¿Quiénes son los mejores jugadores de cada franquicia NBA? Aquí los tienes, equipo por equipo

¿Quiénes son los mejores jugadores de cada franquicia NBA? Aquí los tienes, equipo por equipo

Un repaso a los mejores jugadores de cada franquicia NBA a lo largo de la historia de cada una de sus respectivas historias

Cada franquicia de la NBA tiene su propia historia y sus propias estrellas. Jugadores que han significado un antes y un después en cada uno de los equipos, dinastías que han marcado una época… Os presentamos los tres mejores jugadores de cada franquicia a lo largo de su existencia.

Atlanta Hawks

Dominique Wilkins (1982-1994): lo primero que se le viene a la cabeza a cualquiera que tenga un poco de perspectiva histórica relacionada con la NBA cuando piensa en los Atlanta Hawks es la figura de Dominique Wilkins haciendo un mate. Con la camiseta blanca y roja del Pacman (que en realidad siempre ha sido un halcón) y surcando los aires. fue nueve veces all-star, ganó dos concursos de mates y lideró la liga en anotación un año.

– Bob Pettit (1954-1965): miembro de los Milwaukee/St. Louis Hawks durante 11 años, Bob Pettit fue una vez campeón de la NBA, dos veces MVP (ganó el primer galardón de MVP de la historia), once veces all-star, cuatro veces MVP del partido de las estrellas y Rookie of the Year en su primer año en la Liga.

– Lou Hudson (1966-1977): vistió el uniforme de los St. Louis/Atlanta Hawks más de una década y fue seis veces all-star y una vez retirado recibió todos los honores posibles por parte de la franquicia del estado del melocotón.

Boston Celtics

Bill Russell (1956-1969): el mejor jugador de la historia de los Boston Celtics con mucha diferenciara. Un total de once anillos de campeón (dos de ellos como entrenador-jugador), cinco títulos de MVP, 12 presencias en el all-star game y un MVP del mismo. Un currículo envidiable.

Larry Bird (1979-1992): tres campeonatos, tres galardones de MVP y dos de las Finales, Rookie of the Year, doce presencias en el all-star game, un MVP del partido de las estrellas y el peso de ser el líder de una franquicia como los Celtics durante los años más dorados de la historia de la NBA, en la década de los 80.

Paul Pierce (1998-2013): Cargó con el peso de la franquicia del trébol en un momento en el que los C’s necesitaban de un jugador con una identidad marcada y una personalidad muy fuerte para tirar del carro. Acabó llevándose el anillo y siendo MVP de las Finales en 2008.

Brooklyn Nets

– Julius Erving (1973-1976): él y su pelo afro fueron la cara visible de los New York Nets campeones de la ABA en 1974 y 1976, además de llevarse tres galardones de MVP de esa liga. Fue uno de los emblemas del hermano mayor del equipo que hoy en día juega en el Barclays Center de Brooklyn.

– Buck Williams (1981-1989): fue elegido en el puesto #3 del Draft de 1981 por la franquicia de New Jersey. Fue Rookie of the Year y el emblema de los Nets durante la década de los años 80, siendo elegido para disputar tres all-star games.

– Jason Kidd (2001-2008): Lideró a los New Jersey Nets en sus dos viajes consecutivos a las Finales de la NBA en 2002 y 2003. Durante su estancia al otro lado del río Hudson fue el cerebro de los equipo en la cancha… y años después, en 2013-14, entrenó al equipo tras su mudanza a Brooklyn.

Charlotte Hornets

– Alonzo Mourning (1992-1995): fue elegido en el Quinteto Ideal de Rookies en su año de novato, después de haber promediado 21 puntos, 10.3 rebotes y 3.4 tapones. Es el mejor pívot de la historia de la franquicia y protagonista en los mejores años de vida del equipo.

– Larry Johnson (1991-1996): los Charlotte Hornets le eligieron en el puesto #1 del Draft de 1991 y acabó esa temporada siendo Rookie of the Year. Se puede decir que ‘Grandma’ es el jugador más famoso que ha vestido la camiseta del equipo de la colmena.

– Muggsy Bogues (1988-1997): su 1.60 de altura le convierte en uno de los jugadores más reconocibles de todos los tiempos en la NBA. Era la tercera punta del tridente histórico que formaron Mourning, Johnson y él. Hoy sigue siendo el líder de la franquicia en minutos (19.768), asistencias (5.557) y robos (1.067).

