GIGANTES VINTAGEEstás viendo//Los cinco minutos de The Last Shot, contados por Montes y Daimiel. Antoni recuerda cómo lo vivió...
Los cinco minutos de The Last Shot, contados por Montes y Daimiel. Antoni recuerda cómo lo vivió…

Los cinco minutos de The Last Shot, contados por Montes y Daimiel. Antoni recuerda cómo lo vivió…

Así vivimos The Last Shot de Michael Jordan en España, con la inolvidable e inigualable narración de Andrés Montes y Antoni Daimiel

Los últimos cinco minutos de The Last Shot no se vivieron igual en España que en el resto del Mundo. La narración de Andrés Montes y los comentarios de Antoni Daimiel dieron un toque especial al momento más legendario de la carrera de Michael Jordan.

«Bienvenidos al vuelo número 23. Aerolíneas Jordan. Balón para Michael Jordan. Joooooooooooordan. ¡Jordan! ¡Jordan! ¡Joooordan! ¡Canasta, canasta, canasta, canasta! ¡Canasta de Michael! ¡Me llamo Michael. Michael Jordan. Como James. James Bond!». Estas palabras de Andrés Montes aún resuenan en cualquiera que haya visto la secuencia. Se pueden escuchar con los ojos cerrados y dibujar mentalmente la jugada en cuestión. Pura magia. «Este Jordan me suena», apuntillaba Antoni Daimiel. Y después, el silencio. La calma tras la tormenta mientras ellos dos también se deleitaban con la repetición a cámara lenta de la heroicidad de Michael Jordan. La canasta con falta (no pitada), el robo a Karl Malone y The Last Shot.

El propio Antoni hacía memoria en nuestro número especial de Michael Jordan, correspondiente al mes de mayo y que todavía puedes conseguir en formato digital, recordando cómo fue aquella narración.

«Recuerdo perfectamente la sensación que teníamos. La posición en el Delta Center no era demasiado mala, luego ha ido empeorando en Finales. Había dos tribunas, bien situadas. Estábamos en la última fila de la segunda tribuna. Durante todo ese año habíamos rumiado que era ‘The Last Dance’. Había estado presente en la cabeza de todos nosotros. Yo ahora me imagino el guionista o encargado de estar grabando ese documental lo que sentiría con esa canasta de Jordan. Se juntaba eso con que el ambiente era bastante hostil para ser Estados Unidos y ser NBA. Era muy hostil hacia los Bulls, había mucha tensión. Veníamos del año anterior, también con partidos dramáticos como el flu game. Era fácil transmitir emoción porque la estábamos sintiendo».

«En ese último minuto tuve la sensación como si alguien con un mando a distancia hubiera dado al pause a los otros nueve jugadores y que Jordan seguía en play. Ahí no había ni frases pensadas ni nada. A mí me vino a la cabeza la frase de Larry Bird y Dios disfrazado de jugador de baloncesto y fue lo que me salió. Ni yo estaba en condiciones ni me gustaba preparar frases. Era tan emocionante que cualquier cosa que me hubiera preparado se hubiera notado. Y Montes no era capaz de preparar nada. También ha sonado mucho lo de ‘este Jordan me suena’. Y creo recordar que era un guiño al año anterior. Utah Jazz era un modelo de equipo diseñado para no fallar. Era sólido, no dejaba escapar una ventaja ni partidos como local, tenía el apoyo del público… Eso le daba más mérito a lo que hizo Chicago dos años seguidos en esa pista y contra ese equipo, que era un muro de hormigón».

Michael Jordan - The Last Shot

https://www.gigantes.com/tienda/suscripciones/suscripcion-jordan-38/

Oferta especial de suscripción

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)