EUROLIGAEstás viendo//El CSKA remonta al Real Madrid con 'El Chacho' y De Colo como pareja letal
El CSKA remonta al Real Madrid con ‘El Chacho’ y De Colo como pareja letal

El CSKA remonta al Real Madrid con ‘El Chacho’ y De Colo como pareja letal

Así se decidió la semifinal de la Euroliga entre el CSKA y el Madrid. Te lo contamos desde Vitoria.

Mazazo mayúsculo. El CSKA ganó al Real Madrid (95-90) la semifinal de la Final Four después de ir a rebufo prácticamente siempre. Un triple de De Colo a 1:21 del final situó a los rusos por delante por tercera vez en todo el partido (87-85) y ya en esa recta final templaron mejor los nervios que su rival. Sergio Rodríguez fue el líder y revulsivo de los suyos para dar la vuelta a una situación muy adversa. Pero, en un asombroso guiño del baloncesto, no participó en la remontada rusa del último cuarto (parcial 30-17) tras cometer su cuarta personal a falta de 8:46 del final cuando perdían por nueve. Él y De Colo sumaron 23 tantos cada uno y frustraron las esperanzas blancas de revalidar corona. Partidazo con un desenlace cruel.

El Real Madrid mantuvo su alto nivel de juego habitual con varias piezas brillando y un bloque comprometido y bien engrasado. Fabien Causeur se erigió en gran protagonista, recordando su actuación en la final de hace un año en Belgrado. Buena lectura de juego, buena selección de tiro… pero todo se fue al traste en un final inesperado.

Balón al aire con la defensa de Jeff Taylor sobre De Colo como principal punto de atención (el francés tardó seis minutos en estrenar su casillero). Y en el arranque, Tavares dominó en ambas canastas: el caboverdiano anotó las dos primeras canastas tras pases bombeados, se infló a rebotear y taponar (15 de valoración en el primer cuarto). La única pega para los blancos era la rápida acumulación colectiva de personales (4 en otros tantos minutos).

El impulso inicial de los de Laso obligó a su colega Itoudis a pedir tiempo muerto (7-13, minuto 5) para dar entrada a Sergio Rodríguez y Hines. Y el base tinerfeño sacó a los rusos de su ‘empanada’ (11-22 con una suspensión de Llull, minuto 8) y cambió la dinámica con su magia y acierto (18-22 al término del primer cuarto).

El show del Chacho continuo en el segundo periodo: triple para poner a los suyos por delante por primera vez (29-28). Carroll y Causeur trataban de minimizar el rendimiento de Rodríguez, pero el CSKA ya había regresado al partido. Catorce puntos en apenas once minutos en pista del barbudo base fueron vitales para la resurrección de los de Itoudis (36-36). Al descanso, con triplazo sobre la bocina de Clyburn, todo abierto (43-45).

En la reanudación, Laso repitió quinteto titular mientras que Itoudis prefería dejar en el banco a De Colo y Hackett y dar entrada a Rodríguez y Higgins. Y de nuevo, el Madrid volvió a cometer cuatro faltas en apenas tres minutos. Pese a esa carga de personales, los blancos dominaban con un juego fluido: lograron una máxima de 14 arriba (51-65). Causeur, además de afanarse en su labor defensivo sobre Sergio o De Colo, era también un puñal en ataque: con poco más de siete minutos en cancha, se convertía momentáneamente en el máximo anotador con 16 tantos (56-68). Itoudis, a la desesperada, juntaba en el parquet a Sergio, Hackett y De Colo y proponía defensas zonales con muchos cambios. La iniciativa era blanca… pero otra vez el Chacho salió al rescate (65-73, minuto 30).

Y en el último periodo, el Madrid fue presa de los nervios viendo como su rival iba recortando diferencias. La cuarta personal de Rodríguez parecía un contratiempo insalvable. Pero fue entonces cuando el resto del equipo ruso se afanó en lograr la machada. Mediado este último cuarto, un bocinazo inesperado cuando De Colo se disponía a lanzar un tiro libre que falló provocó su repetición (75-78)… y una técnica a Laso por lanzar una toalla a su banquillo (76-78). Máxima tensión, pero el CSKA venía desde atrás lanzado.

El entrenador madridista colocó a dos ‘cuatros’ (Anthony Randolph y Trey Thompkins) a falta de 3:25 con empate a 80. Y esos formatos más pequeños, el campeón ruso tiene más rodaje. Con un fallo de Randolph en un tiro corto y su consiguiente palmeo (87-85) puso a los blancos contra las cuerdas. A quince segundos del final, el único triple de Llull del partido (1/10) fue la última esperanza (91-90), pero Sergio Rodríguez salió a la pista para rematar la faena con dos tiros libres (93-90). Llull erró el triple para prórroga y el CSKA celebró la victoria. Adiós al back-to-back blanco 51 años después.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)