Chicago Bulls

– Michael Jordan (1984-1993 / 1995-1998): decir Chicago Bulls es decir Michael Jordan. Uno de los equipos más famosos del mundo por ser aquel en el que jugó el que es para muchos el mejor de todos los tiempos. No hay más que decir. Quien quiera más datos que tire de currículo, con sus seis anillos de campeón y bla bla bla.

– Scottie Pippen (1987-1998 / 2003-2004): los mismos seis anillos que Michael Jordan, siendo el mejor escudero posible. Siete presencias en el all-star game y un galardón de MVP del partido de las estrellas. Alguno que otro dice que MJ no habría conseguido los mismos logros sin Scottie junto a él.

– Derrick Rose (2008-2016): los Chicago Bulls le eligieron en el #1 del Draft de 2008 y fue Rookie of the Year en 2009. Nada comparado con el premio de MVP de la temporada que se llevó en 2011, siendo el jugador más joven de la historia en conseguir el galardón con 22 años y 6 meses.

Cleveland Cavaliers

– LeBron James (2003-10 / 2014-2018): de amado a odiado a súper amado. Cuando los Cleveland Cavaliers lograron el título de 2016 fue gracias a él, que tras haber sido incapaz de lograrlo en su primera etapa en los Cavs e irse a buscarlo a los Miami Heat (ganó dos). Cuando regresó a Cleveland prometiendo el anillo y cumplió su palabra, se acabó el rencor.

– Kyrie Irving (2011-2017): también fue #1 del draft gracias a la elección de los Cavaliers en 2011 y tiró del carro del equipo hasta el retorno de LeBron James a los Cavs. Fue el segundo espada de ‘El Rey’ en el título de 2016.

– Brad Daugherty (1986-1994): cinco veces all-star y su número colgando del techo del pabellón de los Cleveland Cavaliers. Llegó a la franquicia de Ohio como #1 del Draft de 1986 gracias a un trade con los Sixers en los que iba incluido un pick.

Dallas Mavericks

– Dirk Nowitzki (1998-2019): toda una carrera dedicada a un mismo equipo. Emblema absoluto de los Dallas Mavericks y primer europeo en llevarse el galardón de MVP de la temporada. Lideró al equipo hasta el anillo en 2011 y además se llevó el premio de MVP de las Finales.

– Mark Aguirre (1981-1989): ganó dos anillos con los Detroit Pistons de los Bad Boys, pero empezó su carrera NBA en los Dallas Mavericks, equipo en el que jugaba las tres veces que fue elegido para disputar el all-star game. En sus dos últimas campañas en los Mavs promedió  25.7 y 25.1 puntos respectivamente.

– Rolando Blackman (1981-1992): fue el escudero de Aguirre durante algunos años y acabó convirtiéndose en uno de los mejores jugadores de la historia de la franquicia texana. Fue cuatro veces all-star y su camiseta con el #22 cuelga del techo del pabellón de los Mavs.

Denver Nuggets

– Carmelo Anthony (2003-2011): cuando los Denver Nuggets eligieron a Melo en el #3 del Draft de 2003, uno de los mejores de la historia, se estaban haciendo con el que acabaría siendo uno de los mejores de la franquicia desde que se fundó. Nunca bajó de los 20 puntos de media mientras estuvo allí, donde se convirtió en el único jugador de la historia en jugar como titular sus primeros 1.000 partidos en la NBA.

– Alex English (1980-1990): fue ocho veces all-star y todas ellas como jugador de los Denver Nuggets, pese a haber vestido el uniforme de otros tres equipos más de la NBA. Sus mejores años fueron en Colorado, donde acabó una temporada como máximo anotador de la competición.

– Dan Issel (1975-1985): jugó nueve temporadas con los Denver Nuggets y promedió 20.4 puntos y 7.9 asistencias, al tiempo que acumulaba más de 27.000 puntos entre la ABA y la NBA, sólo por detrás de Kareem Abdul-Jabbar, Wilt Chamberlain y Julius Erving.

Detroit Pistons

– Isiah Thomas (1981-1994): no hay nadie mejor en la lista de jugadores que han pasado por los Detroit Pisonts. Estandarte de los Bad Boys, dos veces campeón (un galardón de MVP de las Finales)  y doce veces all-star. Es el líder histórico de la franquicia en puntos, asistencias, robos y partidos disputados.

