El poder de Michael Jordan: traspasó a un jugador que le hizo ‘trash talk’

El poder de Michael Jordan: traspasó a un jugador que le hizo ‘trash talk’

Michael Jordan era presidente de los Wizards, pero a veces entrenaba con la plantilla. Un jugador se pasó de la raya y acabó en Orlando

Rip Hamilton fue el invitado del episodio 41 del podcast All The Smoke, conducido por Stephen Jackson y Matt Barnes. El que fuera campeón de la NBA con los Detroit Pistons de 2004 recordó su paso por los Washington Wizards, en los que coincidió con Michael Jordan tras la segunda vuelta a las canchas de ‘su majestad del aire’, y recordó el día en el que una intercambio de trash talk entre MJ y otro jugador del conjunto capitalino acabó con el segundo traspasado a otro equipo.

Laron Profit estaba en su segundo año de carrera en la NBA cuando comenzó a provocar a Michael Jordan en un partido de entrenamiento de los Washington Wizards. Era la temporada 2000-01 y por aquel entonces MJ todavía no había anunciado si regreso a las canchas y hacía las veces de presidente de operaciones de la franquicia. Sin embargo Jordan acostumbraba a jugar partidillos con los integrantes de la plantilla de los Wizards y no le gustó que aquel joven utilizase el trash talk con él, así que le envió a los Orlando Magic para quitárselo de delante de su vista.

«Solíamos hacer trash talk a MJ todo el tiempo, pero sólo había determinadas cosas que podías decir. Y en ocasiones Profit añadía algunas cosas extra que yo nunca diría», explica Rip Hamilton. «Recuerdo una vez que estábamos jugando en un entrenamiento y Prof anotó delante de MJ. Cuando bajaba dijo, ‘yeah, no puedes defenderme con esas rodilla de viejo’. Me quedé como… Tiempo muerto. No se le dice eso al GOAT [Greatest Of All Time]. MJ era el presidente del equipo en aquel momento y se enfadó tanto que cuando me estaba marchando me dijo, ‘tu amigo está fuera de aquí'», continúa, antes de acabar con un elocuente «debías tener cuidado».

Michael Jordan jugó en los Washington Wizards entre 2001 y 2003, antes de retirarse definitivamente del baloncesto en activo. En esas dos temporadas jugó un total de 142 partidos (incluidos los 82 de la segunda campaña), promediando 21.2 puntos, 4.4 rebotes y 1.5 asistencias. «Cuando Michael regresó [y fichó por los Wizards] fue como una bendición. Para mí, como jugador… puede aprender muchísimo. Llevó mi juego a otro nivel, especialmente por el hecho de jugar junto a él», admite Rip Hamilton.

El último partido de Michael Jordan con la camiseta de Washington tuvo lugar en Philadelphia, el 16 de abril de 2003. MJ se sentó en el banquillo cuando quedaban algo más de 4 minutos para el final del choque, pero el público comenzó a pedir que volviese a la cancha cuando se dio cuenta de que podría haber sido la última vez que Jordan pisase un parqué. A falta de 2:35 regresó al terreno de juego y fue objeto de falta. Lanzó los tiros libres y regresó al banquillo en medio de una ovación de más de tres minutos por parte de los fans, los jugadores, los entrenadores y los árbitros. Era el adiós definitivo de una leyenda del baloncesto.

La otra parte de toda esta historia, Laron Profit desapareció temporalmente de la NBA. Al salir de los Wizards se marchó a la Serie B italiana y posteriormente a China, para regresar a Washington cuando Michael Jordan ya se había retirado, en 2004. Posteriormente fue traspasado a Los Angeles Lakers y en 2006 volvió a dejar la Liga para jugar de nuevo en el baloncesto FIBA (Turquía, Puerto Rico y Argentina).