de hace 14 años, cuando ‘El Rey’ abusó verbalmente de ‘Agent Zero’ en la línea de tiros libres y éste no supo manejar la situación.

Hay que volver hasta el primer año en el que LeBron James juega las series por el título, los Playoffs 2006, con los Cleveland Cavaliers. Se trataba de una durísima serie contra los Washington Wizards de Gilbert Arenas y compañía. Después de que los cinco primeros partidos de la serie se resolviesen por cinco o menos puntos, ambos conjuntos se vieron las caras en un sexto partido a vida o muerte, con Cleveland mandando 3-2 en la eliminatoria, en el que ‘King James’ sacó a relucir una faceta de trash-talker que se le desconocía hasta el momento, justo cuando más falta le hacía a su equipo, uno abajo a 15 segundos del final del choque y Arenas en la línea de tiros libres.

Tras fallar el base de los Wizards el primer lanzamiento desde la personal, LeBron se acercó a él y le puso la mano en el hombro al tiempo que le decía algo y se alejaba dándole una palmada en el pecho. Arenas no esperaba aquello y se limitó a negar con la cabeza… antes de fallar un segundo tiro libre que permitió que una canasta de Damon Jones desde la esquina diera la victoria a los Cavs. ¿Qué le dijo James a su ruval? ¿Con qué palabras le desestabilizó hasta el punto de que fallase dos lanzamientos consecutivos? Algo tan simple como «si fallas este tiro te vas a casa».

La estratagema que LeBron fue objeto de muchas dudas sobre su legalidad o no. ¿Debía haber sido castigado con una técnica por tocar a un rival que iba a lanzar un tiro libre? ¿Era legal aquel gesto? La respuesta es que no infringió ninguna norma. Conocedor del reglamento, James se acercó a Arenas antes de que éste tuviera el balón en sus manos, por lo que los árbitros no tenían motivo alguno para castigar a ‘El Rey’. Una genialidad de uno de los mejores de la historia. Otra genialidad.