– Chauncey Billups (2002-2008): fue campeón con los Pistons en 2004 y se llevó también el premio de MVP de las Finales. Llegó a Detroit como segunda opción, pues prefería haberse quedado en Minnesota, pero terminó siendo protagonista en una franquicia que a día de hoy le tiene retirado el dorsal.

– Ben Wallace (2000-2006): cuatro títulos de Mejor Defensor del Año y un anillo de campeón. ‘Big Ben’ es uno de los mejores pívots de la historia de los Detroit Pistons, con los que además fue cuatro veces all-star y lideró la Liga en tapones en una ocasión.

Golden State Warriors

– Stephen Curry (2009-actualidad): se puede decir sin problemas que es el mejor jugador de la historia de la franquicia… y sigue escribiendo capítulos. Hasta el momento ha sido tres veces campeón, 2 veces MVP, seis veces all-star, una vez máximo anotador de la temporada, una vez líder en robos de la temporada, campeón del concurso de triples y miembro del club de los 50-40-90.

– Wilt Chamberlain (1959-1965): estuvo en la franquicia en dos ciudades distintas, en Philadelphia y en San Francisco, dejando su huella antes de pasar a los Sixers. Fue MVP de la temporada en 1960, MVP del All-Star Game y Rookie of the Year del mismo año y participó en el partido de las estrellas durante todas sus temporadas en el equipo.

– Rick Barry (1965-1967 y 1972-1978): los San Francisco Warriors le eligieron en el #2 del Draft de 1965 y jugó allí dos temporadas, antes de mudarse a la ABA con su premio de Rookie of the Year debajo del brazo. en su segunda etapa en el equipo fue campeón de la NBA y MVP de las Finales en 1975.

Houston Rockets

– Hakeem Olajuwon (1984-2001): su currículo es envidiable. Dos veces campeón y MVP de las Finales (1994 y 1995), una vez MVP de la temporada, doce veces all-star, dos veces Defensor del Año, dos veces máximo reboteador de la temporadas, tres veces máximo taponador de la temporada… ¿Alguna pregunta más?

– James Harden (2012-actualidad): después de tres temporadas en los Oklahoma City Thunder, junto a Kevin Durant y Russell Westbrook, decidió volar en solitario y no le ha salido mal el intento. Fue MVP en 2018 y all-star en todas las temporadas que lleva en Texas, así como dos veces máximo anotador de la temporada y cinco veces integrante del Quinteto Ideal.

– Moses Malone (1976-1982): dos de sus tres títulos de MVP de la temporada los ganó vistiendo el uniforme de los Houston Rockets, así como all-star en todos sus años en la franquicia menos dos. Que su número esté retirado por el equipo no es una sorpresa.

Indiana Pacers

– Reggie Miller (1987-2005): el mejor jugador de la historia de la franquicia perteneciente al estado con mayor tradición baloncestística de la historia. No consiguió el anillo, pero fue cinco veces all-star (primer jugador de los Pacers en ser titular) y miembro del club del 50-40-90. Además fue durante muchos años líder histórico de la NBA en triples anotados (le arrebató el puesto Ray Allen).

– Jermaine O’Neal (2000-2008): fue all-star entre 2002 y 2007, así como Jugador de Mayor progresión en 2002. Su presencia en la pintura de los Pacers coincidió con una de las épocas doradas de una franquicia a la que llegó traspasado desde los Portland Trail Blazers.

– Rik Smits (1988-2000): desarrolló toda su carrera en el equipo que le eligió en el #2 del Draft de 1988. Formó parte del Equipo Ideal de Rookies en su temporada de novato y elegido para participar en el All-Star Game de 1998.

Los Angeles Clippers

– Chris Paul (2011-2017): fue all-star en todos los años que estuvo en los Clippers a excepción del último, antes de ser traspasado a los Houston Rockets, siendo MVP del partido de las estrellas de 2013. Además, mientras estuvo en L.A., fue líder en asistencias de la NBA en dos de las cuatro veces que lo logró y en cuatro de las seis que fue líder en robos.

– Bob McAdoo (1972-1976): una de las máximas estrellas de los Buffalo Braves, que posteriormente se convertirían en los Clippers, con los que fue MVP en una ocasión y all-star en tres, así como Rookie of the Year en su primer año en la Liga.

– Blake Griffin (2009-2018): su espectacularidad le convirtió en un fan favorite desde su temporada de novato, en la que fue Rookie of the Year. Representó a los Clippers en cinco all-stars y ganó un concurso de mates con la camiseta del equipo de L.A.

Los Angeles Lakers

– Magic Johnson (1979-1991 y 1996): cinco veces campeón de la NBA, tres veces MVP, otras tres MVP de las Finales y dos más MVP del All-Star Game, en el que participó en doce ocasiones. Además, dos veces líder en robos y cuatro veces líder de asistencias de la Liga, así como máximo asistente de la historia de los Lakers.

– Kareem Abdul-Jabbar (1975-1989): ganó cinco de sus seis anillos de campeón con los Lakers, además de uno de sus dos MVPs de las Finales y cuatro de sus seis MVPs de la temporada. A día de hoy sigue siendo el jugador que más puntos ha anotado en la historia de la NBA, así como el que más tiros ha anotado y más partidos ha ganado.

– Kobe Bryant (1996-2016): veinte temporadas vistiendo el uniforme de los Lakers, en las que ganó cinco anillos de campeón, un premio de MVP, dos MVPs de las Finales y 4 MVPs del All-Star Game, para el que fue seleccionado en 18 ocasiones. Por si hiciese falta algún mérito más, fue el primer jugador en la historia en alcanzar los 30.000 puntos y 6.000 asistencias y uno de los únicos cuatro en llegar a los 25.000 puntos, 6.000 rebotes y 6.000 asistencias.

Memphis Grizzlies

– Pau Gasol (2001-2008): los Atlanta Hawks escogieron a Pau Gasol en el puesto #3 del Draft de 2001 y lo traspasaron esa misma noche a los Memphis  Grizzlies. El español ganó allí el premio de Rookie of the Year y marcó una época en la franquicia, llegando incluso a ser all-star en una ocasión y llevando al equipo a los playoffs por primera vez en su historia.

– Marc Gasol (2008-2019): Marc tomó el relevo de su hermano en los Grizzlies, siendo parte de un traspaso con los Lakers, que tenían los derechos del jugador. Fue tres veces all-star y se llevó un galardón de Defensor del Año en 2013. Es el máximo reboteador de la historia del equipo de Memphis.

– Zach Randolph (2009-2017): formó una pareja interior de lujo junto a Marc Gasol, siendo dos veces all-star mientras vestía el uniforme de los Grizzlies, en los que dejó su nombre en la historia de la franquicia al pasar a Pau Gasol como jugador con más canastas anotadas con Memphis.

Miami Heat

– LeBron James (2010-2014): cuatro años en Miami Heat, cuatro Finales, dos anillos, dos MVPs de la temporada, dos MVPs de las Finales. El currículo de LeBron James en Florida habla por sí mismo y coloca a ‘El Rey’ en lo más alto de la franquicia.

– Dwyane Wade (2003-2016 y 2018-2019): el jugador más importante de la historia de los Miami Heat. La cara más conocida de la franquicia, en la que ganó tres títulos de campeón, siendo MVP de las Finales en el primero de los títulos. All-star en todas sus temporadas en Miami excepto en su año rookie. Es el líder histórico del equipo en puntos y robos.

– Alonzo Mourning (1995-2002): campeón en 2006 junto a Dwyane Wade y Shaquille O’Neal. El hombre alto con más peso en la historia de los Miami Heat, a los que representó en el All-Star Game en seis de sus siete presencias. Además fue dos veces Mejor Defensor de la temporada y lídero la NBA en tapones en otras dos ocasiones.

Milwaukee Bucks

– Lew Alcindor/Kareem Abdul-Jabbar (1969-1975): el primero de sus seis anillos de campeón lo logró en los Milwaukee Bucks, en un 1971 en el que también fue MVP de la temporada (lo sería dos veces más) y de las Finales. Ya en su primer año apuntó maneras al ser Rookie of the Year y a lo largo de su carrera en Wisconsin lideró la NBA en anotación dos veces.

– Giannis Antetokounmpo (2013-actualidad): llegó a la NBA desde la segunda división griega y en sólo seis años se convirtió en el MVP de la temporada. Ha participado en cuatro All-Star Games y es la cara de la franquicia en la actualidad. Si los Bucks vuelven a unas Finales será gracias a él.

– Oscar Robertson (1970-1974): terminó su carrera en la NBA vistiendo el uniforme de unos Milwaukee Bucks con los que se proclamó campeón en 1971. Su contribución en el equipo fue básica en dicho anillo y en el viaje hasta las Finales de 1974.

Minnesota Timberwolves

– Kevin Garnett (1995-2007 y 2015-2016): su galardón de MVP en 2004 fue su mayor logro personal como jugador de unos Minnesota Timberwolves que le deben mucho como franquicia. Es el líder histórico del equipo en puntos, rebotes, asistencias, robos y tapones.

– Kevin Love (2008-2014): se convirtió en la cara de la franquicia cuando Kevin Garnett dejó el equipo. Dos de sus cinco presencias en el All-Star Game fueron representando a los Wolves, al igual que cuando fue declarado Jugador de Mayor Progresión (2011), el mismo año que lideró la Liga en rebotes, y se coronó campeón del concurso de triples (2012).

– Al Jefferson (2007-2010): formó pareja interior con los dos jugadores anteriormente mencionados y supo tener peso en el equipo como segunda espada en la pintura. Su mejor temporada como profesional fue vistiendo el uniforme de Minnesota, firmando 23.1 puntos y 11 rebotes en 2008-09.

New Orleans Pelicans (Hornets)

– Chris Paul (2005-2011): elegido en el puesto #4 del Draft de 2005 por los New Orleans Hornets, fue Rookie of the Year. La franquicia vivió sus mejores años con CP3 liderando al equipo y llevándolo a los playoffs en tres ocasiones.

– Anthony Davis (2012-2019): antes de vestir el uniforme de Los Angeles Lakers, ‘La Ceja’ marcó una época en New Orleans. Fue Rookie of the Year, seis veces all-star (una más en LA) y una vez MVP del partido de las estrellas, tres veces integrante del Quinteto Ideal de la temporada, tres veces líder en tapones de la temporada…

– David West (2003-2011): durante su tiempo en los Hornets, fue dos veces all-star y uno de los jugadores más importantes de la era pre-Davis en la franquicia. Formó una dupla estelar con Chris Paul y es uno de los mejores hombres altos de la historia de la franquicia.

New York Knicks

– Patrick Ewing (1985-2000): cuando los Knicks eligieron a Ewing en el #1 del Draft de 1085, empezó una nueva era en la franquicia de la Gran Manzana. Rookie of the Year, once veces all-star, una vez integrante del Quinteto Ideal de la temporada y su número colgando del techo del MSG.

– Willis Reed (1964-1974): toda una carrera en el equipo neoyorquino, con el que fue dos veces campéon de la NBA y MVP de las Finales, además de MVP de la temporada en 1970 (en la que hizo triplete). A eso le sumamos siete presencias en el All-Star Game y un MVP del partido de las estrellas, y poco más se puede añadir.

– Walt Frazier (1966-1977): integrante de los Knicks de los títulos de 1970 y 1973, así como siete veces all-star y una vez MVP del partido de las estrellas. Además fue cuatro veces integrante del Quinteto Ideal de la temporada y siete del Quinteto Defensivo.

Oklahoma City Thunder

– Kevin Durant (2007-2016): elegido en el puesto #2 del Draft de 2007 por los Seattle Supersonics, se mudó con la franquicia a Oklahoma City y se convirtió en el mejor jugador de la historia de los Thunder. Fue Rookie of the Year (2008), MVP en 2014, cuatro veces máximo anotador de la temporada, miembro del club de los 50-40-90… De sus diez presencias en el All-Star Game, siete fueron representando a los Thunder, así como uno de sus dos MVP de este partido.

– Russell Westbrook (2008-2019): aunque muchos le recordarán por forzar su traspaso y terminar con James Harden en Houston, Westbrook dejó una huella muy marcada en OKC. Fue MVP en 2017 y representó al equipo en nueve de sus ocho selecciones para el All-Star Game, del que fue MVP en dos ocasiones. Promedió un triple-doble en sus tres últimas campañas en los Thunder.

– James Harden (2009-2012): dejó los Thunder porque quería más protagonismo, por lo que se marchó a marcar diferencias en los Rockets. Antes fue elegido Mejor Sexto Hombre de la temporada en 2012, temporada en la que OKC llegó a las Finales.

Orlando Magic

– Shaquille O’Neal (1992-1996): el jugador más dominante de la historia de la franquicia. Aunque sus mayores logros personales (títulos, MVPs, etc) llegaron más adelante, en Orlando fue Rookie of the Year y una vez máximo anotador de la temporada (lo logró otra vez más), así como all-star en todas las temporadas que estuvo en Florida.

– Dwight Howard (2004-2012): tres veces consecutivas Mejor Defensor del Año, campeón del concurso de mates y seis veces all-star representando a los Magic (lo fue en dos ocasiones más).

– Penny Hardaway (1993-1999): si no hubiese sido por las lesiones… La pareja perfecta de Shaq en Orlando fue all-star en cuatro ocaiones e integrante del Quinteto Ideal de la temporada en dos.

Philadelphia 76ers

– Moses Malone (1982-1986): En 1983 fue campeón, MVP de las Finales y MVP de la temporada (logró el MVP en dos ocasiones más). Además, representó al equipo en el All-Star Game en todas sus temporadas con los Sixers.

– Julius Erving (1976-1987): su único título de la NBA (ganó dos en la ABA) lo consiguió con los Sixers. Además logró su único galardón de MVP con el mismo equipo, al que representó en el All-Star Game durante toda su estancia en Philly, siendo MVP del mismo dos voces.

– Allen Iverson (1996-2006): marcó una época. Rookie of the Year, siete de sus diez presencias en el All-Star Game fueron con los Sixers (dos veces MVP), con los que también fue máximo anotador de la Liga en cuatro ocasiones y líder en robos en otras tres.

Phoenix Suns

– Steve Nash (1996-1998 y 2004-2012): los Suns le eligieron en el #15 del Draft de 1996 y pasó dos etapas distintas en la franquicia, con una estancia en los Dallas Mavericks entre medias. Fue dos veces consecutivas MVP de la temporada (2005 y 2006).

– Charles Barkley (1992-1996): aterrizó en Arizona tras su paso por los Philadelphia 76ers y en su primera temporada en los Suns logró el galardón de MVP de la regular season y llegó a Phoenix a sus primeras Finales de la NBA desde 1976.

– Kevin Johnson (1988-1998 y 2000): se llevó el premio de Jugador de Mayor Progresión en 1989, en su segunda temporada en la NBA, después de haber pasado un año en los Cleveland Cavaliers, y además fue tres veces all-star a lo largo de su carrera en la Liga.

Portland Trail Blazers

– Clyde Drexler (1983-1995): aunque logró el anillo de campeón cuando fue traspasado a los Houston Rockets, Drexler dejó su huella en los Portland Trail Blazers, a los que llevó a las Finales en 1990 y 1992, cayendo ante los Pistons y los Bulls respectivamente.

– Bill Walton (1974-1979): fue elegido por los Blazers en el puesto #1 del Draft de 1974 y fue campeón con Portland en 1977, llevándose también el premio de MVP de las Finales. Un año más tarde fue nombrado MVP de la regular season. En ambos años fue all-star.

– Damian Lillard (2012-actualidad): Rookie of the Year después de haber sido elegido en el puesto #6 del Draft de 2012. El primer paso de una carrera que está ahora en su momento más álgido. Uno de los mejores tiros de ‘larguísima’ distancia de la historia y un don especial para el clutch… y lo que queda.

Sacramento Kings

– Oscar Robertson (1960-1970): la gran estrella de los Cincinnati Royals que en 1972 se convertirían en los Kansas City Kings y en 1985 los Sacramento Kings. Fue elegido con pick territorial en el Draft de 1960 y acabó convirtiéndose en el MVP de 1964.

– Jerry Lucas (1963-1969): miembro de los Cincinnati Royals, Rookie of the Year en 1964 y MVP de la regular season en 1965. Además fue all-star en todas sus temporadas en la franquicia. Uno de los mejores interiores de la historia de la NBA.

– Jack Twyman (1955-1966): su número está retirado por los Sacramento Kings, entre otras cosas por sus seis presencias en el all-star y sus 31.2 puntos por partido de la temporada 1959-60, en la que sólo otro jugador (Wilt Chamberlain) logró superar los 30 tantos.

San Antonio Spurs

– Tim Duncan (1997-2016): para muchos, el mejor ‘cuatro’ de la historia de la NBA. Fue #1 del draft y desarrolló toda su carrera en los San Antonio Spurs, donde sigue trabajando en el cuerpo técnico en la actualidad. Cinco títulos de campeón, dos premios de MVP y otros tres de MVP de las Finales, además de 15 elecciones para el All-Star Game y un MVP del partido de las estrellas.

– David Robinson (1989-2003): terminó su carrera con dos anillos de campeón, formando una pareja interior que daba miedo junto a Tim Duncan. Fue diez veces all-star y una vez MVP de la regular season, además de un galardón de Defensor del Año y títulos de líder en anotación, rebotes y tapones. Sin olvidar que formó parte del irrepetible Dream Team de Barcelona 92.

– George Gervin (1974-1985): su único premio de MVP a lo largo de su carrera se lo llevó vistiendo el uniforme de los San Antonio Spurs, en 1980. Además representó al conjunto texano en todas sus presencias en el All-Star Game (un total de 9 veces) y ganó sus cuatro títulos de máximo anotador de la temporada con el mismo equipo.

Toronto Raptors

– Vince Carter (1998-2004): Hablar de la historia de los Toronto Raptors es hablar de Vince Carter. Fue la imagen de la franquicia en sus primeros pasos en la NBA y popularizó al equipo en todo el mundo a base de highlights. Cuatro de sus ocho presencias en el All-Star Game fueron representando a los Raptors. Fue Rookie of the Year y ganó uno de los mejores concursos de mates de todos los tiempos.

– Chris Bosh (2003-2010): cinco selecciones para el All-Star Game representando a los Toronto Raptors (11 en total a lo largo de su carrera). Sus logros personales en la franquicia hablan por sí mismos, destacando que fue el primer jugador de los Raptors en alcanzar los 10.000 puntos. Líder histórico de Toronto en rebotes, tapones, tiros libres anotados e intentados y dobles-dobles.

– Kyle Lowry (2012-actualidad): tras pasar por los Grizzlies y los Rockets, fue protagonista de peso en el único título de los Toronto Raptors, a los que ha representado en seis All-Star Games. Es el líder histórico de asistencias de la franquicia y el jugador con más triples-dobles (9) desde el nacimiento de los Raptors.

Utah Jazz

– Karl Malone (1985-2003): dos títulos de MVP de la regular season, 14 veces all-star y dos MVPs del partido de las estrellas. Nada mal para alguien que es la cara más visible de la historia de la franquicia junto a su inseparable John Stockton.

– John Stockton (1984-2003): toda una carrera en los Utah Jazz. Diez veces all-star y un galardón de MVP del partido de las estrellas. Fue nueve veces máximo asistente de la temporada en la NBA y dos veces líder en robos, algo que nos lleva a hablar del jugador que ha repartido más asistencias (15.806) y robos (3.265) en toda la historia de la Liga.

– Pistol Pete Maravich (1974-1980): Jugó en los Jazz durante su estancia en New Orleans y en Utah. Máximo anotador de la NBA en 1977 y cinco veces all-star (tres de ellas con los Jazz). Su número está retirado en Utah y New Orleans.

Washington Wizards

– Wes Unseld (1968-1981): MVP y Rookie of the Year en la misma temporada (1969). Una carrera dedicada a los Bullets en tres etapas (Baltimore, Capital y Washington), proclamándose campeón en 1978 (MVP de las Finales). Tras retirarse, entrenó al equipo.

– Elvin Hayes (1972-1981): campeón en 1978 y all-star en todas las temporadas que estuvo en los Capital/Washington Bullets (12 veces en toda su carrera). En 1974 promedió 18.1 rebotes por partido, la tercera mejor marca de la historia de la NBA desde que se retirase Wilt Chamberlain en 1973.

– Gus Johnson (1963-1972): miembro de los Baltimore Bullets en las cinco veces en las que fue seleccionado para el All-Star Game a lo largo de su carrera. Sólo bajo de los 16.5 puntos y 11.5 rebotes por partido a lo largo de la temporada en la campaña 1071-72, donde estuvo lastrado por las lesiones.  Promedió doble-doble cada curso excepto el último en los Bullets.